Publicidad
Cerrar

20/03/2021

18:34

Economía

CORRUGADOS AZPEITIA

La alcaldesa de Azpeitia insta a Tapia a un "debate público ante los azpeitiarras"

EIDER JAUREGI OIARTZABAL | EITB MEDIA

Nagore Alkorta ha defendido que el Ayuntamiento está muy interesado en abrir la planta de Corrugados en Azpeitia y se ha mostrado sorprendida por el "torbellino mediático" desatado por el PNV.

  • Nagore Alkorta, alcaldesa de Azpeitia.

    Nagore Alkorta, alcaldesa de Azpeitia. Foto: EITB Media

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La posibilidad de la reapertura de la mítica empresa Corrugados Azpeitia que se filtraba a los medios de comunicación el 6 de marzo ha marcado en los últimos días el debate político vasco con acusaciones de "falta de voluntad política" por parte del PNV a EH Bildu, que cuenta con la alcaldía de la localidad, y la petición de "respeto" por parte de la coalición soberanista, que insiste en que la reapertura en la actual localización es "ilegal" y cree que el PNV busca sacar "rédito político".

La alcaldesa, Nagore Alkorta, muy molesta porque el PNV "haya decidido trasladar el tema a los medios de comunicación", "cuando todavía no habíamos hecho ni una única reunión entre todas las entidades implicadas, y todavía no se ha presentado por parte de la empresa ningún plan de negocio, ni un informe técnico, ni un plan de viabilidad" ha publicado una carta abierta este sábado en el que explica la postura del Ayuntamiento y pide a la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantza Tapia, un "debate público ante los azpeitiarras" si quiere seguir con el "debate iniciado públicamente". "Si la consejera quiere seguir con este debate jurídico públicamente, al menos, quiero pedirle que lo hagamos en las mismas condiciones: con respeto, con antelación y con el tiempo necesario. Entendiendo que sería interesante para los azpeitiarras, el Ayuntamiento de Azpeitia estaría dispuesto a poner todas las instalaciones y los recursos necesarios para llevar a cabo el debate público" dice la carta.

Alkorta comienza la misiva dejando claro que "el Ayuntamiento de Azpeitia está muy interesado en abrir la planta de Corrugados en Azpeitia. Así lo hemos expresado públicamente y así se lo hemos comunicado tanto al Gobierno Vasco como a la Diputación Foral de Gipuzkoa, y también a la empresa Crystian Lay. Desde el principio, hemos mostrado una total disposición a trabajar por la oportunidad más remota de abrir Corrugados, en favor de los puestos de trabajo".

El consistorio considera que sería ilegal la reapertura de la planta en en núcleo urbano, tal y como plantearía la empresa, porque el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) actual establece que parte de esos terrenos están destinados a vivienda y equipamientos.

Por su parte, Arantxa Tapia, sostiene que el plan urbanístico de Azpeitia no impide la reapertura de Corrugados y que en estos momentos el obstáculo para que este proyecto pueda prosperar "es solamente político".

La alcaldesa de la localidad defiende jurídicamenta la postura del Ayuntamiento frente a lo afirmado por Tapia: "Reconozco que no me siento nada cómoda en este enredo mediático que no nos lleva a ningún sitio. He sido secretaria de un ayuntamiento de Gipuzkoa durante trece años. Con humildad, pero creo que tengo conocimientos sobre los procedimientos administrativos y urbanísticos más habituales en los ayuntamientos. Y es que la función de la secretaría es dar garantía jurídica a las decisiones que adopten los ayuntamientos" tras lo que pasa a detallar las claves de El Plan General de Ordenación Urbana de Azpeitia (PGOU) que no permiten la apertura de la planta en núcleo urbano, recordando que dicho plan fue aprobado por unanimidad por EH Bildu y PNV en el año 2013 y que "se han convertido en normas de cumplimiento obligatorio".

En su carta abierta, Alkorta pide a Tapia "respeto" hacia el Ayuntamiento y el pueblo de Azpeitia porque, según indica, "sería grave que, yendo más allá de sus competencias, cuestionara la autonomía" del consistorio. "No es admisible cuestionar la honestidad y la responsabilidad pública de los técnicos y representantes políticos del Ayuntamiento de Azpeitia. Y respeto hacia el pueblo de Azpeitia, porque en su día el cierre de Corrugados fue dramático para los trabajadores y sus familias en particular, y los azpeitiarras en general. Porque el remover el tema ahora, sin un proyecto real, puede abrir las heridas" reflexiona Alkorta.

"No me gustaría terminar, sin mostrar mi voluntad de colaboración. Tal y como he mencionado al inicio de la carta, el Ayuntamiento de Azpeitia está dispuesto a trabajar por la apertura de Corrugados, cumpliendo con todos los requisitos necesarios. Si realmente hubiera voluntad y proyecto industrial, nos sentaríamos y nos pondríamos manos a la obra" finaliza la carta.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto