Cerrar

11/01/2020

19:37

Política

MANIFESTACIONES

Miles de personas reclaman un cambio en la política penitenciaria a favor de la paz

EITB.EUS

80.000 personas han salido a la calle en Baiona y Bilbao para pedir un cambio en la política penitenciaria a favor de la convivencia y la paz.

1:48
Marcha de Sare en Bilbao
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La red ciudadana Sare, que trabaja en favor de los derechos de los presos vascos, y los llamados 'Artesanos de la Paz' han reunido a miles de personas en sendas manifestaciones celebradas este sábado, 11 de enero, en Bilbao y Baiona para reclamar un cambio en la política penitenciaria y avanzar hacia una sociedad en convivencia y paz. 80.000 personas según Sare se han dado cita en ambas capitales, unas 65.000 en Bilbao según estimaciones de la Policía municipal.

Bajo el lema 'Ez dezagun historia errepikatu', la marcha de Baiona ha partido a las 15:00 horas desde la zona deportiva de Lauga, y la de Bilbao, cuyo lema ha sido 'Orain presoak',  ha arrancado sobre las 17:15 horas desde La Casilla.

Más de 60 electos de Iparralde han mostrado su apoyo a la convocatoria de Baiona, con el presidente de la Mancomunidad de Iparralde, Jean René Etchegaray a la cabeza y los senadores Max Brisson (UPM), Frederique Espagnac (PS), o el alcade de Uztaritze Bruno Carrere, entre ellos. Precisamente han sido los representantes municipales, con sendos bastones de mando en la mano, los que han iniciado la marcha de Baiona que han arrancado 12 tractores. Junto a ellos, jóvenes en representación de las nuevas generaciones y familiares de los presos han realizado el recorrido de la movilización, seguidos por miles de personas.

Antes del inicio de la marcha, el presidente de la Mancomunidad Única de Iparralde, Jean René Etchegaray ha reclamado el acercamiento de los presos y ha criticado las "actitudes de bloqueo al proceso de paz".

La manifestación ha finalizado en la Plaza de la República poco después de las 17:00 horas con la lectura de varios comunicados. El alcalde de Hendaia, Kotte Ecenarro ha manifestado que "la voluntad de paz de un país tiene que superar el espíritu de venganza y la tentación de seguir anclado en el pasado". "Hay que abir una nueva etapa, porque mientras haya presos, no habrá un proceso de paz estable" ha añadido.

La presidenta de Bake Bidea, Anaiz Funosas, por su parte, ha recordado que "tenemos cuatro presos que en abril cumplirán 30 años de encarcelamiento. Que sigan presos es condenarles a muerte. Les queremos vivos y en casa. Y lucharemos por ello" ha dicho, para concluir que "el sufrimiento del pasado no puede ser un obstáculo para el futuro".

El 'artesano de la paz' Mixel Berhocoirigoin ha vaticinado que el 2020 "será el año que se muevan las líneas".

Cabecera de la marcha de Baiona. Foto: Sare

La manifestación de Bilbao

La movilización de Bilbao, que ha cogido el testigo de la Baiona, ha llenado las principales arterias de la capital de Bizkaia. Han sujetado la pancarta Asun Lasa, hermana de la víctima del GAL José Antonio Lasa,  Rosa Rodero, viuda del ertzaina Joseba Goikoetxea, asesinado por ETA -que han leido el manifiesto final-, junto al portavoz de Sare, Joseba Azkarraga, y miembros de Etxerat.

Entre los asistentes se ha podido ver así al coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi; el secretario de Comunicación de Podemos Euskadi, Andeka Larrea y el ex senador Josetxo Arrieta; los secretarios generales de ELA y LAB, Mitxel lakuntza y Garbiñe Aranburu; así como a miembros de UGT y CCOO, entre otros.

Arnaldo Otegi ha afirmado que "la demanda de la libertad de los presos y la vuelta de exiliados y deportados es también agenda vasca", la que "defiende hoy la mayoría social, sindical y popular de este país". Según ha indicado, "han pasado muchos años desde que desapareció la violencia armada ETA en este país y todo el mundo vino a decir que cuando esto sucediera se arreglarían determinados problemas". En ese sentido, ha señalado que "no hay ningún conflicto en el mundo en el que, desaparecido el conflicto, los presos han seguido alejados y encarcelados".

Por eso, ha dicho, "hoy nos vamos a manifestar otra vez para decir que este tiempo tiene que concluir". "La convivencia exige en este país que haya una hoja de ruta clara y una solución integral al problema de presos, exiliados y refugiados". "No es una demanda de un partido, no es una demanda de parte, es una demanda que cuenta con el apoyo institucional, social, y sindical de la mayoría de este país y se tiene que cumplir", ha remarcado.

Pancarta de la manifestación por la calle Autonomía. Foto: EFE

El representante de Podemos Euskadi Josetxo Arrieta ha explicado que su formación acude a esta manifestación "desde la perspectiva de los Derechos Humanos": "Es fundamental no solo el acercamiento de los presos", sino "un trato humanitario a los reclusos y no aceptar ninguna medida de excepcionalidad".

