Publicidad
Cerrar

14/04/2016

06:10

Economía

Cooperativa

Eroski vuelve a obtener beneficios tras ocho años de pérdidas

E. Lotina | eitb.eus

La entrada en números rojos en 2008 supuso un terremoto para la cooperativa, con una enorme deuda tras la compra de Caprabo y la inversión de 5.000 millones en proyectos de expansión.

  • un supermercado Eroski. Imagen de archivo: EiTB

    un supermercado Eroski. Imagen de archivo: EiTB

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Eroski vuelve a obtener beneficios tras ocho años de pérdidas, según ha explicado Radio Euskadi.

Así lo aseguró ayer, durante un encuentro con periodistas, el presidente de Eroski, Agustín Markaide, quien confirmó que la entrada en números rojos en 2008 supuso un auténtico terremoto para la cooperativa, con una enorme deuda tras la compra de Caprabo y la inversión de 5.000 millones de euros en sus proyectos de expansión.

Además de a negociar el pago de su enorme deuda con la banca, con la que llegó a un acuerdo en 2014, Eroski se ha visto obligada estos años a un duro proceso de reconversión, con el cierre de 600 puntos de venta, la reducción de plantilla en 17.000 personas y un recorte en la facturación de 3.000 millones.

Ahora, la cooperativa, con su actividad centrada en la cornisa cantábrica, los supermercados y los productos locales, ve despejado su futuro y espera cerrar con beneficios este 2016.

Todavía en 2015, pérdidas

En 2014, Eroski cerró sus cuentas con un resultado positivo de su actividad ordinaria de 90 millones de euros, y en 2015 "han mejorado apreciablemente", según Markaide.

Pero la compañía perdió 280 millones de euros en el año 2014 debido al saneamiento de la red comercial y el ajuste de las valoraciones de activos.

En el ejercicio de 2015 todavía espera que estos resultados extraordinarios sean negativos, lo que le llevará a declarar pérdidas, pero prevé que en 2016 -cuyas cuentas se presentarán en el 2017- todo sean ya beneficios.

700 millones de ingresos extraordinarios

Este año Eroski obtendrá 700 millones de ingresos extraordinarios de tres operaciones ya conocidas: la venta de supermercados, de 36 hipermercados a Carrefour y de la inmobiliaria Gonuri. De estos 700 millones, dedicará 500 a amortizar deuda.

Con esta amortización de 500 millones y la que seguirá en los próximos años -con cargo a beneficios ordinarios, sin prever apenas operaciones extraordinarias-, el plan de Eroski es dejar su deuda en 1.600 millones en 2019.

Markaide ha explicado que éste es ya un ratio "no ideal pero sí bueno" -Eroski factura ahora 6.000 millones anuales- y la idea de la cooperativa es renegociar la deuda de nuevo en 2018, no para bajar de los citados 1.600 millones, sino incluso, si las cosas van bien, aumentarla para afrontar nuevas inversiones.

as inversiones.

as inversiones.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto