Cerrar

13/12/2021

17:28

Internacional

Polémica

Una fiesta de Navidad celebrada durante el confinamiento de 2020 pone contra las cuerdas a Boris Johnson

AGENCIAS | EITB MEDIA

El diario 'Sunday Mirror' ha publicado una imagen del primer ministro británico en la que aparentemente celebra una fiesta navideña obviando las medidas de prevención.

  • El primer ministro británico, Boris Johsnon. Foto de archivo: EFE

    El primer ministro británico, Boris Johsnon. Foto de archivo: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha reiterado este lunes que "no rompió ninguna regla" impuesta por la pandemia de covid-19 en las fiestas navideñas de 2020, cuando regía un confinamiento. El Gobierno británico sigue envuelto en la polémica por los encuentros que mantuvieron en aquellas fechas sin respetar las restricciones.

Este último episodio de críticas a Johnson ha comenzado con la publicación en el Sunday Mirror de imagen suya de las Navidades pasadas en Downing Street en la que aparentemente celebraba un evento navideño obviando las medidas de distanciamiento social y cuando en Londres no se permitían las reuniones en interiores.

Sentado bajo de un retrato de Margaret Thatcher, el primer ministro habría mantenido una videollamada -un concurso de preguntas y respuestas, según el ministro de Educación, Nadhim Zahawi- en la que participaron varios grupos de empleados, entre ellos gente que acompañaba a Johnson en la misma sala de Downing Street, sin mantener la distancia social, en un momento en el que estaban prohibidas las reuniones, salvo entre convivientes.

En este sentido, Johnson ha incidido en que no se comportó de manera inadecuada pero ha garantizado que el evento será investigado. "Puedo deciros una vez más que ciertamente no rompí las reglas. Y esto se está investigando", ha indicado el 'premier' este lunes, según ha recogido la BBC.

Previamente, el ministro de Educación salió en defensa de Johnson al asegurar que este concurso se había celebrado de forma "virtual" y que todos los reunidos en la sala con Johnson eran empleados suyos. "Celebró el concurso para darles las gracias por su trabajo", indicó.

El Gobierno británico lleva días bajo presión por las fiestas de Navidad, que incluso han costado a una asesora su puesto, después de la filtración de una falsa rueda de prensa en la que reconoce e incluso bromea sobre la celebración de una fiesta en diciembre de 2020, contra los criterios fijados entonces para contener la pandemia de covid-19.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;