Cerrar

Sociedad

Energías renovables

La Eurocámara aprueba la clasificación de Bruselas para considerar inversiones verdes el gas y la nuclear

Agencias | Eitb media

Con 328 votos en contra, 278 votos a favor y 33 abstenciones, el pleno ha tumbado el informe de la comisión parlamentaria que impedía aplicar la taxonomía. Las organizaciones ecologistas lamentan la decisión y anuncian acciones legales contra la Comisión Europea.

  • Torre de enfriamiento de una planta de energía nuclear. Foto: Pixabay

    Torre de enfriamiento de una planta de energía nuclear. Foto: Pixabay

Euskaraz irakurri: Gasa eta energia nuklearra inbertsio berdetzat jotzeko Bruselaren sailkapena onartu du Europako Parlamentuak

El pleno del Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles la decisión de la Comisión Europea de incluir el gas y la energía nuclear en la clasificación del reglamento de taxonomía que establece qué inversiones pueden considerarse como sostenibles.

El pleno corrige así la posición en contra adoptada en comisión parlamentaria y tumba con 328 votos en contra, 278 votos a favor y 33 abstenciones el informe que planteaba una objeción que impedía al Ejecutivo comunitario aplicar la taxonomía y requería de una mayoría absoluta de la Cámara para salir adelante.

Para que la nueva clasificación comience a aplicarse a partir de enero de 2023, necesita aún superar el trámite del Consejo, donde los Estados miembro tienen hasta el próximo día 11 para presentar objeciones.

Un "desastre", según los ecologistas

Las organizaciones ecologistas han lamentado este miércoles que el Parlamento Europeo (PE) haya aprobado la propuesta de calificar como taxonomía verde a la energía nuclear y al gas, algo que consideran un "desastre" climático y un "atraso" para la transición energética.

En general, las organizaciones ecologistas opinan que esta decisión "va en contra de la ciencia", porque estas energías "no son sostenibles" y su aprobación obedece a las "presiones" de determinados grupos económicos para que se aprobase esta taxonomía verde.

Greenpeace ha anunciado que emprenderá acciones legales contra la Comisión Europea tras esta decisión, y su portavoz en España, Meritxell Bennasar, ha asegurado a EFE que el PE se ha "dobleagado" a los intereses económicos de "unas cuantas empresas de gas y nuclear" y de países como Francia y Alemania.

Además, Bennasar ha lamentado que los políticos y "no los expertos" sean quienes decidan la futura hoja de ruta para la transición energética que realmente se necesita.

El coordinador federal de Alianza Verde, Juantxo López de Uralde, asegura que con la decisión "ganan los 'lobbys' de las grandes corporaciones energéticas" del gas y la nuclear, lo que "detrae" la inversión en energías renovables.

López de Uralde quiere que el Gobierno de España se sume a países como Austria y Luxemburgo, que han anunciado su intención de recurrir esta decisión al Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Ecologistas en Acción califica la decisión del PE como "desastre" a nivel climático y financiero, ya que "va en contra de todo criterio científico", según la responsable de campaña de gas de de la organización, Marina Gros, quien ha instado a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, a ir "un paso más allá" y recurrir a los tribunales.

"Los políticos tienen la respuesta, pero son incapaces de tomar las decisiones correctas", ha criticado la responsable de justicia climática y energía en Amigos de la Tierra, Cristina Alonso Saavedra, quien ha incidido en que su aprobación es una "irresponsabilidad" y un "lavado verde" para ambos tipos de energía.

A pesar del posicionamiento de la Eurocámara, el Consejo de la Unión Europea (UE) todavía podría rechazar esta decisión si se oponen antes de la medianoche del 11 de julio el 72 % de los países -20 de 27- y estos representan al menos al 65 % de la población de la UE -unos 290 millones de personas-.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto