Publicidad
Cerrar

24/09/2017

16:56

Zinemaldia

24 DE SEPTIEMBRE

Agnès Varda, Premio Donostia: 'Me siento la primera premiada marginal'

Agencias | Redacción

La cineasta belga, de 89 años, ha recibido el primer Premio Donostia de la 65 edición del Festival de Cine. Ha reivindicado "libertad, calidad e independencia económica" para el cine.

5:15
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La directora belga Agnès Varda ha recibido este domingo por la tarde el primer Premio Donostia de la 65 edición del Festival de Cine de San Sebastián. "Es un premio que dan a gente con éxito comercial, me siento la primera premiada marginal", ha señalado al recoger el galardón.

La breve ceremonia ha tenido lugar en el Teatro Victoria Eugenia de Donostia-San Sebastián, escenario original de los Premios Donostia, que empezó a concederse a mediados de los 80 a actores como Gregory Peck, Glenn Ford o Bette Davies.

El director del certamen, José Luis Rebordinos, se lo ha entregado a Varda, quien ha sido recibida por el público en pie con una larga y cálida ovación, tras la proyección de un vídeo que repasaba su trayectoria.

Horas antes de recoger el premio, la cinestas belga ha manifestado que "el cine tiene que tener sentido y no simplemente dinero". El reconocimiento del Premio Donostia también será recibido por los actores Ricardo Darín y Monica Bellucci.

La cineasta, de 89 años, a quien la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood le entregará el próximo mes de noviembre un Oscar honorífico por el conjunto de su carrera, ha reivindicado durante este encuentro con la prensa "libertad, calidad e independencia económica" para el cine.

"Yo podría ganar más dinero, el cine se paga caro, pero no quiero vender productos o jamón. Por eso tampoco hago películas publicitarias y no gano mucho dinero pero hago un cine que es libre", ha defendido la directora, quien al comienzo de la rueda ha quitado de la mesa una botella de agua y la ha posado en el suelo. "Nada de publicidad", ha dicho.

Precisamente, ha señalado que la libertad era el elemento que compartieron los cineastas de la Nouvelle Vague, a la que perteneció, aunque los objetivos de los integrantes fueran diferentes, y ha precisado que este término no solo implica "salir y gritar", sino "saber si uno puede salir de los cajones".

Varda (Ixelles, Bruselas, 1928) ha afirmado sentirse "impresionada" por recibir el Premio Donostia y se ha preguntado si esta es la primera vez que el galardón recae sobre una persona "marginal" como ella que trabaja "con honestidad" y "no gana dinero". Según ha recordado, siempre ha tenido "dificultades" para financiar sus proyectos porque, tal y como ha subrayado, los cineastas de su "categoría" siempre han tenido problemas económicos.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;