Publicidad
Cerrar

17/03/2021

20:21

Economía

Empleo

Siemens Gamesa asegura que mantendrá su sede en Euskadi

EITB MEDIA | AGENCIAS

El presidente Miguel Ángel López ha dicho que "no desea cerrar fábricas", pero ha advertido de que "hay medidas que no se pueden eludir" para garantizar el futuro de la compañía.

  • La sede de Siemens Gamesa en Zamudio.

    La sede de Siemens Gamesa en Zamudio. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Siemens Gamesa ha asegurado que mantendrá su sede social en Euskadi y ha señalado que está "en el camino a la recuperación", pero "queda mucho por hacer" para ser "rentable y exitosa.

Además, la compañía ha afirmado que "nadie desea cerrar fábricas y reducir su plantilla", pero ha advertido de que tienen la "responsabilidad de salvaguardar el futuro de toda la compañía" y que, por ello, "no pueden, ni deben eludir este tipo de decisiones cuando sea preciso".

Estas manifestaciones han sido realizadas por el presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López, y su consejero delegado, Andreas Nauen, en el transcurso de la Junta de Accionistas de la compañía celebrada en Zamudio (Bizkaia), en la que se han aprobado las distintas propuestas.

En sus intervención, Miguel Ángel López ha subrayado que 2020, un año marcado por la pandemia, ha sido un ejercicio "complicado", si bien ha apuntado que las pérdidas no reflejan solo el impacto de la covid-19, sino también el "fuerte e inesperado" debilitamiento de algunos mercados clave, como India; así como "ciertas debilidades" en la gestión y ejecución de proyectos.

Asimismo, ha afirmado que la empresa no está satisfecha con las pérdidas y por ello está centrando sus esfuerzos "en una mejora significativa" y, aunque, "todavía queda trabajo por delante", se han dado ya "importantes pasos para transformar la empresa, trabajando en recuperar la rentabilidad de la unidad de negocio Onshore y continuando en la senda del crecimiento en las unidades de Offshore y Servicios".

Miguel Ángel López ha señalado que, en el objetivo de "restaurar la rentabilidad sostenible", han tenido que tomar algunas decisiones "muy difíciles", incluidos cambios en su presencia industrial que han conllevado el cierre de fábricas.

"Nadie desea cerrar fábricas y reducir su plantilla, pero tenemos la responsabilidad de salvaguardar el futuro de toda la compañía, incluyendo nuestra presencia en España; y el equipo directivo no puede, ni debe eludir este tipo de decisiones cuando sea preciso", ha asegurado.

En este sentido, ha indicado que esta medidas han hecho que "se cuestione el compromiso de la compañía con España y con el País Vasco" pero ha querido dejar "muy claro" que su sede social está en el País Vasco, y que no tienen "ningún plan para cambiarlo, ni es algo que se debata".

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto