Publicidad
Cerrar

04/05/2021

11:45

Literatura

20º aniversario

"No nos interesa aumentar nuestra producción sino seguir trabajando con mimo"

Natxo Velez | EITB Media

La editorial bilbaína Astiberri celebra veinte años con su fórmula intacta: “publicar buenos tebeos, tratar lo mejor posible a los autores y hacérselos llegar al mayor número de lectores posibles”.

  • Javier Zalbidegoitia, Fernando Tarancón, Héloïse Guerrier y Laureano Domínguez.

    Javier Zalbidegoitia, Fernando Tarancón, Héloïse Guerrier y Laureano Domínguez (Astiberri)

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

En 2001 varios aficionados al cómic lanzaron desde Bilbao Grendel Blanco, Negro y Rojo, de Matt Wagner; Mis circunstancias, de Lewis Trondheim; El camino de América, de Baru; y el libro ilustrado Mitologika. El mundo de las brujas, de Raquel Alzate, Aritza Bergara y Ricardo del Río.

Veinte años más tarde, Astiberri es una editorial absolutamente referencial en el mercado del cómic con más de 750 referencias de 300 autores y autoras publicadas, seis Premios Nacionales del Cómic y 204 cesiones de derechos internacionales a más de veinte países.

Hemos hablado con sus responsables para saber más de esta editorial que aúna, a sus veinte años, éxito, prestigio y el cariño de escritores como Paco Roca o Dani Fano, que han querido felicitarles a través de nosotros.

Zorionak por el vigésimo aniversario. ¿Qué se siente al mirar atrás y recordar la fundación de la editorial?

Fernando Tarancón: Vértigo y vergüenza por los errores cometidos al comenzar.

¿Cómo han evolucionado los objetivos de entonces con el tiempo?

Fernando Tarancón: Los objetivos no han variado en lo básico, publicar buenos tebeos, tratar lo mejor posible a los autores y hacérselos llegar al mayor número de lectores posibles. Simplemente ha variado nuestro conocimiento y capacidad de realizar esos objetivos.

¿Cómo era y adónde llegaba Astiberri en 2001 o 2002 y dónde está y cómo funciona hoy en día?

Fernando Tarancón: En sus primeros años la editorial era un proyecto ilusionante que se movía por el sistema de prueba y error y una gran voluntad de trabajar y aprender, llegaba a donde podía pero quería llegar a más lectores.

Ahora nos seguimos equivocando (aunque creemos que menos) y llegamos a más lectores y librerías, pero seguimos queriendo llegar a más lectores y librerías.

DANI FANO

-¿Qué relación has tenido con la editorial Astiberri?

Como habitante del mundo del cómic, tengo una relación muy larga con Astiberri. Como soy el coordinador de la revista-cómic Xabiroi, hemos seguido la evolución de nuestros respectivos proyectos.

Ayuda mutua para aquello que se necesite, impulsarnos mutuamente para lo que sea necesario. Como autor, publiqué con ellos en 2018 Migel Marmolen hamaika eta bat jaiotzak.

Entienden de una manera muy cooperativa la relación editorial-autor, desde el contrato de edición hasta cualquier otra actividad. Me he encontrado verdaderamente cómodo junto a ellos durante todo el proceso del libro.

-¿Qué les deseas en su vigésimo cumpleaños?

Antes de nada, en la época en la que estamos, salud. Más allá de eso, poco más hay que desearles. Hace tiempo que están en el camino del éxito. Son grandes trabajadores, y han entendido muy bien cuál es la labor del editor. 

Así que seré egoísta, y en este 20º cumpleaños pediré un regalo para mí. En los últimos años han traducido al euskera numerosos trabajos y han formado un bonito catálogo en euskera. Pero todos son traducciones. Ahora, falta dar el próximo paso: crear en euskera. Versiones originales en euskera. ¡Ahí queda el reto, queridos amigos de Astiberri! ¡Viva Astiberri!

¿Cómo habéis logrado convertiros en un sello de referencia entre gigantes del sector?

Fernando Tarancón: No hemos pretendido ser referencia, sólo hemos tratado de hacer lo mejor posible nuestro trabajo, respetando mucho el trabajo de los autores y el apoyo de lectores, librerías, periodistas... 

