Publicidad
Cerrar

20/09/2020

19:46

Zinemaldia

New directors

'Ane', de David Pérez Sañudo, marca la sorpresa en New Directors

Agencia | Redacción

La crítica destaca la labor interpretativa de la gasteiztarra Patricia López Arnáiz en el primer largometraje del bilbaíno Pérez Sañudo, sobre una madre y su hija durante la construcción del TAV.

  • Fotograma de 'Ane'.

    Fotograma de 'Ane'.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Un gran personaje protagonista y una soberbia interpretación de Patricia López Arnáiz hacen de Ane, ópera prima de David Pérez Sañudo, una de las sorpresas del Festival de Cine de San Sebastián. Una pequeña historia que transcurre en el País Vasco para hablar de cosas importantes que puede suceder en cualquier otro sitio.

El director bilbaíno hace doblete en esta edición, con Ane en New Directors, y con Alardea, miniserie de ficción que se estrenará en la Gala EiTB el miércoles, en el Victoria Eugenia, y que podremos ver en las pantallas de EiTB.

El realizador sitúa su primer largometraje en 2009, en un pueblo en el que hay una oposición mayoritaria a la construcción del tren de alta velocidad, en cuyas obras trabaja Lide (López Arnaiz), una mujer desinhibida, irreverente y un poco macarra que vive con su hija Ane, quien desaparece después de una fuerte discusión con su madre.

La búsqueda de su hija junto a su exmarido abre una veta por la que la vida de Lide no había discurrido hasta ese momento. No solo va a descubrir cosas de su hija que ignora, sino que tendrán que enfrentarse a una Lide hasta ahora desconocida.

"Cuando abordas una primera película, hay un ejercicio de autolimitación, de no enfrentarte a cosas descabelladas. Buscando algo más próximo, más íntimo, acaba siendo más verosímil y auténtico", explica Pérez Sañudo a EFE.

Además de dirigir y producir con un grupo de amigos la película, bajo la marca Amania Films, el director bilbaíno ha escrito junto a Marina Parés Pulido el guion.

Ambos guionistas se sienten "cómodos" con un tipo de personaje como el de Lide, "que no tiene decoro y tampoco filtros". A la actriz protagonista ya le pareció desde la primera lectura del guion una mujer "algo peculiar, original, distinta".

Le atrajo interpretar a una mujer "libre, muy independiente emocionalmente, a la que se la suda la mirada del otro". "Pero es muy compleja, y el viaje que inicia en busca de su hija le va a servir para verse también a sí misma", dice la actriz.

"Patricia tiene un gran talento y naturalidad, pero además es muy trabajadora y muy concienzuda. Estoy encantado con el trío familiar, me hacen mejor a mí", asegura el realizador.

Historia local y universal

Las protestas contra el tren de alta velocidad también se ven reflejadas en la película. Pérez Sañudo, que vive en un barrio al que una línea férrea divide en dos y obliga a dar "una vuelta descomunal para cruzarlo", dice que son hechos que cuenta porque "ejercen de fuerza simbólica".

"Es curioso que una obra civil, que sirve para comunicar, lo hace de forma simultánea para separar dos márgenes. La idea del progreso nunca la cuestionamos", añade el cineasta, que cita la carretera M-30 de Madrid como "el muro de contención que separa los barrios de Vallecas y Salamanca".

Añade que el punto de vista de la desobediencia civil da además "más peso, más relevancia o más peligrosidad a lo que hace Ane", que podría estar haciendo lo mismo en cualquier otro lugar.

"Se hace una crítica a esa idea de progreso. ¿Por qué se tiene que hacer así y no de otra manera?", se pregunta.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;