Cerrar

Sociedad

Caso 'Cabacas'

Dos años de cárcel para el oficial de la Ertzaintza implicado en el caso 'Cabacas'

AGENCIAS | REDACCIÓN

Con la pena que se le ha impuesto, este oficial de la Ertzaintza no ingresará en prisión ni deberá dejar su puesto de trabajo, ya que se encuentra jubilado. Los otros cinco agentes han sido absueltos.

1:07

Euskaraz irakurri: Bi urteko kartzela zigorra ezarri diote 'Cabacas' auziko ertzain arduradun nagusiari

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a dos años de cárcel y cuatro años de inhabilitación a uno de los seis ertzainas que estaban acusados de homicidio imprudente por la muerte en abril de 2012 del aficionado del Athletic de Bilbao, Iñigo Cabacas, a consecuencia de un pelotazo de goma.

Según han informado fuentes jurídicas, el Tribunal ha decidido condenar al agente de máxima graduación de los que estaban procesados, y que, durante el juicio, aseguró que, cuando se produjo la carga policial en el callejón de María Díaz de Haro, en el que falleció Cabacas, ni siquiera salió de la furgoneta. Los otros cinco encausados han sido absueltos.

El aficionado del Athletic recibió un impacto en la cabeza de pelota de goma tras el partido celebrado en San Mamés el 5 de abril de 2012 entre el Schalke 04 alemán y el equipo rojiblanco, y falleció cuatro días después en el Hospital de Basurto.

Con la pena que se le ha impuesto, este oficial de la Ertzaintza no ingresará en prisión ni deberá dejar su puesto de trabajo, ya que se encuentra jubilado.

El tribunal considera al condenado responsable de homicidio cometido por imprudencia grave profesional y le impone dos años de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio durante el tiempo de la condena, y cuatro años de inhabilitación para el ejercicio de su profesión.

Cabe interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo en un plazo de cinco días hábiles desde su notificación y se presentará en la Audiencia.

En el juicio, solo acusó la representante legal de la familia de Iñigo Cabacas, Jone Goirizelaia, que reclamó cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación para cada uno de los seis agentes que se sentaban en el banquillo de los acusados.

Por su parte, la Fiscalía pidió la libre absolución al considerar que no se les podía acusar a los encausados de cometer infracción penal y que no se había podido determinar la autoría del disparo de pelota de goma que causó la muerte a Cabacas.

La actuación de la Ertzaintza "fue inadecuada"

La Audiencia Provincial de Bizkaia afirma que, si el oficial hubiera actuado "impidiendo o deteniendo la carga policial" en un callejón de las inmediaciones del estadio de San Mamés, "el fallecimiento no se habría producido".

La sentencia asegura, además, que una actuación policial de esas características "no estaba justificada", y que "el escaso lanzamiento de objetos" por parte de algunos de los que se encontraban en el callejón de María Díaz de Haro de la capital vizcaína, "podía haberse cortado sin usar pelotas de goma".

De hecho, considera que el operativo desarrollado en el callejón "provocó situaciones de pánico" y puso en riesgo la integridad física" de las personas que se encontraban congregadas en el lugar.

Por ello, cree que la actuación de la Ertzaintza "fue inadecuada, de acuerdo con esa misma normativa por las características del callejón con reducidas dimensiones y con una sola vía de salida al fondo del callejón, lo que, unido a la presencia en el lugar de una gran aglomeración de personas, dio lugar a una situación de atrapamiento y provocó situaciones de pánico, poniendo en riesgo la integridad física de los allí congregados y produciéndose el lamentable desenlace del impacto y fallecimiento" de Iñigo Cabacas.

 

 

 

"Deficiente investigación"

El tribunal considera que las declaraciones de los agentes sobre el lanzamiento de objetos "están cargadas de subjetividad, de un ánimo de eludir responsabilidades y de cierto espíritu corporativo que les resta credibilidad".

También cuestiona la credibilidad de los agentes de las furgonetas cuando aseguran que no vieron disparar pelotas a sus compañeros. Basándose en un vídeo, dice que "es imposible" que no vieran disparar alguno de los disparos con pelota.

El tribunal evidencia que tras varias llamadas de ciudadanos informando de una pelea en una zona con gran afluencia de personas hubo "un incremento desmesurado" de efectivos policiales (más de diez furgonetas en el mismo tramo de calle) y un "incremento injustificado de la tensión" en el lugar, provocado "por la propia actuación policial".

