Cerrar

25/09/2021

20:44

Política

DETENCIÓN EN CERDEÑA

Puigdemont recibe el apoyo de Aragonès y miembros de ERC y Junts en L'Alguer

AGENCIAS | EITB MEDIA

En rueda de prensa, Puigdemont ha reafirmado su compromiso con la independencia de Cataluña. Por su parte, Pere Aragonès ha reclamado que se retiren "todas las causas judiciales y órdenes de detención contra Puigdemont y el resto de los exiliados".

  • Carles Puigdemont, Pere Aragonés y Jordi Puigneró en Alguer. Foto: EFE

    Carles Puigdemont, Pere Aragonés y Jordi Puigneró en Alguer. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, detenido el jueves en Cerdeña (Italia) por orden del Tribunal Supremo español y puesto en libertad el viernes, ha reafirmado este sábado su compromiso con la independencia de Cataluña: "Seguiremos con la lucha para alcanzar nuestro objetivo. No nos rendiremos. Yo seguiré viajando por Europa".

Lo ha dicho en rueda de prensa desde L'Alguer junto a su abogado, Gonzalo Boye; el jefe de la Oficina de Carles Puigdemont, Josep Lluís Alay, y el Síndico del municipio italiano, Mario Conoci, tras reunirse con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el vicepresidente, Jordi Puigneró.

"Estoy contento del resultado final. Nuestra argumentación política y jurídica se ha demostrado. Los argumentos eran muy sólidos. La justicia italiana ha tardado unas pocas horas en tomar una decisión que España lleva cuatro años sin tomar", ha añadido.

También ha declarado que el Gobierno español solo "quiere dialogar con quiénes le dan apoyo parlamentario" y ha lamentado que haya "una parte independentista, no menor, que no está en los planes de Pedro Sánchez".

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha expresado su solidaridad con el expresidente catalán, y ha celebrado su libertad, aunque ha advertido de que ésta "no es completa".

Aragonès ha denunciado que "la represión de Estado español continúa" y ha defendido que "la única solución es la amnístia", tras reunirse en Alguer (Cerdeña) con el expresidente Carles Puigdemont.

En una comparecencia ante la prensa, el presidente catalán  ha pedido "la libertad completa, la retirada de todas las ordenes de detención contra Puigdemont y de todos los exiliados, la finalizacion de la represión contra el movimiento independentista y la reclamación de una solución política, que debe ser la amnistía y el reconocimiento del ejercicio del derecho a la autodeterminación".

Junto a Aragonès ha viajado el vicepresidente del Govern, Jordi Puigneró.

Pere Aragones y Carles Puigdemont pasean por Alguer. Foto: EFE

Pere Aragones y Carles Puigdemont pasean por Alguer. Foto: EFE

Puigdemont: "Estoy acostumbrado a ser perseguido por España"

Puigdemont se ha reunido hoy previamente con el presidente de Cerdeña, Christian Solinas, y el alcalde de Alguer, Mario Ponoci. En declaraciones a los medios ha dicho que "estoy acostumbrado a ser perseguido por España, pero el final es siempre el mismo: soy libre y voy a continuar luchando".

Puigdemont había viajado a Cerdeña para participar en un encuentro internacional organizado por la asociación Adifolk, junto con otras personalidades como la consejera de Acción Exterior de la Generalitat, Victoria Alsina.

A su llegada al aeropuerto de Alguer este jueves, fue detenido por la Policía italiana y conducido a una cárcel de máxima seguridad en Sassari, hasta que el viernes el Tribunal de Apelación de esta ciudad le permitió salir, sin medidas cautelares ni restricciones a la movilidad.

La Justicia italiana debía decidir si convalidar la detención del expresidente y la aplicación o no de medidas cautelares, y después la Corte tendrá que determinar si existen razones para su entrega a España. Para esta decisión, se ha fijado una primera audiencia el 4 de octubre en el Tribunal de Sassari.

Aragonès celebró ayer que Puigdemont hubiera podido salir de la cárcel con un mensaje en redes sociales: "Celebramos que el presidente Puigdemont quede en libertad, pero seguimos condenando la persecución judicial que desde hace cuatro años lo fuerza a vivir en el exilio".

Previamente, en una comparecencia en el Palau de la Generalitat junto a sus consejeros, había advertido al Gobierno de que la detención "no ayuda en nada al proceso de resolución del conflicto político" y no contribuye a generar "confianza entre las partes".

Las fuerzas mayoritarias del panorama político vasco denunciaron la detención y manifestaron su solidaridad con él y el pueblo catalán. El vicelehendakari primero y consejero de Seguridad del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, afirmó que la detención de Puigdemont es consecuencia de haber "judicializado un problema político".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;