Cerrar

Política

DESARME DE ETA

Se cumple un año del desarme de ETA

EITB.EUS

Con motivo del aniversario, el Ayuntamiento de Baiona ha colocado el monolito llamado 'Arbolaren Egia', obra del escultor Koldobika Jauregi, en la explanada Roland Barthes.

1:45

Euskaraz irakurri: ETA armagabetu zela, urtebete

El 8 de abril de 2017, justo a las 09:11 horas, los verificadores internacionales confirmaron la noticia: el coordinador de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam, informaba de que ETA entregaba a las autoridades francesas las localizaciones de los arsenales de ETA. En una rueda de prensa en Baiona, el verificador explicó  que las localizaciones ya estaban bajo control de las autoridades francesas.

Acompañado por el 'artesano de la paz' Txetx Etcheverry, el alcalde de Baiona y presidente de la Mancomunidad de Iparralde, Jean-René Etchegaray, y el presidente de honor de la Liga francesa de Derechos Humanos, Michel Tubiana, Mannikalingam  dio a conocer los pormenores del proceso de desarme.

El verificador recordó que se desarmaba  la última organización armada de Europa y que es la "victoria de la democracia sobre la violencia". Además,  aseguró que se trataba de "un modelo inédito" de desarme en la historia.

120 armas de fuego, tres toneladas de explosivos, y miles de detonadores

A partir de este momento se localizaron los zulos con las armas, la Policía gala las recogió, y empezaron las reacciones. El trabajo de la sociedad civil de Ipar Euskal Herria dio sus frutos.

La Policía francesa retiró las armas de los almacenes señalados por ETA y materializó así su desarme. Francia movilizó 180 policías y gendarmes de cuerpos antidisturbios, así como una decena de equipos de artificieros y "numerosos efectivos" de la Policía Judicial y de los servicios de seguridad interior. En concreto, fueron 120 armas de fuego, tres toneladas de explosivos, y miles de detonadores y munición, según  detallaron los artesanos de la paz.

Dichos almacenes estaban situados en las regiones de Aquitania y Occitania. Concretamente, los armamentos se encontraban en las localidades de Araujuzon, Maslacq, Viellenave de Navarrenx y Senpere (Lapurdi); y en varias zonas situadas entre distintas localidades: entre Etxarri (Zuberoa) y Espiute; entre Barkoxe (Zuberoa) y Aramits; entre Audaux y Castetbon, y entre Lahontan y Carresse-Cassaber.

Artesanos de la paz

Varios miembros de la sociedad civil y de los artesanos de la paz, convocantes del acto que tuvo lugar ese día en Baiona ,  concluyeron la jornada haciendo lectura de varias declaraciones, en las  hicieron un análisis del proceso y de las perspectivas que tienen de cara al futuro.

Baionako ekitaldia ETA desarmea EFE

Acto celebrado en Baiona. Foto: EFE,

El primero en tomar la palabra  fue Mixel Berhokoirigoin, quien  apeló a la reconstrucción de la sociedad, a la convivencia de algunas partes de la sociedad que durante muchos años han sido enemigas, "habrá que aprender a convivir, a cesar de considerar a los adversarios de ayer como los enemigos de hoy". "Si el pasado ha dividido, el futuro debe unir", remarcó.

El desarme, "desarme sin condiciones previas, desarme de manera coordinada, supone marcar un punto de ruptura entre el pasado y el futuro". Según Berhokoirigoin "el desarme está en el centro de un proceso de paz. Sobre todo, permite un cambio de horizonte, de dinámica: nada es ya como era antes. Proceder al desarme es derribar el muro del status quo. El desarme debería ser, por tanto, una buena noticia para todos, también para Francia y España, pero paradójicamente los estados no lo han entendido así…"

Gobierno Vasco

Jonan Fernández, secretario general de la oficina de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco,  indicó  que, una vez cumplido el objetivo del desarme, "estaremos en mejores condiciones para trabajar". Aún así, a pesar de ser un paso muy importante, "eso no quiere decir que todo esté acabado hoy, y que hoy comience todo otra vez. No, se ha hecho un trabajo de varios años y aún queda trabajo para varios años más".

Fernández se mostró optimista, "una vez completado el objetivo del desarme, estamos en otro escenario y, a partir de ahora, estaremos en mejores condiciones para trabajar".

Francia

Francia mostró una gran implicación política en la cuestión del desarme, y de hecho los cambios por ejemplo en política penitenciaria se han dado también en suelo francés. En estos meses se han acercado a prisiones próximas a Euskal Herria a nueve presos que estaba encarcelados en Francia.

El día del desarme, el ministro francés del Interior, Matthias Fekl,  considró que la entrega "unilateral" por parte de ETA de las localizaciones de ocho depósitos de armas es "un gran paso". En este sentido, horas después, el propio primer ministro francés, Bernard Cazeneuve,  dijo que la operación de entrega de armas supone "una etapa decisiva hacia el fin del terrorismo independentista vasco".

 

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto