Publicidad
Cerrar

15/02/2021

20:49

Política

Elecciones en Cataluña

ERC buscará formar el Govern junto a JxCat, la CUP y En Comú Podem

EITB MEDIA | AGENCIAS

Salvador Illa también iniciará una ronda de contactos para ser investido president, aunque practicamente no tiene opciones, ya que todos los partidos independentistas han rechazado pactar con el PSC.

  • El candidato de ERC, Pere Aragonès.

    El candidato de ERC, Pere Aragonès. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

ERC iniciará "de forma inmediata" la negociación con todos los partidos soberanistas "que nos lleve a la formación del nuevo Govern", y descarta totalmente cualquier posibilidad de acuerdo con el PSC, porque entiende que no "comparte objetivos" con dicho partido en Cataluña.

En una rueda de prensa tras la reunión de la dirección de ERC, la portavoz de este partido, Marta Vilalta, ha valorado el hecho de que "el independentismo haya vuelto a ganar en las urnas" y que "haya conseguido el objetivo histórico de haber superado el 50 %" de los votos.

ERC, además, considera que se abre "una nueva etapa" que debe ser liderada por su partido, con su candidato Pere Aragonès como nuevo presidente de la Generalitat porque "el independentismo de izquierdas ha quedado por delante y es mayoritario".

En ese sentido, Aragonès apuesta claramente formar Govern junto a Junts, CUP y En Comú Podem -con lo que sumarían una mayoría de 82 escaños en el Parlament-, y ha emplazado a los partidos a negociar para conseguirlo: "La responsabilidad es compartida".

Pese a ser el ganador en número de votos de las elecciones del 14F, Salvador Illa tiene mínimas opciones reales de ser investido presidente de la Generalitat, ya que los partidos independentistas ya han descartado cualquier pacto de gobierno con los socialistas.

Aun así, Illa ha anunciado que contactará con todos los partidos salvo Vox, para intentar negociar su investidura y también "luchará" para que el PSC sea quien presida el Parlament.

"Mi partido ha ganado las elecciones en Cataluña y me corresponde presentar candidatura y formar Govern", ha dicho Illa, que ha pedido a ERC no plantear caminos "inasumibles" como la autodeterminación o la amnistía y empezar a hablar de una nueva etapa en Cataluña centrada en los problemas reales de los ciudadanos.

Aún más explícito ha sido el expresidente de la Generalitat José Montilla, que ha apostado por "buscar vías de entendimiento" entre PSC y ERC: "Es una oportunidad que no tendríamos que dejar pasar".

Sin embargo, un acuerdo de gobierno entre las dos fuerzas más votadas en las elecciones del domingo parece ahora mismo inviable.

JxCat anuncia que apoyará la investidura de Aragonès

Por su parte, la candidata de JxCat, Laura Borràs, que ha apostado por formar un ejecutivo inequívocamente independentista, sin los comunes, ha asegurado que su formación no tiene "ningún inconveniente" en apoyar la investidura de Aragonès.

En cambio, la líder de En Comú Podem, Jéssica Albiach, ha pedido "valentía" y "generosidad" a ERC para que levante su veto al PSC y negocien a tres bandas la formación de un Govern de izquierdas, al tiempo que ha cerrado la puerta a participar o apoyar un ejecutivo que incluya a JxCat.

La CUP, que tiene la llave para desbloquear un Govern independentista, se ha mostrado dispuesta a avalar esta opción dependiendo de "qué esté dispuesto a hacer" y siempre que refleje el resultado de las urnas, que según su lectura han pedido "un proyecto más a la izquierda" que hasta ahora.

La debacle electoral abre una crisis en Ciudadanos

En el otro extremo, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha prometido que sus 11 diputados en el Parlament ejercerán una "oposición total" al nuevo Govern, para construir una "alternativa".

Más movidas bajan las aguas en las filas de Ciudadanos, después de perder en tres años 30 de sus 36 escaños: diputados, concejales y afiliados del sector crítico han pedido una "profunda regeneración" en la dirección y "cambios de liderazgo a nivel nacional y de Cataluña", esto es, la salida de Inés Arrimadas y Carlos Carrizosa.

Carrizosa ha replicado que "no se soluciona nada abriendo crisis en el partido" y ha apelado a la "unidad" y el "trabajo" para reflotar el proyecto.

La última formación en el Parlament, con solo 3 diputados, es el PP, cuya dirección ha culpado de sus malos resultados a la abstención y al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que acusan de "juego sucio" y de dar alas al independentismo.

Aún mayor es la decepción en el PDeCAT, que ha quedado fuera del Parlament y que ha abierto un "periodo de reflexión" y convocará a su Consell Nacional, máximo órgano entre congresos, para tomar decisiones de futuro.


 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto