Cerrar

20/11/2021

10:13

déjate llevar

Crónica de Araba

Homenajes solidarios, resortes de firmeza y pasaporte covid en la nueva fase de la pandemia

EITB MEDIA

El emotivo homenaje el Ayuntamiento a los fallecidos por Covid y a todas las personas y colectivos, que han estado en primera línea en los momentos más duros de la pandemia, no ha podido desembarazarse de la sombra amenazadora que supone el notable incremento de los nuevos contagios.

  • El pasaporte covid puede incentivar la vacunación y mejorar los niveles de inmunidad.

    El pasaporte covid puede incentivar la vacunación y mejorar los niveles de inmunidad.

    3:36 min
imagen player
imagen player
imagen player
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El acto celebrado el poasado miércoles en el Palacio de Congresos Europa fue un reconocimiento solidario y un resorte de firmeza ante la inminente realidad.

El virus advierte de que está dispuesto a volver en navidad. Aunque en realidad nunca se había ido, lo cierto es que la sexta ola llama a la puerta. El conjunto de la sociedad vuelve a estar a prueba. Ahora con una diferencia: ya no hay escusas. No vale decir que llega de improviso y que nos ha pillado desprevenidos.

Vitoria estuvo severamente afectada en el estadillo de la pandemia. La mortalidad en la capital alavesa creció un 20 por ciento durante el pasado año y la expectativa de vida, es decir la edad media, ha descendido en más de un año. Las cifras con el tiempo regresarán a guarismos similares a los pre-pandémicos, pero la huella de sus consecuencias es indeleble. Nada será igual que antes y además desconocemos la dimensión real de los cambios, algunos de ellos en acelerada evolución.

La vacunación ha reducido los casos graves y la presión hospitalaria. La ya bautizada ola de los no vacunados, por lo tanto, ha reabierto el debate sobre la necesidad del pasaporte covid y la obligatoriedad de la vacunación. Aumentar el número de inmunizados, incluyendo una tercera dosis, o volver a las restricciones que limitan el bienestar, la economía y la salud mental de los ciudadanos es el dilema de fondo.

En la opinión pública gana terreno el hecho de que no vacunarse pueda ser un derecho, pero ir a un restaurante o a un concierto, no. Una forma de discriminación positiva ante quienes son un potencial peligroso para sí mismo o los demás. Otras voces alertan del riesgo de focalizar en un sector concreto las responsabilidades de una compleja situación. La vacunación neutraliza la gravedad de los contagios pero no erradica el virus, como se pensó en un principio.

El Diputado General y el alcalde de Vitoria no han dudado en expresar sus posiciones. "Quienes no se han vacunado, deben ser sometidos a restricciones para impedir contagios", ha dicho Ramiro González". "Los que no quieren recibir la vacuna tendrán que hacer una vida diferente", ha subrayado Gorka Urtaran.

 Ahora habrá que esperar a lo que diga el lunes el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco a los planteamientos que le ha trasladado El Gobierno Vasco para exigir el certificado con el fin de contener los contagios e incentivar la vacunación. Los servicios jurídicos del ejecutivo vasco sostienen que la afección a las libertades individuales que supondría la exigencia del llamado pasaporte Covid se contrapone al derecho fundamental a la visa y la salud pública, que debe prevalecer por encima de todo.

Antes de que se pronuncie el Tribunal, mañana domingo, Araba afronta una particular jornada de democracia en estado puro. 36.000 ciudadanos alaveses están llamados a las urnas para renovar los 333Concejos del Territorio. Un órgano singular en el tejido institucional alavés que se mantiene operativo con un sistema electoral abierto y participativo.

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Radio Vitoria
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;