Además, ha reiterado que, "por parte de los presos, debe haber un reconocimiento del daño causado a las víctimas para responder a lo que ha sido una exigencia de la sociedad vasca durante mucho tiempo, una condena a la violencia existente y entender que la violencia ha sido injusta y ninguna victima se merecía lo que ocurrió".

El secretario general de ELA, Mitxel Lakuntza, ha exigido terminar con la actual política penitencia y ha mostrado su solidaridad con los familiares de los presos que la sufren, a la vez que ha demandado al Gobierno español "colocar en la agenda política la cuestión de los presos".

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha destacado el amplio apoyo político y social a las manifestaciones de este sábado y ha asegurado que son "miles" lo que creen necesario "acelerar" los cambios en la política penitenciaria.

También han participado en la marcha, que ha recorrido Bilbao al grito de 'Euskal presoak, etxera', una delegación de ERC integrada por su diputada en el Parlament Núria Picas y su vicesecretario general, Isaac Peraire, así como del diputado de JxCat en el Parlament Eduard Pujol, y del diputado de la CUP en el Congreso, Albert Botran, junto a representantes políticos como Arkaitz Rodríguez (Sortu), Metxe Aizpurua (EH Bildu), o Roberto Uriarte (Podemos). Todos los representantes catalanes se han sumado a la petición de cambio en la política penitenciaria del Estado español.

La manifestación de Bilbao ha contado con el apoyo de los exlehendakaris Carlos Garaikoetxea y Juan José Ibarretxe, el presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont y el dirigente histórico de ERC Josep Lluis Carod Rovira, entre otros.

Desde el mediodía el ambiente ha sido notable en Bilbao, sobre todo en el Casco Viejo, donde dultzaineros, batucadas, trikitilaris y bertsolaris han amenizado las horas previas a la marcha, a la que han llegado decenas de autobuses de distintos puntos de Euskal Herria.

Bertsolaris en el Casco Viejo de Bilbao. Foto: Sare

VIDEO: Otegi: 'Es una demanda de la mayoría social, política y sindical de este país':

El manifiesto

Rosa Rodero, viuda del sargento mayor de la Ertzaintza Joseba Goikoetxea asesinado por ETA, y Axun Lasa, hermana de la víctima de los GAL Joxean Zabala, han leído el manifiesto final de la marcha bajo el lema de 'Ahora los presos' desarrollada en Bilbao.

Se han presentado como "víctimas de las diferentes violencias que ha sufrido nuestro pueblo" y se han mostrado "decididas a dejar a nuestros hijos y nietas una sociedad reconciliada, en paz y mejor que la que recibimos de nuestros mayores".

Ambas han resaltado que es necesario caminar "lejos de cualquier instrumentalización de ninguna fuerza política o de la defensa de la venganza por encima del Derecho". Tras señalar que no quieren que nadie hable en su nombre, sí han apostado por "traducir el sentir de muchas víctimas si decimos, alto y claro, que los derechos humanos deben ser también la norma de actuación en las cárceles de España y Francia".

Las valoraciones de Etxerat y Sare

El portavoz de Etxerat, Urtzi Errazti, participante en la marcha, ha instado a los estados español y francés a que hagan "caso" a lo que dice la sociedad vasca y se pongan, "de una vez, a trabajar por la paz" y para acabar con la política penitencia de la dispersión.

Ha indicado que "éste es el único fin de semana de todo el año en el que la dispersión no nos hace daño, porque no vamos a las cárceles a visitar a nuestros familiares, para venir a las manifestaciones de Bilbao y Baiona, para recoger toda esa solidaridad y fuerza que nos transmite la sociedad vasca". "Todavía en 2020 seguimos sufriendo, y con esto hay que acabar de una vez por todas" ha finalizado.

Esta misma mañana, a escasas horas de las manifestaciones de Bilbo y Baiona, Sare ha emplazado al recién creado Gobierno español a tomar ejemplo del francés y a cumplir las promesas sobre el fin de la política penitenciaria de excepción:

Desde que hace nueve años ETA abandonara la lucha armada, apenas ha cambiado la estrategia de la política penitenciaria. Actualmente,  hay  241 personas encarceladas acusadas de pertenencia a ETA o colaboración.  La mayoría,  siete de cada diez, cumplen condena en cárceles situadas a más de 600 kilómetros de su casa.  Sólo tres presos  se encuentran en prisiones de Euskal Herria.

Según Sare, "es ahora, cuando hay que dar pasos en favor de los presos y presas: porque es necesario cambiar el ritmo del proceso" y alcanzar "un cambio en la política penitenciaria". "El Gobierno español, inicio de manera muy tímida a dar algunos pasos, en la progresión de grados; en el acercamiento de unos pocos presos a prisiones más cercanas; en la concesión de algún permiso penitenciario y a humanizar algo la situación de algunos presos enfermos. Han sido pasos muy pequeños, que creemos deben proseguir de manera más audaz y urgente", han dicho.

Por ello, exigen el inicio de un proceso que lleve a la aplicación de una política penitenciaria "que ponga fin al régimen de excepcionalidad que sufren los presos y presas vascos y permita diseñar la hoja de ruta del fin de una etapa y el regreso a sus casas".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;