Cerrar

15/11/2021

09:35

Felipe Etxebarria

Análisis

El acuerdo de Glasgow (COP26) ha suscitado duras críticas

FELIPE ETXEBARRIA | EITB Media

Los 200 países de la COP26 han acordado acelerar la lucha contra el calentamiento de la tierra, pero sin garantizar el objetivo de limitar esa subida a 1,5 ºC, ni responder a las demandas de los países mas pobres.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Noticias (1)

Los 200 países de la COP26 han adoptado un acuerdo para acelerar los trabajos de lucha contra el calentamiento de la tierra, pero sin garantizar el objetivo de limitar esa subida a 1,5 ºC, ni responder a las demandas de los países mas pobres. El presidente de la conferencia Alok Sharma se había mostrado "profundamente decepcionado" por la redacción de la declaración final.

El propio secretario general de la ONU Antonio Guterres ha revelado la debilidad del acuerdo y ha advertido "que la catástrofe climática llama a la puerta" y la falta de voluntad política. Ha enumerado los objetivo no alcanzados: como la ayuda financiera a los países pobres, el final de las subvenciones a las energías fósiles, el final del carbón o establecer un precio al carbono.

Para Greenpeace "el acuerdo es blando y débil. El objetivo de limitar el calentamiento a 1,5 ºC apenas se mantiene, pero hay una señal sobre el final del carbón".

El texto contiene una mención, inédita a las energías fósiles, principales responsables del calentamiento del planeta, que no fueron citados en el acuerdo de Paris. La formulación final ha sido atenuada en el último momento por la insistencia de China y la India en limitar el compromiso.

En el dossier explosivo de ayudas, los países mas pobres que a punto ha estado de hacer descarrilar las negociaciones, escaldados por la promesa no cumplida de los países ricos de financiar con 100 000 millones de dólares al año a los mas pobres, estos pedían una financiación por las pérdidas que estos sufren ya. Pero los países ricos, con Estados Unidos a la cabeza, se han opuesto firmemente a un compromiso legal, por las consecuencias jurídicas de esta promesa. Pero, pese a la decepción, los países pobres han cedido aceptando la continuación del diálogo para no perder los logros ya obtenidos.

La activista sueca Greta Thunberg que lidera el movimiento mundial de jóvenes por el clima ha sido la mas lapidaria al calificar al COP 29, de nuevo de simple "bla, bla, bla". Según ella "el verdadero trabajo empieza fuera de estas salas. Y nosotros no abandonaremos nunca, nunca" ha prometido  en Twitter.

Es que, el acuerdo final obtenido en Glasgow no vincula legalmente a ningún país en concreto. Solo se pide que se revisen y refuercen los objetivos.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;