Publicidad
Cerrar

12/06/2018

23:00

La noche de

LND

¿Es la 'La semilla del diablo' una película maldita?

EiTB

'La Noche De...' ha desvelado algunos de los misterios que giran en torno al edificio neoyorquino Dakota, lugar en el que se llevó a cabo el rodaje del film.

6:07
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Más de uno recordaréis el estreno de la taquillera película La semilla del diablo, pero no son tan famosos los misterios que envuelven el edificio donde se rodó. El drama de terror se estrenó el 12 de junio de 1968 y no tardó en convertirse en un auténtico éxito. Según ha desvelado el programa ‘La Noche De…’ ni la protagonista Mia Farrow, ni su director Roman Polanski, ni su esposa Sharon Tate se podrían imaginar que en torno a la película se acabarían cometiendo seis asesinatos, lo que dio lugar a que surgieran rumores sobre el edificio en el que se llevó a cabo el rodaje.

EL EDIFICIO

La semilla del diablo se rodó en el neoyorkino edificio Dakota, un lugar en el que ya se habían cometido hasta 12 suicidios antes de que se rodara la película. Por si fuera poco, se trata del edificio en el que vivían Yoko Ono y John Lennon cuando el legendario fundador de los 'Beatles' fue asesinado a balazos. Y aunque el músico no fue asesinado estrictamente dentro del edificio, murió en la acera del Dakota, después de que el psicópata Mark David Chapman le disparara cuatro veces por la espalda.

Este crimen no hizo más que aumentar la leyenda tenebrosa sobre un edificio que ya era inquietante desde su misma construcción. Comenzaron a poner la primera piedra en 1880, cuando en esa parte de Nueva York no había nada más. Estaba tan aislado y lejos del centro, que los neoyorquinos solían decir que ir hasta allí era 'como ir hasta Dakota', que es un estado fronterizo con Canadá. De ahí surgió el nombre de 'edificio Dakota'.

DAKOTA 1890

Debido a su aislamiento, durante años el edificio, por no tener, no tuvo ni electricidad, pero a medida que la ciudad iba creciendo, acabó estando justo al lado de Central Park, ¡en la zona más cara de la Gran Manzana! Así, dejó atrás su pasado oscuro y se convirtió en un edificio de lujo, con apartamentos que cuestan hoy en día ocho millones de euros y en los que han vivido grandes celebridades como Judy Garland, Lauren Bacall, Leonard Bernstein, Paul Simon, Sting, Bono, Alec Baldwin, Jennifer López y Marc Anthony entre muchos otros.

DAKOTA ACTUAL

Imaginen lo elitista que es ahora el edificio, que para vivir en él, además de tener una barbaridad de dinero, hay que recibir además la aprobación de la comunidad de vecinos. De hecho, según se rumorea, Antonio Banderas y Melanie Griffith no lograron comprar un apartamento en el Dakota porque los demás vecinos no les admitieron.

LA MALDICIÓN

Toda la historia se remonta a comienzos del siglo XX, cuando se alojó allí Aleister Crowley, experto en magia negra que, siempre según los rumores, pudo haber realizado 'rituales satánicos' dentro del edificio. Y es verdad que su aspecto en los rituales da un poco de risa, pero, aún así, los ritos de Crowley atrajeron al Dakota a otros amantes del ocultismo como el actor Boris Karloff.

ALEISTER CROWLEY

El hombre que encarnó al monstruo de 'Frankenstein' vivió también en el famoso edificio. Celebraba sesiones de espiritismo en la ventana de su apartamento, y algunos dicen que pudo haber liberado espíritus malignos, responsables de que en el edificio haya continuos 'ruidos extraños' y 'olores inexplicables'.

EL RODAJE

Nada más empezar el rodaje, el coproductor William Castle sufrió un fallo renal que le hizo abandonar la película. Además, recién estrenada la película, el polaco Krzystoffmeda, compositor de la banda sonora murió por un edema cerebral repentino, precisamente como uno de los personajes, que aunque no le mató, le dejó ciego.

Volviendo a la maldición que sufre el edificio, parece que los miembros del equipo también sintieron los ruidos y olores inexplicables del edificio Dakota. Por si el clima de desasosiego no fuera ya lo suficientemente fuerte, Mia Farrow recibió en el plató los papeles del divorcio de su entonces esposo Frank Sinatra. Rota por el dolor, la chica estuvo a punto de abandonar la película a mitad de rodaje, para volver con Frank e intentar salvar su matrimonio. Según se comenta, Polanski le convenció de que se quedara y de que mandara a su esposo a paseo. Al final, parece que el éxito devolvió la sonrisa a Mia Farrow.

LOS ASESINATOS

Apenas 13 meses después del estreno, la esposa de Polanski, Sharon Tate, y otras cuatro personas fueron brutalmente asesinadas por orden de Charles Manson. Estos cuatro asesinatos, sumados al de John Lennon dieron definitivamente a La semilla del diablo el sello de 'película maldita', una película de la que se cumple, precisamente este 12 de junio, el 50 aniversario de su estreno.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;