Cerrar

08/10/2021

10:39

Sociedad

Día Mundial de la Dislexia

Desarrollar habilidades lectoras tempranas, clave para la detección precoz de la dislexia

ANE SANTESTEBAN | EITB MEDIA

Se trata de capacidades analíticas que se trabajan con los juegos de letras y sonidos y que facilitan al cerebro la identificación de las letras dentro de las palabras. Los niños y niñas que pueden desarrollar dislexia tienen especiales dificultades en estas habilidades.

  • Un niño leyendo un libro

    Un niño leyendo un libro. Foto: Pixabay

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La dislexia es un trastorno que afecta exclusivamente a la lectura, por lo que se suele manifestar cuando la niña o niño comienza a leer. Afecta al 10 % de la población mundial, sobre todo a los chicos. Es un trastorno con muchas variantes y cada caso tiene sus peculiaridades. Por ello, es fundamental que cada persona con dislexia trabaje su propio camino. No obstante, existen características comunes y herramientas generales de trabajo para poder combatirla.

Joana Acha es profesora e investigadora en la Facultad de Psicología de la UPV/EHU y ha realizado diversos estudios sobre el desarrollo de la lectura, sobre todo sobre cómo se desarrollan las representaciones ortográficas. Trabaja con niños y niñas disléxicos y no disléxicos para comprender el sistema cognitivo de la lectura, y sus investigaciones han concluido que la clave para detectar precozmente la dislexia es desarrollar habilidades lectoras tempranas.

Según ha precisado, se trata de capacidades analíticas que se suelen trabajar con juegos de letras y sonidos y que facilitan al cerebro la identificación de las letras dentro de las palabras. Si esas habilidades se llevan a cabo entre los cuatro y los seis años, se prepara un "sistema de lectura cerebral" para aprender a leer de forma precisa y rápida en Primaria.

El problema de la dislexia se puede reflejar de dos formas. Por un lado, detectando la inexactitud general; por ejemplo, sustituir las letras, no leer una o varias letras de esa palabra o intercambiar palabras. Por otro lado, cuando el niño o niña adquiere precisión puede expresar una lectura lenta que dificulta la comprensión.

"En la mayoría de los casos, estos niños y niñas pierden la motivación para leer y aprender y sufren graves problemas de inseguridad y frustración emocional"

Estas dificultades se detectan cuando el niño o niña está ya en Primaria, hacia los seis años, y Acha cree que eso afecta negativamente por dos cuestiones: porque el problema afecta al rendimiento académico y porque las personas que lo padecen perciben sus limitaciones. "Así, en la mayoría de los casos, estos niños y niñas pierden la motivación para leer y aprender y, en muchos casos, sufren graves problemas de inseguridad y frustración emocional", ha añadido.

En nuestro sistema educativo, las y los niños comienzan a decodificar hacia los seis años. "Las investigaciones indican que mediante la decodificación precisa interiorizamos mejor las palabras y las leemos más rápido". Pero para poder decodificarlo con exactitud, antes es necesario tener dominadas las conexiones entre los sonidos y las letras, identificando y nombrando bien las letras, bien cuando aparecen aisladas o cuando debemos buscarlas en la propia palabra. Todo ello debería trabajarse antes de los seis años, según la investigadora, para garantizar una decodificación exacta en Primaria.

Un niño aprendiendo las letras. Foto: Pixabay

Un niño aprendiendo las letras. Foto: Pixabay

Las personas que padecen dislexia tienen que esforzase más hasta la adolescencia. En este sentido, se recomienda transmitir información de forma visual y auditiva para conseguir los logros académicos necesarios. Sin embargo, eso no significa que tengan que dejar de lado la lectura, ha recordado Acha, ya que "la lectura es una vía para el conocimiento".

"La lectura compartida diaria con los padres en casa desde pequeños es una actividad muy eficaz para facilitar la atención, el nivel de vocabulario y las capacidades lectoras"

En la CAV y en el Estado español, el nivel de lectura es inferior a la media. "En Finlandia tienen mejores resultados tanto en la lectura como en la educación en general, pero tienen algunas variables que lo explican, ha detallado. "En el sistema educativo, la mitad del currículum está orientado a la lectura y a la escritura, y existe una amplia red de bibliotecas en todo el país. Asimismo, a nivel social se valora muchísimo la lectura", ha subrayado, y ha añadido que es habitual que los niños pasen tiempo leyendo.

Para mejorar el nivel de comprensión lectora, "la escuela y la sociedad en general tiene un papel importante", ha explicado. Acha cree que lectura compartida diaria con los padres en casa desde pequeños es una actividad muy eficaz para facilitar la atención, el nivel de vocabulario y las capacidades lectoras de los más pequeños. Finalmente, ha invitado a reflexionar sobre el valor de las competencias básicas como la lengua o la lectura en nuestra sociedad.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;