Cerrar

Economía

TSJPV

Los hosteleros reiteran la necesidad de un plan de rescate para el sector

EiTB MEDIA | AGENCIAS

El representante de SEA Hostelería ha solicitado que se ponga en marcha un programa de ayudas dotado con 230 millones de euros, dado que las ayudas aprobadas hasta ahora han sido "insuficientes".

1:40
Héctor Sánchez Zarraga. Imagen obtenida de un vídeo de ETB.

Euskaraz irakurri: Ostalariek sektorea erreskatatzeko plan baten beharra azpimarratu dute

Las asociaciones de Hostelería de Gipuzkoa, Bizkaia y Álava han mostrado su satisfacción por la decisión adoptada por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) que permite la apertura de bares y restaurantes aunque se encuentren en zona roja, y han reiterado la necesidad de un plan de rescate para el sector que "palíe las pérdidas" ocasionadas por las medidas para hacer frente al covid-19.

En un comunicado conjunto, han recordado que el TSJPV ha resuelto este martes, mediante un auto, conceder la medida cautelar instada por las Asociaciones de Hostelería de Euskadi, en Recurso Contencioso Administrativo contra el apartado 9.1 del Decreto 44/2020, de 10 de diciembre, del lehendakari, referente a las reglas de apertura de los establecimientos y servicios de hostelería y restauración.

El recurso Contencioso Administrativo presentado solicitaba la apertura de dichos establecimientos considerando "el grave quebranto económico de difícil reparación ocasionado a la hostelería en caso de no poder ejercer la actividad, no resarcible con una hipotética indemnización futura".

Además, alegaban que "se ha demostrado que la apertura de la hostelería no provoca una subida de contagios, y que las medidas adoptadas son eficaces", por lo que "no se considera justificada la medida adoptada" por el Gobierno Vasco. Además, "no se determina la duración del cierre, lo que provoca inseguridad jurídica".

Por todo esto, el auto acuerda adoptar la medida cautelar instada por las asociaciones vascas sobre las reglas de apertura, y permite la reapertura de los establecimientos en zona roja.

Tras mostrar su "satisfacción" por la decisión adoptada por el TSJPV, han reiterado la necesidad de adoptar un plan de rescate para el sector, que "palíe las pérdidas ocasionadas por la limitación de la actividad impuesta con el fin de controlar la propagación de la pandemia".

"Buena noticia"

En unas declaraciones horas antes, han aplaudido la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), al considerar que se trata de una "buena noticia" que hace "justicia" al sector.

En la comparecencia ante la Comisión de Comercio de la Cámara autonómica han intervenido el secretario de SEA Hostelería (Álava), Luis Cebrián; el gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia, Héctor Sánchez; y el secretario general de Gipuzkoa Hostelería, Kino Martínez.

Además de reiterar sus demandas de un plan de rescate para el sector dotado con 231 millones de euros, los representantes de los hosteleros vascos se han felicitado por la decisión del TSJPV.

El gerente de la Asociación de Hostelería de Bizkaia ha afirmado que es una "pena" que se hayan tenido que "judicializar" las restricciones a la hostelería establecidas por el Gobierno Vasco para tratar de contener el avance de la pandemia.

"Sentido común"

Sánchez ha lamentado que no se haya podido resolver este asunto mediante el "consenso", y a través del "sentido común", sobre el que ha afirmado que "a veces falta en algunas decisiones que se adoptan".

La resolución del TSJPV -según ha destacado- es una "buena noticia", que hace "justicia" al sector. No obstante, ha subrayado que los hosteleros no van a actuar como unos "aventados", por lo que actuarán con las debidas garantías para tratar de proteger la salud de los ciudadanos.

Madrid como ejemplo

"Tenemos el caso de lo que sucede en Madrid, el misterio universal. Nadie se explica por qué funcionando la hostelería en un determinado nivel, la situación sanitaria no es peor que en otros sitios", ha afirmado.

Más de 60 000 trabajadores

En la Comisión de Comercio también ha intervenido, por parte de SEA Hostelería, Luis Cebrián, quien ha destacado que las asociaciones que han comparecido este martes en el Parlamento representan a 13 628 establecimientos en los que trabajan 60 000 personas.

Cebrián ha indicado que el único objetivo de quienes se dedican a esta actividad es "sobrevivir", por lo que ha destacado la "imperiosa necesidad" de un nuevo plan de ayudas que garantice "el empleo y la sostenibilidad económica".

El representante de SEA Hostelería ha solicitado que se ponga en marcha un programa de ayudas dotado con 230 millones de euros, dado que las ayudas aprobadas hasta ahora han sido "insuficientes".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto