Cerrar

Sociedad

Desprendimiento en Zaldibar

La familia de Joaquín Beltrán afirma que "puede y debe hacerse mucho más"

AGENCIAS | REDACCIÓN

Los familiares denuncian que las labores de búsqueda han estado "descoordinadas" y han sido "insuficientes". También piden a los políticos "se aparten y dejen hacer a los técnicos".

  • Vertedero de Zaldibar

    Vertedero de Zaldibar. Imagen: EFE

Euskaraz irakurri: Joaquin Beltranen familiak erreskatean "askoz gehiago" egin behar dela esan du

La familia de Joaquín Beltrán, uno de los dos trabajadores que permanecen sepultados tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Bizkaia) el pasado 6 de febrero, ha denunciado que un mes después de los hechos los dos operarios sigan "enterrados entre basura".

En un comunicado, los allegados de Beltrán han pedido que "no se escatime en medios" el rescate porque "puede y debe hacerse mucho más", y han solicitado que los políticos "se aparten y dejen hacer a los técnicos".

Tras señalar que comprenden la dificultad y riesgos que entrañan las labores de rescate, tanto desde el punto de vista técnico como logístico, han asegurado que creen que "puede y debe hacerse mucho más de lo que se está haciendo"."Por desgracia, hay ejemplos recientes de cómo no se ha escatimado en medios para rescatar a desaparecidos", han apuntado.

La voluntad de la familia Beltrán es que el rescate sea "la verdadera prioridad, que se coordinen adecuadamente las actuaciones precisas y que los políticos se aparten y dejen hacer a los técnicos".

Mando único de las tareas

"Queremos que se articule un procedimiento que posibilite la actuación del Jefe de Emergencias como mando único efectivo de las tareas de rescate y que éste sea quien gestione la totalidad de efectivos, quien pueda decidir contar con quienes mejor conocen el terreno y con los profesionales adecuados y a quien se posibilite el acceso a la totalidad de la documentación precisa al respecto", ha afirmado.

En su opinión, las labores de búsqueda han estado "totalmente descoordinadas desde arriba y han sido inadecuadas e insuficientes"."La realidad es que Alberto y Joaquín siguen enterrados entre basura. Al margen de las responsabilidades políticas y operativas a depurar en cuanto a la gestión y dirección de la crisis del vertedero de Zaldibar, lo prioritario es encontrar a nuestros maridos, padres, hermanos, amigos, compañeros. Queremos que nos los devuelvan", ha instado.

En esta línea, ha apuntado que "no se trata de preguntar por qué se ha rechazado la ayuda del Ejército, por qué no hay más perros en la admirable unidad canina, por qué no se ha dotado de personal suficiente y experimentado las labores de búsqueda; por qué ha habido máquinas paradas por falta de palistas y combustible y han tenido que ser utilizadas las de las propias víctimas, por qué no se han articulados relevos operativos o no se ha respetado la normativa laboral en materia de seguridad, poniéndose en peligro la propia vida de los trabajadores de las contratas".

"Espectáculo de la política"

Tras advertir de que no se van a mantener observando "el espectáculo de la política, viendo cómo unos y otros se acusan mutuamente en plena precampaña electoral", han destacado que no van a consentir que, una vez se celebren las elecciones y "la tragedia deje de molestar o de poder rentabilizarse políticamente", sus familiares "caigan en el olvido". "Lehendakari, no vamos a permitir que te olvides: Alberto eta Joaquin gogoan", ha afirmado.

Excelentes profesionales

La familia Beltrán ha señalado que durante todo este tiempo ha confiado en la labor de "excelentes profesionales y mejores personas a las que seguramente nunca podremos recompensar como se merece quien pone en riesgo su vida para facilitar la de los demás, pero a los que queremos al menos hacer llegar públicamente nuestro más sincero agradecimiento: a todo el personal de emergencias, a los equipos de bomberos, a la Ertzaintza, especialmente a los agentes y a los perros de la Unidad Canina; a los Forenses, dotados de una especial sensibilidad".

Asimismo, agradecen su labor a los voluntarios y a todos aquellos que les han prestado su ayuda; a los profesionales de los medios de comunicación, que han sabido respetar sus sentimientos y trasladar adecuadamente a la calle la "dura realidad"; a los activistas y divulgadores medioambientales; a los movimientos ciudadanos espontáneos; y a toda la opinión pública en general que les ha tratado "inmejorablemente" y ha sabido empatizar con su dolor.

Bochornoso espectáculo

Asimismo, ha manifestado que durante todo este tiempo se ha mantenido al margen del "bochornoso espectáculo de las comparecencias, dimes y diretes, información y desinformación de los portavoces de los distintos partidos políticos".

"¡Qué decir de las palabras de viceconsejeros y consejeros del Gobierno Vasco! ¡Qué decir de las palabras del propio Lehendakari! Llegamos a tener un atisbo de esperanza cuando pasamos del incalificable 'estar por estar' al 'tenéis barra libre'. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Y aún nos faltaba 'el relato'. Sigue faltando, pero el de quienes han estado a pie de tragedia", ha indicado.

A su parecer, "desde el minuto uno, la gestión de los 'comisarios políticos' del operativo de rescate desplegado ha sido un despropósito absoluto. Una puesta en escena vacía de contenido con la que cubrir las apariencias ante la inminencia del escenario electoral". "No vale la autocrítica si no se critica nada, si no se corrige nada", ha denunciado.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto