Cerrar

07/08/2021

12:10

Sociedad

PESCA

Eguzki denuncia la presencia de barcos arrastreros pelágicos en la costa vasca

EITB MEDIA

El colectivo ecologista ha recordado que la pesca con redes pelágicas está prohibida tanto por el Gobierno Vasco como por el Gobierno de España, y ha exigido "más compromiso" a ambas administraciones.

  • Varios ejemplares de pez espada capturados por barcos arrastreros pelágicos. Foto: Eguzki.

    Varios ejemplares de pez espada capturados por barcos arrastreros pelágicos. Foto: Eguzki.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El grupo ecologista Eguzki ha denunciado la presencia de hasta 12 barcos arrastreros pelágicos irlandeses fondeados en el puerto de Ondarroa (Bizkaia) tras faenar en aguas próximas a la costa vasca.

Este colectivo, que califica de "inadmisible" la presencia de estos pesqueros en la costa vasca, recuerda que la pesca con redes pelágicas o de arrastre está prohibida tanto en España como en las aguas de la Comunidad Autónoma Vasca por sus respectivas administraciones, "principalmente porque arrasan con todo lo que se pone en su camino y genera muchísimo descarte". "No es sostenible pues esquilma hasta agotar los caladeros y los ecosistemas", denuncian.

En una nota, han criticado que recientemente, en el puerto pesquero de Ondarroa una pareja de pesqueros pelágicos, que tienen la mitad de tripulación que los artesanales, descargaron "más de 90 000 kilos de bonito, la mayoría machacados, que los venderían a 2-3 euros el kilo, a mayoristas como Urlapesca y Ondarroa19".

Afirman que este bonito, "sin pasar ni por la Cofradia" de la localidad, va a parar "a conocidos centros comerciales y a la mayoría de 'nuestras' conserveras para que posteriormente nos lo vendan en la tienda enlatado a 16-21 euros el kilo haciéndonos creer y pagar a precio de bonito del norte pescado con anzuelo de uno en uno".

También denuncian que "estos barcos arrastreros, que principalmente son de origen francés e irlandés, faenan bajo el manto de la legalidad europea en aguas internacionales, aunque en ocasiones traspasan la línea a 12 millas de nuestra costa transgrediendo la legalidad vasca y española donde estas técnicas están prohibidas".

Por este motivo, el grupo ecologista vasco pide "más compromiso a las administraciones española y vasca" y que sean "mas rigurosos" con "los descartes, cuotas, avisos previos de descarga y pasos de lonja". Consideran que si existiese un "férreo control" sobre estas capturas, "a los pelágicos y mayoristas no les saliese rentable descargar en nuestros puertos, pues se reduciría notablemente la lista de posibles compradores".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;