Cerrar

03/04/2013

20:52

Economía

Planta de coque en Muskiz

Petronor inaugura la mayor inversión industrial de Euskadi

Redacción

La planta de coque de Muskiz (Bizkaia) se ha estrenado con la ausencia del lehendakari y del diputado general de Bizkaia.

2:55
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Este miércoles se ha inaugurado en Muskiz (Bizkaia) la que hasta la fecha supone la mayor inversión industrial de la historia de Euskadi, la conocida como planta de coque de Petronor.

La cita se ha desarrollado con la destacada ausencia del lehendakari, Iñigo Urkullu, y el diputado general de Bizkaia, José Luis Bilbao, que han alegado problemas de agenda para no asistir a la inauguración. De hecho, Urkullu ha aclarado hoy que no ha podido asistir a la inauguración porque tenía que cumplir con un compromiso familiar fuera de Euskadi. El lehendakari comunicó esta situación a Petronor y a la Casa Real con semanas de antelación. Sí ha asistido el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

En sustitución del lehendakari, el Gobierno Vasco ha enviado al acto al portavoz y consejero de Justicia, Josu Erkoreka, y la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia. También han acudido los principales accionistas de la refinería vasca, Antoni Bufrau (Repsol) y Mario Fernández (Kutxabank).

Durante el acto de inauguración, el Príncipe Felipe que esta empresa conjuga la excelencia tecnológica con "la solera de una firma que es una buena muestra de la sólida tradición industrial del País Vasco". Además, ha señalado que la planta supone "una apuesta de futuro" que infunde" confianza y un impulso al avance industrial".

Felipe ha mostrado su alegría por que "en tiempos difíciles" para España se pueda "celebrar un acontecimiento que, sin duda, representa un impulso para nuestro avance industrial y una apuesta de futuro que infunde confianza".

El ministro de Industria, José Manuel Soria, también ha destacado la apuesta industrial de Petronor, y ha subrayado que la nueva planta responde a la "vocación modernizadora" de Petronor, de la que ha recordado que fue la primera refinería en producir gasolina sin plomo en el año 1986.

Por su parte, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha hecho hincapié en que esta inversión de la petrolera supone una "inyección de confianza" que "genera expectativas" y ha incidido en que estas expectativas son "las que propician las inversiones que hacen posible el crecimiento''. "Aquí asistimos a la apuesta por la industria, por la inversión, por la innovación y por la internacionalización", ha añadido.

En el acto ha tomado también la palabra el presidente de Petronor, Josu Jon Imaz, que ha alabado la "apuesta por la inversión" que los dos accionistas de la compañía, Repsol y Kutxabank, han llevado a cabo "en tiempos de dificultades''. Según ha destacado Imaz, la nueva planta "representa el futuro y la modernidad y encarna el símbolo de una sociedad que debe construirse sobre valores, innovación, conocimiento y personas, ingredientes necesarios para crear bienestar en este país".

Más de 800 millones de inversión

La planta de coque, cuya función será desechar el fuelóleo, un producto con cada vez peor salida, y generar más gasóleo, con mucha más demanda, ha supuesto una inversión de más de 800 millones de euros y garantizará el futuro de la refinería de Muskiz, según explicó hace cinco años el presidente de Petronor, el expresidente del PNV Josu Jon Imaz.

Esta infraestructura es una realidad desde el otoño pasado, pero desde entonces ha operado en pruebas. Durante la construcción se han empleado más de 8 millones de horas, con un promedio de 1.500 empleos cada mes.

Propiedad de Repsol en un 85% y Kutxabank con el 15%, Petronor es el principal contribuyente de las haciendas vascas por los impuestos que paga (750 millones de euros al año a las arcas de la Diputación de Bizkaia), y un generador neto de empleo (900 trabajadores en plantilla y 6.000 más en empresas auxiliares).

Protesta de los ecologistas

La asociación ecologista Meatzaldea Bizirik se ha concentrado este martes ante el Aula de Cultura de Muskiz para mostrar su rechazo a la planta de coque, que califican de "ilegal", y a la visita del príncipe Felipe.

A su juicio, es "curioso" que la instalación se inaugure un mes después de que "el Tribunal Contencioso Administrativo declarara no ajustadas a derecho las licencias de actividad y de obra concedidas por el Ayuntamiento para su construcción con argumentos como la ausencia de autorización del Departamento de Costas a una edificación en dominio público marítimo terrestre".

La asociación ha criticado además que el paro se ha triplicado durante la construcción de la planta y el aire que respiran los vecinos del municipio registra unos "picos anormales de benceno, tolueno y xileno, además de tener una mortalidad general y por cáncer superior a la media del País Vasco".

Por su parte, LAB ha denunciado que esta planta ofrecerá "precariedad y contaminación en lugar de empleo", y que supondrá "un nuevo castigo en nombre de la riqueza y del progreso".

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;