Cerrar

25/02/2021

08:56

Sociedad

ENERGÍA

El "hidrógeno verde" ayudará a "descarbonizar" sectores como el transporte pesado

EITB MEDIA | Elhuyar

Los expertos creen que el hidrógeno producido mediante energías renovables será un buen complemento a las baterías en el futuro.

1:42
Un coche de hidrógeno
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El sector de la energía mira con esperanza al hidrógeno como complemento a las energías renovables. Aunque el hidrógeno es un gas tradicionalmente producido a partir de combustibles fósiles (lo que implica grandes emisiones de CO2 en su producción), también se puede obtener mediante la electrólisis del agua aplicando electricidad de fuentes renovables; de ahí el término "hidrógeno verde". Según Nuria Gisbert, directora general de CIC energiGUNE, "va a servir para descarbonizar sectores de la economía que con otras alternativas, como pueden ser las baterías, va a ser muy difícil conseguir; por ejemplo, el transporte pesado".

En principio, la forma habitual de almacenar la electricidad de las renovables son las baterías. "Baterías e hidrógeno no son soluciones excluyentes, van a ser siempre complementarias", dice Gisbert, que añade que, "en general, para todas las aplicaciones no se pueden responder desde una misma solución tecnológica, por lo cual las baterías y el hidrógeno van a ir de la mano para distintas aplicaciones".

Una pila de combustivble de hidrógeno, centro de CIDETEC en San Sebastián. Foto: Elhuyar

Una bombona de hidrógeno en el centro de CIDETEC en San Sebastián. Foto: Elhuyar

Y es que la gran ventaja del hidrógeno es el poder almacenar energía a largo plazo. "De hecho, el hidrógeno no es un combustible", recuerda Iker Alecha, investigador del centro de investigación CIDETEC, "es un vector energético, y eso quiere decir que se puede almacenar en el momento que se produce y luego, según la aplicación, se puede extraer y usar en el momento que se pueda".

Sin embargo, no todo son ventajas. "Como punto flaco o débil podría citar que la red de distribución del hidrógeno hoy en día no está implantada o generalizada, debido a su alto coste y la tecnología incipiente que es", dice Alecha.

Iker Alecha, investigador de CIDETEC. Foto: Elhuyar

Un ejemplo de su debilidad es la clara apuesta del sector de coches eléctricos hacia el vehículo eléctrico. "Al final sus decisiones son en función de las cuotas de mercado que vayan a poder obtener. Es cierto que los coches de hidrógeno vendidos están en el orden de magnitud de 10 000-12 000 unidades el año pasado. También es cierto que se ha ido doblando en valores absolutos de año a año", dice Gisbert. "Pero, en comparación, en coches eléctricos estamos hablando de millones de unidades vendidas". Y, de hecho, solo algunas marcas apuestan fuerte por el hidrógeno.

Nuria Gisbert, directora general de CICenergiGUNE (Miñao, Araba). Foto: Elhuyar

Un coche eléctrico en una zona de carga en la calle. Foto: Comisión Europea

El hidrógeno verde trae una gran expectativa, pero, hoy por hoy, es una apuesta a largo plazo.

Esta misma semana se ha presentado el Corredor Vasco del Hidrógeno. Un total de 78 entidades públicas y privadas participan en un proyecto que nace para avanzar en este ámbito.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;