Hubo, según indica, "una situación de considerable descontrol en los agentes que actuaban y de descoordinación entre los mandos".

El tribunal también lamenta "la deficiente investigación" llevada a cabo por la Ertzaintza que explica "la dificultad" que ha tenido la causa en la fase de instrucción y "las carencias" en la fase de enjuiciamiento y echa en falta que la noche de los hechos no se hubiera preservado el lugar para realizar comprobaciones periciales más exactas y que no se recogiesen todas las armas utilizadas en el operativo.

"Con ello -argumenta- se habría podido traer a juicio a todos los eventuales autores de disparos con pelota con un mínimo grado de certeza o se hubiera podido conocer quién fue el autor del disparo que causó el resultado fatal".

En su resolución, el tribunal rechaza imponer al condenado una orden de alejamiento de la familia Cabacas, como solicitaba la acusación particular.

Por su parte, Iñaki Irizar, abogado del ertzaina condenado, sostiene que su defendido no es culpable de los hechos que se le imputan, y cree que la Justicia lo ha utilizado como "chivo expiatorio".

Las primeras reacciones ante la sentencia

Tras conocer la sentencia, familiares y amigos de Iñigo Cabacas han convocado este viernes (17:00 horas) una "concentración masiva" frente al Palacio de Justicia de Bilbao para denunciar el veredicto de la Audiencia de Bizkaia.

Por su parte, el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha decidido que no va a pronunciarse hasta tener en sus manos y analizar la resolución, según han indicado fuentes de la Consejería que dirige Estefanía Beltrán de Heredia.

Hasta el momento, solo EH Bildu, Sortu y el sindicato Esan de la Ertzaintza han ofrecido su opinión con respecto al fallo de la Audiencia de Bizkaia.

La coalición soberanista considera que la sentencia de la Audiencia de Bizkaia por la muerte de Íñigo Cabacas tras ser alcanzado por una pelota de goma de la Ertzaintza "deja en vergüenza al Departamento de Seguridad" porque "ha ocultado información" de forma que "los verdaderos responsables" de su fallecimiento "siguen impunes".

El parlamentario de EH Bildu, Julen Arzuaga, ha destacado que el fallo critica la "investigación deficiente" que ha habido en este caso, una "acusación muy grave" contra el Departamento vasco de Seguridad "porque ha mentido, ha ocultado información y ha dificultado la investigación para evitar que se conozca la verdad".

Según el parlamentario de EH Bildu, esto demuestra que el Departamento que dirige Estefanía Beltrán de Heredia ha buscado "la impunidad de los perpetradores de la muerte de Íñigo, en un operativo que la sentencia reconoce como desproporcionado, inadecuado y fuera de toda norma, instrucción o protocolo de actuación".

El fallo judicial "deja en vergüenza al Departamento de Seguridad, que no ha buscado el esclarecimiento de los hechos sino el encubrimiento de sus responsables" ha recalcado Arzuaga, quien ha lamentado que aunque se haya condenado a un ertzaina, "quedan todavía sin investigar, ni castigar a los verdaderos responsables" de la muerte de Iñigo Cabacas.

Por su parte, Sortu ha denunciado "la injusticia y la impunidad" de la sentencia del caso 'Cabacas', y ha llamado a participar en las movilizaciones en la calle que se convoquen para protestar por este fallo judicial.

Los familiares y amigos de Iñigo Cabacas sienten en este momento "furia e impotencia" porque "los tribunales aún no han hecho justicia", ha indicado la izquierda abertzale.

"Los sistemas de justicia y los modelos policiales, como muchas otras instituciones, todavía responden a la lógica pasada", ha agregado.

Por otro lado, el sindicato de la Ertzaintza Esan ha considerado que la sentencia de la Audiencia de Bizkaia sobre la muerte de Iñigo Cabacas por el impacto de una pelota de goma deja "acreditado" que los agentes no quisieron causar "ningún daño" con su intervención.

En una nota Esan ha lamentado "profundamente" la muerte de Cabacas y ha dicho entender el dolor de sus allegados, "pero también lamentamos el sufrimiento que han padecido los ertzainas implicados en la actuación y que fueron imputados sin pruebas en su contra, porque siempre hemos considerado que hemos actuado sin ninguna mala fe y con total responsabilidad en el cumplimiento de nuestro trabajo".

 

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto