Cerrar

07/10/2014

14:59

Arte

Exposición

El Bellas Artes de Bilbao bucea en el hiperrealismo

Redacción

La muestra "Hiperrealismo 1967-2013", primera gran retrospectiva del género que se hace en Europa, recoge 68 obras y se podrá visitar hasta el próximo 19 de enero de 2015.

1:18
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El Museo de Bellas Artes de Bilbao invita al espectador a sumergirse en la pintura hiperrealista, a través de una exposición retrospectiva de este movimiento, nacido en Estados Unidos a finales de los años 60.

La exposición "Hiperrealismo 1967-2013" constituye la primera gran retrospectiva, única en su género, que se hace en Europa de un movimiento pictórico que surgió como rechazo de un grupo de pintores norteamericanos al dominio del expresionismo abstracto del momento.

La muestra recoge 68 obras de 34 artistas tanto de la primera generación de maestros norteamericanos como Chuck Close, Richard Estes, Richard McLean, Don Eddy y John Baeder, como de las dos siguientes en las que ya se encuadran artistas europeos como Ben Johnson y el español Bernardo Torrens.

La pintura hiperrealista se caracteriza por la representación, lo más fiel y precisa posible, de objetos, edificios y lugares cotidianos pero muy característicos del estilo de vida del momento.

El movimiento hiperrealista o "fotorrealista" como se le denomina en el mundo anglosajón por basar sus obras en imágenes captadas previamente con la cámara fotográfica que se trasladan al lienzo, ha sido cultivado por tres generaciones de artistas norteamericanos y europeos, fundamentalmente.

La muestra, creada por el Instituto para el Intercambio Cultural de Tubinga (Alemania) y comisariada por su director, Otto Letze, se compone de obras de artistas de las tres generaciones que han dado forma a este movimiento artístico.

La exposición, que ha tardado unos diez años en poder conformarse debido a que apenas hay obras de este movimiento porque su realización es muy compleja y lleva a los artistas mucho tiempo, en algunos casos hasta tres años para terminar un cuadro, permanecerá en la pinacoteca bilbaína hasta el 19 de enero de 2015.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;