Cerrar

Internacional

Reino Unido

El Gobierno británico da marcha atrás y renuncia a bajar los impuestos a las rentas más altas

Agencias | EITB Media

El ministro británico de Economía, Kwasi Kwarteng, ha anunciado que retira la medida, que ha generado toda una rebelión en las propias filas conservadoras, ha hecho tambalear la bolsa y ha bajado la libra.

  • Kwarteng, junto con Truss, en el congreso anual de los conservadores en Birmingham.

    Kwarteng, junto con Truss, en el congreso anual de los conservadores en Birmingham. EFE

Euskaraz irakurri: Gobernu britainiarrak atzera egin du, eta aberatsenei zergak jaisteari muzin egin dio

El ministro británico de Economía, Kwasi Kwarteng, ha anunciado este lunes que el Gobierno de Liz Truss renunciará a bajar el tramo impositivo más alto del 45 % al 40 % (el que se aplica a las rentas más altas), una decisión que había suscitado una rebelión en las propias filas conservadoras.

"Está claro que la abolición de la tasa del 45 % se había convertido en una distracción en nuestra misión primordial de abordar los desafíos de nuestro país. Como consecuencia, no seguiremos adelante con su abolición. Lo entendemos, y hemos escuchado", ha señalado el ministro en un comunicado.

El plan fiscal presentado por Kwarteng el pasado 23 de septiembre había creado convulsiones en los mercados ante las dudas sobre la capacidad de Londres de asumir la deuda pública generada por la bajada de impuestos.

El plan de recorte era el más agresivo presentado en medio siglo, y acabó disparando prima de riesgo de la deuda británica hasta situarla cerca de la italiana y forzó al Banco de Inglaterra a anunciar un próximo aumento de los tipos de interés.

Entre otras medidas, el plan contempla la eliminación de la tasa máxima del 45 % (una decisión de la que Truss responsabilizó a Kwarteng), la reducción del 20 % al 19 % de la tasa básica, la eliminación del incremento del impuesto de sociedades implementado por el anterior Gabinete y la anulación del actual límite a los bonus que perciben los banqueros.

La primera ministra, Liz Truss, defendía todavía ayer el plan. Según los medios británicos, el giro de 180 grados anunciado responde a la amenaza creciente de diputados "tories" de votar en contra del plan en el Parlamento.

El comunicado de Kwarteng llega solo horas antes de que pronuncie un discurso en el congreso anual de los conservadores en Birmingham. El Gobierno de Truss afronta este congreso con las encuestas en contra, pues su mal comienzo ha otorgado al Partido Laborista de Keir Starmer su mayor ventaja en 20 años, con un 54 % del apoyo frente al 21 % de los "tories" en un sondeo reciente.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto