Publicidad
Cerrar

10/02/2015

19:58

Cine

Punto de Vista, desde dentro

El cine de lo real colma las pantallas de Pamplona

Mikel Dominguez | Pamplona/Iruñea

Bernardo Atxaga inaugura el ciclo sobre películas míticas rodadas en Iparralde, y las primeras películas de la sección oficial inauguran en La Región Central.

  • Chris Wertenbaker. Foto: Mikel Dominguez

    Chris Wertenbaker. Foto: Mikel Dominguez

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Si bien esta mañana se han visto las primeras películas oficiales, Bernardo Atxaga dio comienzo ayer al festival Punto de Vista en Baluarte. En una conferencia con éxito de público, el escritor guipuzcoano estuvo acompañado de Chris Wertenbaker y Beñat Toyos, niños que participaron en la obra de Orson Welles sobre el País Vasco. El primero, hijo de un corresponsal de guerra amigo del director de cine que pasó 7 años en Ziburu, ejerce de guía para Orson Welles a lo largo de aquel romántico país por descubrir, un lugar alejado del mundo industrial, donde lo único importante es “hablar euskera, bailar bien y jugar a la pelota”. En palabras de Oskar Alegría, director artístico del festival, “el cine se ha hecho carne” con la presencia de estos protagonistas de aquellos viejos filmes.

Sin duda, la realidad era bien distinta, y la familia Wertenbaker pudo recalar en el País Vasco debido a motivos políticos, al ser un paso fronterizo en plena Segunda Guerra Mundial. Bernardo Atxaga recordó la Red Comète y los mugalaris; cómo, en plena invasión nazi, muchos ciudadanos vascos protegían en sus casas y negocios a los soldados aliados, como los aviadores británicos encargados de cruzar el Bidasoa, regresar a Inglaterra vía Gibraltar y volver a bombardear alguna ciudad alemana.

La casualidad, que en los años 50 puedo traer a Welles a Lapurdi, desaparece en la realización de los capítulos vascos de Around the world with Orson Welles. El director americano dibuja una representación de lo real, tan teatral como su propia imagen de cineasta, pero hoy nos puede ayudar a comprender aquel país, imaginario y físico.

La obra del mítico director se podrá ver el miércoles y el sábado, a las 20:00 en Baluarte, y a lo largo de la semana están programadas más películas en el ciclo Chez les Basques. La sección está compuesta por esta y otras cintas rodadas por visitantes en Iparralde, algunas de gran importancia histórica, como la de los hermanos Lumière o Au pays des basques, el primer film sonoro del país con las primeras palabras en euskera.

El cine como sacralización de la realidad

Ese parece ser el objetivo de las películas de La Región Central vistas hasta el momento. En El hombre congelado, Carolina Campo ofrece dos partes bien diferenciadas: la primera viaja con la armada uruguaya en un buque, y compartimos los duros y repetitivos trabajos; la segunda llega a la Antártida, donde prima la soledad de sus paisajes. Planos largos y música gregoriana intentan mitificar la labor en alta mar y en un ambiente gélido. La duración parece excesiva.

Carl Olsson hace algo parecido en Blessed Be This Place, aunque el resultado es distinto: lo cotidiano de la sociedad danesa es sacralizado mediante encuadres perfectos y planos cuidadosamente compuestos. La música también ayuda a llevar a otro nivel la vida diaria de mortales comunes, intencionadamente separados en grupos de edad (las adolescentes que pasan frío, el culturista que entrena, la mascota del equipo local, el coro de la iglesia...). Mambo Cool (Chris Gude) se sirve del teatro, donde los personajes se interpretan a sí mismos, para bajar a lo oscuro de las drogas en Colombia, siendo la salsa el hilo conductor. Es un camino poético ya explorado anteriormente.

El trabajo más acertado hasta la fecha, Echo Chamber (Guillermo Moncayo) anuncia una tormenta tropical que será un desastre natural. Un irónico travelling (la megafonía oficial de un rudimentario sistema de radio movido por la motocicleta de un adolescente) avisa del apocalipsis próximo, en una sociedad que ya parece haber soportado lo suyo y respira pacientemente. La sensibilidad e ironía quedan patentes a lo largo de todo el cortometraje.

Agenda/Sección oficial: Blessed Be This Place y Mambo Cool podrán verse el miércoles, a las 17:00, en el Baluarte. A las 20:00, será el turno de Echo Chamber y El hombre congelado.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto