Publicidad

Verdugo: el siniestro oficio de matar para el Estado

Boulevard

Se ha escrito un crimen

Verdugo: el siniestro oficio de matar para el Estado

24/10/2017

El garrote vil fue la forma más común de ejecutar las sentencias de muerte en España. Un instrumento cruel de ejecución. La pena capital estuvo vigente en el país hasta 1977.

  • 17:35 min
  • Compartir
  • Enviar

Comentarios

Antonio López Serrano fue el último verdugo en España. Suya es la ejecución del anarquista Salvador Puig Antich que tardó veinte minutos en morir. La falta de pericia era común entre los verdugos, que carecían de los más mínimos conocimientos de anatomía humana. Por ello era habitual el sufrimiento del reo antes de expirar.

A esto hay que añadir que muchas veces el verdugo iba borracho a practicar la ejecución. En la España de la dictadura lo habitual era reclutar a estos funcionarios entre las clases más desfavorecidas y con menos recursos. También era habitual que se pasara el oficio de padres a hijos.

En 'Boulevard Magazine' de Radio Euskadi, analizamos la figura del verdugo con Rafael Alcaraz, médico forense jubilado, y Carlos Bassas, escritor y director del certamen Pamplona Negra.

Comentarios

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visitado

    Cargando lo más visto
        Cargando lo más visto