Publicidad
Cerrar

23/07/2021

14:01

Ciclismo

Tokio 2020

El mítico Monte Fuji, el techo de Japón, pone a prueba a los hermanos Izagirre y a Omar Fraile

Agencias | EiTB Media

Ion Izagirre prevé una carrera muy dura. "No hará falta mucha estrategia, será carrera de eliminación y lo importante es estar ahí delante e hidratarse bien para estar completos al final", ha dicho sobre la prueba.

  • El santurtziarra Omar Fraile en el pasado Tour de Francia. Imagen de archivo: EiTB Media

    El santurtziarra Omar Fraile en el pasado Tour de Francia. Imagen de archivo: EiTB Media

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El Monte Fuji, uno de los lugares sagrados e icónicos de Japón, medirá la voracidad del reciente doble ganador del Tour de Francia, el esloveno Tadej Pogacar, con la Bélgica de Van Aert y Evenepoel y la Colombia de Urán y Quintana al acecho, y la última oportunidad del murciano Alejandro Valverde en sus quintos Juegos Olímpicos, que gozará de la ayuda de Ion y Gorka Izagirre y Omar Fraile.

Ion Izagirre prevé una carrera muy dura. "No hará falta mucha estrategia, será carrera de eliminación y lo importante es estar ahí delante e hidratarse bien para estar completos al final", ha dicho sobre la prueba.

Más allá de subir al mítico Monte Fuji, el techo de Japón, el puerto más exigente será el del Mikuni Pass. "Lo hemos visto, algo recuerda al Mortirolo, más corto, pero durísimo y con carretera rugosa en muchos tramos", ha comentado el ciclista de Ormaiztegi (Gipuzkoa).

Ion Izagirre sobre el Mikuni Pass: "Lo hemos visto, algo recuerda al Mortirolo"

"Habrá que estar delante y lo más importante será no perder la cara a la carrera, habrá selecciones combativas y nosotros tendremos que estar ahí. Y el Bala en un grupo reducido puede ganar por ese esprint que tiene", ha señalado sobre el plan de carrera.

En cuanto a la aclimatación, la ve bien. "Hemos tenido unos días de aclimatación, nos hemos sentido ya mejor todos. Cada cuerpo es un mundo, pero estamos todos con ganas e ilusión, y los que venimos del Tour venimos con un pico de forma muy bueno y creo que el sábado será una buena carrera", ha augurado.

Por su parte, el jefe de filas, Alejandro Valverde, también ha asegurado que la prueba será "muy dura" y, más que una carrera de estrategia, prevé que será de "eliminación".

Trazado exigente, calor y humedad

Los 234 kilómetros del circuito de ruta masculino transcurrirán desde el Parque Musashinonomori de Tokio hasta las estribaciones del Monte Fuji para acabar en el circuito internacional de automovilismo situado en la falda de la montaña, territorio habitual de la Súper Fórmula japonesa y del Campeonato del Mundo de Resistencia.

Para llegar a la meta final del circuito, los ciclistas tendrán antes que afrontar cinco ascensiones después de unos 60 kilómetros prácticamente llanos. Las dos primeras, Doshi y el paso de Kagosaka, no tienen una particular dificultad hasta que suban al Fuji Sanroku, una ascensión de 14,3 kilómetros al 6 % de pendiente media, situada a unos 90 kilómetros de la meta.

Tras una prolongada bajada, en los últimos 30 kilómetros se concentrará toda la acción con la subida al paso de Mikuni, una ascensión de unos 10 kilómetros con una parte media con rampas de entre el 10 y el 15 %, propicia para escaladores que quieran intentarlo desde lejos. Tras una pequeña ascensión al paso de Kagosaka, un descenso de unos 15 kilómetros dejará a los ciclistas en el circuito de velocidad de Fuji, que tiene un pequeño repecho.

Todo ello presidido por un ambiente asfixiante, marcado por la alta humedad y la temperatura, lo que hará de la hidratación un elemento capital para ganar una carrera en la que los corredores no contarán con instrucciones de los seleccionadores, ya que no se utilizarán pinganillos. También podría aparecer la lluvia.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;