¿Podríais destacar cuatro o cinco títulos que hayan supuesto hitos en la carrera de Astiberri o que sirvan para que el lector “no necesariamente habituado a la historieta” pueda hacerse una idea del “estilo Astiberri” o sobre cuáles son los territorios que trabajáis?

Laureano Domínguez: Aunque la intención es que todos los títulos que publicamos cumplan esa función, es cierto que hay títulos que consiguen llegar mejor a los lectores. Estos podrían ser algunos de los más evidentes.

Píldoras azules. Muchos lectores nos han dicho que es el típico libro que regalan a los lectores no habituales de cómic.

Arrugas. Es el típico libro del que los nuevos lectores dicen que no esperaban que el cómic pudiera contar cosas así.

Pyongyang. Aunque lo publicamos en 2005 es un libro que sigue estando presente en las mesas de novedades.

El día 3. Es uno de los títulos que mejor puede representar la utilidad social que puede tener el cómic.

"El día 3", (Miguel Á. Giner Bou, Cristina Durán, Laura Ballester)

Pero inevitablemente se quedarían en el cajón otros muchos títulos no menos importantes en ese sentido como Berlín, Las meninas, La balada del norte, Beowulf, El difícil mañana

¿Compartís la percepción que existe desde fuera de que ha cambiado la aceptación de los cómics? ¿A qué crees que se ha debido ese cambio?

Fernando Tarancón: Creemos que la percepción ha cambiado, probablemente más que las ventas.

Se debe a una conjunción de factores: la apuesta por el cómic de librerías generalistas, la modernización de las librerías especializadas, la llegada de una nueva generación de periodistas culturales que entienden el cómic como una propuesta cultural más, las sinergias con el audiovisual, la profusión de festivales, el premio nacional, el mantenimiento de unos lectores muy fieles y la incorporación de muchos otros, el aumento de lectoras y autoras... Y de manera fundamental el talento y la calidad de los autores y autoras que han surgido durante estos años.

En vuestra oferta en euskera, hay cómics infantiles (“Uxio”, “Patti eta inurriak”…), relacionados con la realidad vasca (“Zubigileak”, “Baleak ikusi ditut”, “Mitologika”…) y novelas gráficas (“Emakume guztiok”, “Migel Marmolen hamaika eta bat jaiotzak”, “Pilula urdinak”, “Etxea”…). ¿Qué criterios seguís para decir editar o no una obra en euskera?

Fernando Tarancón: En principio, es un poco lo que comentas. Vamos a intentar editar en euskera todo o casi todo nuestro catálogo infantil, y también los cómics que más se acerquen a nuestra realidad o que estén realizados por autores euskaldunes.

Además, queremos ir también incorporando poco a poco y en la medida de lo posible otros títulos que consideremos de referencia dentro de la novela gráfica.

¿Cómo veis desde Astiberri el panorama del cómic en Euskal Herria?

Fernando Tarancón: Como mínimo, interesante, con la aportación de Xabiroi, Txalaparta, Harriet, Tmeo...

Y, sobre todo, hay una cantera de autores y autoras con un rango estilístico muy variado pero de capacidad más que contrastada.

¿Qué futuro veis para Astiberri cuando miráis adelante?

Héloïse Guerrier: Nos resulta complicado predecir el futuro, son demasiados los factores y contingencias a tener en cuenta.

Lo más que podemos asegurar es que seguiremos trabajando para ofrecer los mejores tebeos que podamos editar y que no nos interesa aumentar nuestra producción sino seguir trabajando con mimo.

PACO ROCA

-¿Cuál ha sido tu relación personal con la editorial Astiberri?

Ha sido siempre muy estrecha. Para mí eso es muy importante. Si lo pienso, la mayor parte de mi tiempo de trabajo la dedico a los cómics y en contacto directo con la editorial: consultando dudas creativas, liquidaciones, ediciones extranjeras, presentaciones... Necesito que esa relación sea de amistad, me hace la vida más feliz. Con el tiempo, todos sus editores se han convertido en grandes amigos.

-¿Qué deseo le harías llegar a Astiberri en su vigésimo aniversario?

Que por mucho que crezcan como editorial nunca pierdan ese espíritu de que forman junto a sus autores, una gran familia.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;