Cerrar

Economía

Audiencia Nacional

Sánchez Galán dice que ni ordenó ni autorizó contratar a Villarejo

AGENCIAS | EITB MEDIA

El presidente de Iberdrola, que ha comparecido durante algo más de dos horas en calidad de investigado, ha dicho que el verdadero espiado fue él. Iberdrola denuncia una campaña contra Galán con el objetivo de intentar hacerse con la compañía.

2:48
Ignacio Sánchez Galán. Foto: EFE

Euskaraz irakurri: Sanchez Galanek esan du Villarejo kontratatzeko agindurik eta baimenik eman ez zuela

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado este martes en la Audiencia Nacional que ni ordenó, ni autorizó ni conoció los servicios de inteligencia que empresas vinculadas al excomisario de la Policía Nacional José Manuel Villarejo prestaron a la eléctrica.

Sánchez Galán, que ha comparecido durante algo más de dos horas en calidad de investigado, ha dicho que el verdadero espiado fue él y que quiere que esto se esclarezca, a lo que el juez Manuel García Castellón le ha respondido que si tiene interés en que se investigue, que se persone.

La causa trata de aclarar si Iberdrola contrató a Villarejo por un importe de un millón de euros entre 2004 y 2012 para infiltrarse en plataformas contrarias a sus intereses o investigar a un accionista crítico con su gestión, entre otras cosas.

Según han informado fuentes jurídicas, el presidente de la multinacional se ha desvinculado de la contratación de los servicios de Villarejo, y ha explicado que, dado su cargo, se centra en velar por la estrategia de la empresa y en buscar nuevas inversiones.

El presidente de la eléctrica, que ha contestado a preguntas del juez, de la Fiscalía Anticorrupción y de su propia defensa, ha sostenido que los servicios a Villarejo fueron una "contratación indebida" de Antonio Asenjo, que fue finalmente destituido.

Durante su interrogatorio se le ha preguntado, asimismo, por la reunión en su casa con el que fuera director de seguridad de Iberdrola, cita que publicaron algunos medios.

A tenor de las mismas fuentes, Sánchez Galán ha aseverado que es una costumbre, ya que él recibe a muchos empleados en su domicilio, en el que tiene su despacho los domingos.

Tal como obra en el sumario, entre los servicios solicitados figuraría una investigación al presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, por su intento de tomar el control de la compañía.

Sánchez Galán ha recalcado que siente "mucho respeto" por Pérez, y ha añadido que le parece "deplorable y no admisible si le han espiado".

El presidente de Iberdrola ha tenido que comparecer en persona a pesar de que la semana pasada solicitó en un escrito hacerlo por videoconferencia.

Iberdrola denuncia una campaña contra Galán con el objetivo de intentar hacerse con la compañía

Iberdrola ha denunciado una "campaña sistemática de acoso" contra su presidente, para "derribarlo" y que la compañía cambie de manos, según han indicado en fuentes de la empresa.

Fuentes de la energética consideran que el "único objetivo" de esta campaña es hacerse con la multinacional dado su enorme valor internacional.

Así, subrayan que "se ha tratado de desacreditar a Galán con una denuncia que se ha comprobado falsa y un testigo falso a quien la prensa ha descubierto un fuerte incremento patrimonial".

Finales de 2019

El caso data de finales de 2019, después de que se publicara que Iberdrola contrató a Villarejo para espiar a un juez, infiltrarse en plataformas contrarias a los intereses de la eléctrica, hostigar a miembros del comité de empresa de la central nuclear de Cofrents o investigar a un accionista crítico con la gestión de la empresa.

En aquel auto, el magistrado apreciaba indicios de que hubo "voluntad" por parte de la eléctrica de ocultar los trabajos encargados a Cenyt, como mostraría que las facturas fueron emitidas por otra sociedad diferente.

En total, advertía el juez, entre 2004 y 2012 figuran como recibidas y abonadas quince facturas sin pedido emitidas por la empresa de Villarejo, por un importe de 1 047 324 euros. Entre los servicios solicitados se encuentra el llamado "proyecto Posy", centrado en investigar al presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, "a fin de conocer cualquier circunstancia que, llegado el caso, pudiera ser utilizada en un escenario de conflicto con Iberdrola".

De hecho, entre la documentación intervenida se encontraban los datos del censo de Pérez y de su familia; para entonces, año 2009, Sánchez Galán "ocupaba ya el cargo de presidente".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto