Publicidad
Cerrar

08/03/2017

10:58

cultura

'Girls can do it!'

Fotografías, para reflexionar sobre los estereotipos machistas

eitb.eus

Las fotógrafas Eider Bernaola y Leire Bikuña presentan un proyecto colaborativo para reflexionar acerca de los estereotipos sobre las mujeres.

  • "Girls can do it" es un proyecto de Eider Bernaola y Leire Bikuña

    "Girls can do it" es un proyecto de Eider Bernaola y Leire Bikuña

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Las fotógrafas profesionales Eider Bernaola (Vitoria, 1992) y Leire Bikuña (Pamplona, 1993) lanzan hoy, 8 de marzo, el nuevo proyecto colaborativo "Girls can do it", en el que han participado 50 voluntarias, con el que pretenden poner de manifiesto "la forma en que la representación de las mujeres en la fotografía ha contribuido a reforzar las desigualdades que a día de hoy siguen existiendo entre mujeres y hombres en la sociedad", según explica Eider Bernaola.

Ambas fotógrafas están unidas por la temática de sus trabajos: utilizan la fotografía como forma de expresar su opinión, investigar, reflexionar y profundizar acerca de los estereotipos existentes alrededor de la imagen y cómo se ha representado a las mujeres a lo largo de la historia..

En este nuevo proyecto han participado más de medio centenar de mujeres, y se puede ver en una página web estrenada a tal efecto.

Origen militar

El proyecto está centrado en la icónica ilustración "We can do it!", que, según explica Leire Bikuña, "no es precisamente una imagen cuya historia pueda considerarse feminista".

we can doi it

Según Bernaola, el cartel, creado por J.Howard Miller en 1943 para una empresa manufacturera del sector de la electricidad, "buscaba animar y motivar a los trabajadores. Forma parte de una campaña militar propagandística por parte del Gobierno, y de las propias empresas de armas para reemplazar a los hombres que estaban en el frente; es decir, necesitaban mano de obra".

Sin embargo, el papel femenino en el mercado laboral tenía una fecha límite: el fin de la guerra. En cuanto los combatientes volvieron de la batalla, ellas regresaron a su puesto de amas de casa, por muy eficientes que hubiesen sido en sus puestos de trabajo. Todas perdieron sus derechos, y, aunque muchas de ellas hubiesen querido seguir trabajando, se las "invitó" a volver a sus hogares y a retomar sus roles.

No es hasta la década de 1980 cuando el cartel es redescubierto y empieza a utilizarse por movimientos feministas como icono para la lucha por los derechos de las trabajadoras.

Hoy en día, la imagen se relaciona con el empoderamiento de la mujer.

"Generar inquietud"

Eider Bernaola y Leire Bikuña, ante ello, pretenden reinterpretar el cartel y recordar que la fuerza no es un atributo exclusivo de un género, es una cualidad de las personas: "Es hora de desmontar roles, de dejar de asociar posturas, emociones, acciones a un rol u otro, negándonos la posibilidad en ambos casos de ser personas más equilibradas. Nos gustaría que lo femenino dejara de estar asociado a la debilidad", añaden.

"Buscamos la reflexión tanto de mujeres como de hombres, la autocrítica y generar esa pequeña inquietud, ya que es el primer paso para actuar y cambiar".

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;