Publicidad
Cerrar

07/04/2021

16:12

Economía

Reivindicación

ELA y LAB critican que los fondos europeos se destinarán a "proyectos privados"

A. O. | EITB MEDIA

En sendas comparecencias que han realizado este miércoles, ambos sindicatos han lamentado que la gestión de los fondos estará "centralizada", y se han mostrado preocupados por la situación laboral.

  • Comparecencia de LAB para denunciar la gestión de los fondos europeos.

    Comparecencia de LAB para denunciar la gestión de los fondos europeos. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Los sindicatos ELA y LAB han mostrado su rechazo a la gestión del plan de recuperación europeo Next Generataion EU, al tiempo que han mostrado su preocupación por la actual situación laboral, en sendas comparecencias que han realizado este miércoles. 

El sindicato LAB ha denunciado la "gestión centralista y oscura" de estas ayudas, y ha reivindicado la construcción de un "nuevo paradigma" de desarrollo "más democrático" que priorice a los trabajadores frente a las grandes corporaciones privadas. 

En el encuentro, celebrado en Bilbao, han participado la secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, el secretario de Acción Social, Endika Pérez, y trabajadores de las empresas vascas Precision Casting Bilbao (PCB) y Aernnova, en las que en enero se anunciaron dos ERE. 

Pérez ha señalado que "solo el 0,6 % de los fondos europeos" se destinará a la inversión en servicios públicos, frente al 89,6 % reservado para "megaproyectos" de grandes multinacionales "previstos con anterioridad". 

Ante esta situación, desde el sindicato han denunciado que el objetivo de los fondos europeos es "poner dinero público en manos privadas" y que "no hay ninguna evidencia" de que la Unión Europea vaya a "situar las vidas en el centro". 

También ha presentado las "cinco propuestas transformadoras" de LAB para la construcción de un "nuevo paradigma de desarrollo más democrático". 

Como prioridad, ha exigido un incremento en la inversión pública y el control "político y económico" de las empresas que reciban dinero público, con el objetivo de que garanticen el mantenimiento del empleo y que este sea "digno y de calidad". 

Además, ha pedido un reparto y reorganización de los trabajos de cuidados, cambiar el modelo de producción y consumo hacia uno "más sostenible", limitar los "desmedidos beneficios de algunas empresas" y reducir la jornada laboral a 30 horas. 

Por ello, ha anunciado que en las próximas semanas LAB centrará sus esfuerzos en reunirse con agentes políticos, sindicales y sociales para "generar consensos" e impulsar la "fase de lucha" y "activación social".

Por otro lado, ELA ha advertido de que la "lluvia de millones" que se espera de los fondos de reconstrucción europeos para hacer frente a la crisis de la covid-19 no será "tanta como se esperaba", ya que España deberá devolver el 70 % de lo que reciba con recursos propios.

ELA considera que estos fondos "vienen de la mano de recortes" ya que "el Estado español se verá obligado a realizar reformas en el sistema de pensiones, a no derogar la reforma laboral o a tomar medidas de control del déficit público a medio plazo si quiere recibir dichos fondos".

Además, para ELA, "estos fondos están concebidos para beneficiar a los proyectos privados de las grandes empresas, dado que estas son las únicas que tienen la capacidad de realizar grandes inversiones en materias como la digitalización o la supuesta transición ecológica".

En el caso del País Vasco, según ELA, "el dinero no irá destinado a reforzar los servicios públicos", sino "a financiar los proyectos de Iberdrola, Petronor, Sener, MCC o Repsol, a grandes infraestructuras y a proyectos que reproducen el modelo neoliberal que nos ha traído hasta esta crisis".

El sindicato asegura que en su análisis ha observado que la "lluvia de millones sin precedentes" anunciada en la UE "no es tanta como se esperaba en un principio".

Añade que, "según el propio Banco Central Europeo", el Estado español, que se calcula que recibirá 140.000 millones de euros, "tendrá que devolver el 70% de los fondos que va a recibir mediante recursos propios, siendo finalmente las transferencias netas de 42.000 millones de euros".

ELA señala que la gestión de los fondos estará "centralizada" en el Gobierno central, con lo que ha quedado "diluida" la capacidad de las Comunidades Autónomas de "incidir en la decisión".

Al margen de los fondos europeos, ELA analiza en el informe los negativos datos del empleo en las comunidades autónomas vasca y navarra como consecuencia de la crisis del coronavirus en 2020, y subraya que los ERTE han "amortiguado" la destrucción de empleo, aunque advierte de que, "cuando finalicen", muchos de ellos pueden convertirse en EREs y contribuir a un aumento del desempleo.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto