Cerrar

Internacional

Estados Unidos

El tirador de la escuela de Texas se atrincheró con sus víctimas antes de ejecutarlas

AGENCIAS | EITB MEDIA

El joven de 18 años, media hora antes del tiroteo, escribió en Facebook que iba a disparar a su abuela. Unos minutos después, publicó otro texto en el que dijo que ya le había disparado, y en un tercer mensaje, un cuarto de hora antes de la masacre, indicó que se disponía a atacar un colegio.

0:41
Lugar del ataque. Imagen obtenida de un vídeo de Agencias.

Euskaraz irakurri: Texaseko erasotzailea biktimekin ikastetxeko areto nagusian sartu zen, tiro egiten hasi baino lehen

Salvador Raimondo Ramos, el joven identificado como el tirador de la escuela primaria de Uvalde, se atrincheró junto a sus víctimas en un salón de actos del centro antes de ejecutarlas, según ha contado el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, el teniente Chris Olivarez.

Ramos se parapetó en torno a sus víctimas y les disparó, matando a dos maestros y a 19 niños, ha contado Olivarez, para quien está forma de actuar muestra "simplemente la total maldad del tirador", informa la CNN.

Olivarez ha explicado que los agentes encargados de detener a Ramos recorrieron la escuela casi por completo antes de poder dar con él, forzar la cerradura del salón de actos y abatirle. El joven de 18 años vestía un chaleco antibalas "utilizado por equipos tácticos, como los SWAT", y portaba un arma de asalto.

"Hay muchas preguntas sin respuesta", ha expresado Olivarez, quien ha informado de que las autoridades de Texas trabajan ya con el FBI.

"Hay muchas preguntas sin respuesta"

"Lo que sabemos sobre el tirador es que residía aquí en Uvalde, asistió a una de las escuelas secundarias locales, vivía con sus abuelos, estaba desempleado, sin amigos, sin novia que podamos identificar en este momento, sin antecedentes penales, sin afiliación a pandillas tampoco", ha señalado.

Olivarez ha contado que la primera víctima de Ramos, su propia abuela a la que disparó antes de irrumpir en la escuela, está viva y que están tratando de localizar a su abuelo y a otros familiares cercanos.

En una rueda de prensa, el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ha explicado que aproximadamente media hora antes del tiroteo, Ramos escribió en Facebook que iba a disparar contra su abuela.

Unos minutos después, publicó otro texto en el que dijo que ya había disparado a su abuela -que resultó herida de gravedad-, y en un tercer mensaje, publicado un cuarto de hora antes de la masacre en la escuela, indicó que se disponía a atacar un colegio.

En lo que respecta al número de heridos, el Uvalde Memorial Hospital ha informado de que las 15 personas que recibieron el martes después del tiroteo, siete han sido ya dados de alta, mientras que el resto, aquellos de mayor gravedad han sido trasladados a otros centros médicos de San Antonio.

De esos quince heridos, once era niños, mientras que de los cuatro adultos que ingresaron, tres han sido ya enviados a casa. El Hospital Universitario San Antonio ha comunicado que de los cuatro heridos que le han sido remitidos hay una mujer de 66 años y una niña de 10 en estado grave, mientras que otras dos pequeñas de 10 y 9 años están en buen estado.

En un discurso a la nación inmediatamente después de llegar de una gira por Asia, el presidente de EE. UU., Joe Biden, se preguntó cuándo su país se plantará ante el "lobby" de armas". "Como nación nos tenemos que preguntar cuándo en el nombre de Dios vamos enfrentarnos a los grupos de presión a favor de las armas", lamentó Biden, visiblemente afectado.

Las banderas ondearán a media asta en la Casa Blanca y en todos los edificios federales hasta el sábado 28 de mayo.

Se trata del segundo tiroteo en un centro escolar más mortífero de la última década, después del ocurrido en 2012 en la escuela de Sandy Hook en Newton (Connecticut), donde murieron 26 personas. El tercero más letal es el de 2018 en el instituto secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland (Florida), donde hubo 17 fallecidos.

Se da la circunstancia de que el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, es una firme defensor de las armas de fuego y en 2021 firmó una serie de leyes estatales que convirtieron a Texas en un "santuario" para este tipo de armamento.

Obstáculos para el control de las armas

El expresidente Barack Obama ya hizo especial hincapié durante su mandato en la necesidad de limitar el acceso a las armas, sobre todo para personas potencialmente peligrosas, con discursos simbólicos como el que pronunció, con lágrimas en los ojos, tras la matanza en la escuela Sandy Hook en 2012. 

El gran 'lobby' a favor de la tenencia de armas es la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), pero no está solo. En el terreno político, cuenta con apoyos principalmente en el seno del Partido Republicano y recuperó parte del terreno perdido durante la etapa de Donald Trump en la Casa Blanca.

Quienes se oponen a posibles restricciones se amparan en la Segunda Enmienda de la Constitución: "Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas". Para poder suprimirla o modificarla, hace falta cumplir con unos términos difíciles de lograr.

Así, cualquier cambio en el texto aprobado en 1788 requiere del apoyo de dos tercios de los miembros de ambas cámaras del Congreso, así como del de tres cuartas partes de los estados del país (38). Existe una segunda opción, por ahora inédita en la historia de Estados Unidos: que dos tercios de los estados convoquen una convención constitucional.

El congresista demócrata por Connecticut Chris Murphy ha tomado la palabra en el Senado para "rogar, literalmente", a sus colegas republicanos que asuman de una vez la problemática que existe en Estados Unidos con respecto a las armas y les ha pedido que apoyen las leyes "que hagan esto sea menos probable".

Posteriormente ante la prensa ha rechazado el argumento de los republicanos de responsabilizar a "enfermos mentales" de este tipo de matanzas y ha defendido que no se puede explicar lo que sucede en Estados Unidos bajo este prisma.

"Ahórrenme esas bobadas sobre las enfermedades mentales. No tenemos más enfermedades mentales que cualquier otro país del mundo. No se puede explicar esto a través de este prisma porque no somos un caso atípico. Lo somos en el acceso a armas de fuego y la capacidad de los delincuentes y las personas muy enfermas para conseguirlas. Eso es lo que hace que Estados Unidos sea diferente", ha explicado.

Mientras tanto, el fiscal general de Texas, Ken Paxton, ha propuesto que se capacite a los maestros para "defender" las escuelas y sus estudiantes ante este tipo de situaciones a través de un programa impartido por la Policía.

"Debería haber un programa en Texas que permita a los maestros, a los distritos escolares, capacitar para ayudar a defender la escuela también", ha dicho Paxton en una entrevista telefónica para la cadena Fox.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto