Cerrar

20/04/2015

07:23

Sociedad

Tragedia en el Mediterráneo

La UE apela la responsabilidad moral de Europa frente a la inmigración

eitb.eus

La UE afronta desde hoy una serie de reuniones para analizar el drama de la inmigración, mientras reconoce que "la respuesta no está a la altura de la dimensión del problema".

01:26
inmigrantes malta
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha apelado a la responsabilidad "política y moral" común de todos los Estados miembro para hacer frente al aumento de inmigrantes que tratan de llegar por mar a las costas europeas y ha considerado "crucial" combatir a las redes que trafican con inmigrantes.

"La cuestión principal aquí es construir un sentido común europeo de la responsabilidad de lo que está ocurriendo en el Mediterráneo, sabiendo que no hay solución fácil, no hay una solución mágica, pero hay una responsabilidad que tenemos que ejercer juntos como europeos y de forma consistente y coherente", ha explicado en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores y del Interior de la UE en Luxemburgo.

Al margen de los "instrumentos de política exterior" disponibles de los que hablarán los Veintiocho para apoyar a un eventual gobierno de unidad nacional en Libia, país desde el que sale el mayor número de inmigrantes, los ministros de Exteriores "comenzarán a coordinar" con sus homólogos de Interior este lunes en Luxemburgo sobre cuestiones como "la presencia en el mar" dado que ellos son los competentes de la agencia europea de fronteras externas Frontex y la operación Tritón y cómo "compartir la responsabilidad" entre países a la hora de acoger a refugiados en sus respectivos territorios.

El drama humano que este fin de semana ha sacudido la conciencia europea, al naufragar en aguas del Canal de Sicilia (Italia) un barco que transportaba de manera clandestina a más de 700 personas que buscaban un futuro mejor en Europa, ha obligado a las autoridades de la UE a reaccionar y moverse para intentar buscar una salida a un problema para el que no han estado "a la altura", según reconocen desde la propia Comisión Europea.

Se trata de la mayor tragedia marítima de Europa, y, sin embargo, es tan solo la punta del iceberg de un drama invisible: en los últimos días, la Guardia Costera ha rescatado a 10.000 personas que intentaban llegar a Italia, y el pasado martes otras 400 fallecieron en otro naufragio sucedido en aguas del Mediterráneo. Cifras, recordemos, recogidas tan solo en los últimos días.

En este contexto, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE se reunen este lunes en Luxemburgo para discutir sobre la situación en el Mediterráneo.

Los jefes de la diplomacia europea ya tenían previsto reunirse hoy para tratar temas como las relaciones con Latinoamérica y el posible apoyo de la UE a Libia, país del que parte la mayoría de personas que tratan de alcanzar las costas europeas, pero la tragedia del Canal de Sicilia ha obligado a los ministros a situar el drama de la inmigración en el epicentro de la reunión.

Italia y Malta han venido pidiendo de forma insistente al resto de países de la UE que asuman sus responsabilidades en el control de la inmigración y la Comisión Europea también ha reclamado por su parte a los países más medios y financiación para la agencia europea de control de fronteras externas, Frontex.

"La respuesta no está a la altura de la dimensión del problema: el drama que ocurre y el aumento de inmigrantes potencial es enorme", ha reconocido una fuente diplomática europea de alto nivel.

A pesar de ello, la fuente ha reconocido que "no hay voluntad colectiva para una operación marítima más fuerte". "No está sobre la mesa", ha recalcado.

España ya ha dejado claro que no es partidaria de que Frontex asuma competencias de rescate de inmigrantes porque tendría un efecto llamada y apuesta por la cooperación con los países de origen para frenar la inmigración irregular, una fórmula que ha tenido éxito en el caso de Marruecos y Senegal.

Sin embargo, dicha fórmula es más difícil de aplicar con Libia, sin interlocutor real desde la caída del régimen de Muamar Gadafi a la luz de la crisis política y de seguridad que vive por los enfrentamientos entre facciones.

De cara a apoyar un eventual acuerdo entre facciones en Libia, los Veintiocho estudian "varios tipos de operaciones posibles". "Se puede hacer el control del alto el fuego, la seguridad de edificios estratégicos o instalaciones petroleras, hacer el control de puertos, aeropuertos, de fronteras... Todo esto requiere un número de efectivos muy diferente. Se necesitarían decenas de miles para controlar el alto el fuego y mucho menos si se trata de controlar edificios", han explicado fuentes diplomáticas, que han descartado que a priori los Veintiocho decidan el lunes sobre una opción u otra dado que se necesita más trabajo para planificar y detallar cada opción.

Varias fuentes diplomáticas han cuestionado sin embargo "la viabilidad de una operación militar" europea en Libia, "teniendo en cuenta las dificultades" de los Estados miembros para reunir "un número importante de fuerzas" y "las dudas de que los libios" pidan este tipo de ayuda.

MÁS REUNIONES EN BUSCA DE UNA SOLUCIÓN

Más allá de la cita de hoy, la Comisión Europea (CE) ha anunciado asimismo la próxima celebración de una reunión conjunta de los ministros europeos de Interior y Asuntos Exteriores para abordar el drama migratorio, aunque de momento no hay fecha fijada.

Por su parte, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha solicitado la reunión urgente de los líderes de la Unión Europea con objeto de discutir la respuesta a la inmigración clandestina.

 

stina.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;