Publicidad

Puigdemont y Colau piden perdón a las víctimas que se sientan 'olvidadas'

Política

30 aniversario de Hipercor

Las instituciones rinden homenaje a las víctimas de Hipercor

agencias | redacción

19/06/2017

El presidente de la ACVOT, José Vargas, ha denunciado que las víctimas se han sentido durante mucho tiempo "olvidadas".

1:25
  • Compartir
  • Enviar

Comentarios

Gobierno español, Generalitat, Gobierno vasco y Ayuntamiento de Barcelona han rendido hoy homenaje a las víctimas del atentado de Hipercor, en una jornada repleta de actos de recuerdo.

Una potente explosión de un coche-bomba aparcado en el centro comercial Hipercor de Barcelona, hoy hace 30 años, causó la peor masacre perpetrada por ETA, que asesinó a 21 personas -cuatro niños- y causó heridas a otras 45.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido hoy disculpas a las víctimas del atentado de Hipercor por si el Ayuntamiento no ha estado siempre a su lado, un "mea culpa" al que se ha añadido el presidente catalán, Carles Puigdemont, que ha reconocido que no siempre han sabido empatizar con ellas. El lehendakari Iñigo Urkullu también ha participado en el acto de homenaje.

El presidente de la ACVOT, José Vargas, ha denunciado en su discurso inicial que las víctimas se han sentido durante mucho tiempo "olvidadas" y ha lamentado que los que en su día "avalaron a los violentos" hoy están en las instituciones democráticas.

Tras la intervención de Vargas, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha dirigido a las 300 personas que habían acudido al acto para expresarles "humildemente" sus disculpas "por si el Ayuntamiento no siempre ha estado a la altura en el acompañamiento de las víctimas del peor atentado terrorista sufrido en Barcelona".

Colau ha mostrado su "profundo respeto" por la memoria de las víctimas y ha expresado el compromiso del consistorio que dirige desde hace dos años de "no olvidar nunca" y "reparar" a las víctimas si se han sentido abandonadas.

Tras la intervención de Colau, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha sumado a la autocrítica expresada por la alcaldesa de Barcelona y ha entonado un "mea culpa" porque "algunas veces, demasiadas", las instituciones no han estado "a la altura" y no han sabido "responder" a las necesidades de las víctimas, sin "empatizar" con ellas.

Por este motivo, ha reconocido que las instituciones les deben a las víctimas un "abrazo perenne, que no caduca".

Puigdemont ha indicado en su discurso, en el que al principio ha sido abucheado por parte de los asistentes, que pese a que la violencia de ETA ya ha sido superada, la amenaza del terrorismo sigue vigente, por lo que ha asegurado que es necesario que haya responsables políticos "a la altura" para garantizar la seguridad.

En este sentido, ha exclamado, ante el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, que la "cooperación" y la "unión de esfuerzos" por parte de los cuerpos de seguridad es "imprescindible".

Minutos antes, Zoido había afirmado que la Policía Nacional, la Guardia Civil, los Mossos d'Esquadra y la Ertzaintza se coordinan "de verdad" y tienen una gran "dedicación", como se demuestra a su juicio en las reuniones semanales de la Mesa de Evaluación de la amenaza terrorista.

Comentarios

Publicidad
Publicidad

A LA CARTA Vuelve a ver los informativos de ETB A LA CARTA
Reportajes Entrevistas sobre temas de actualidad. Reportajes
Publicidad
Publicidad

Lo más visitado

    Cargando lo más visto
        Cargando lo más visto