Publicidad
Cerrar

Zinemaldia

Zinemaldia

24/09/2020

17:56

Zinemaldia

Premio Donostia

Viggo Mortensen ya pertenece a la historia del Zinemaldia

N.V. | eitb.eus

El actor y director estadounidense ha recibido el premio Donostia durante una gala tras la que se ha proyectado "Falling", su debut al otro lado de la cámara.

12:07
Viggo Mortensen recibe el Premio Donostia. Imagen: EiTB
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El actor y director estadounidense Viggo Mortensen pertenece desde hoy, jueves, por derecho propio, al selecto grupo de los galardonados por el Zinemaldia con su premio honorífico, el premio Donostia, junto a artistas de la talla de Gregory Peck, Glenn Ford, Bette Davis, Lauren Bacall, Catherine Deneuve, Al Pacino, Jeanne Moreau, Anthony Hopkins, Fernando Fernán-Gómez, Robert de Niro, Julie Andrews, Jessica Lange, Sean Penn, Isabelle Hupert, Woody Allen, Meryl Streep, Tommy Lee Jones, Agnés Varda, Ricardo Darín…

Mortensen ha recibido el galardón de esta edición “inusual y especial” del festival de manos del director y guionista Agustín Díaz Yanes. Muy emocionado, el actor ha querido dar las gracias, en euskera y castellano, al festival y “a la gente que sigue yendo al cine, porque con su presencia dan la oportunidad para seguir compartiendo historias que nos unen a todos”.

La omnipresente covid-19 también se ha colado en el discurso de Viggo Mortensen, que, pese a todo, ha animado al público a no olvidar que “la vida es un regalo”. “Hemos de seguir adelante acompañando a los que están solos y honrando a los que ya no están, haciendo de la mejor manera posible aquello con lo que soñemos”, ha repetido.

“Eskerrik asko! Gora Donostiako Zinemaldia! ¡Viva el cine!”, ha exclamado Mortensen para terminar.

“Dos premios”

Horas antes de recibir el premio Donostia, Viggo Mortensen se ha mostrado “nervioso” ante la prensa, por el "premio doble" que le ha otorgado el Zinemaldia, su galardón honorífico y la oportunidad de presentar “Falling”, su primer largometraje como director. “Anoche, no dormí nada”, ha confesado.  

El actor y director se ha mostrado muy satisfecho por formar parte del mundo del cine: "No conozco otra vida, desde hace 38 años mi vida está vinculada al cine y al deseo de formar parte de ese mundo. No he perdido la curiosidad. Siempre me ha interesado y me sigue interesando el rompecabezas de llevar un guion a la pantalla", ha señalado.

Sobre su carrera, Mortensen se ha reconocido afortunado: “He podido trabajar con muchos directores importantes, y he encarnado papeles muy buenos, pero para la suerte también hay que prepararse, estar listo para reconocer las oportunidades”.

 “Falling”

Viggo Mortensen ha llegado a San Sebastián, además de para recibir el premio honorífico del festival, para presentar “Falling”, su primer largometraje como director, un drama familiar sobre la vejez, el miedo, la familia, los prejuicios, la masculinidad, los cuidados, la memoria y el perdón, contado en dos ejes temporales y que ha pasado por los festivales de Sundance, Toronto, ahora San Sebastián y ostenta el sello de Cannes. No es poco para un primer trabajo tras la cámara.  

A través de abruptos y continuos viajes adelante y atrás en el tiempo (pueden recordar a los de la adaptación de “La carretera”, de Cormac McCarthy, también protagonizada por Mortensen), el flamante premio Donostia cuanta la historia familiar de John Peterson, interpretado por Mortensen, y su enconado, lenguaraz, misógino y homófobo hasta la náusea padre (una joyita), encarnado por un gran Lance Henriksen que lleva adelante un papel quizás demasiado exagerado para resultar creíble.  

Ante ello, la película muestra el incondicional e irracional apoyo de la familia a un padre empeñado en poner difícil a la gente de su alrededor el simple hecho de compartir espacio con él, e invita a reflexionar sobre la finitud de la capacidad de perdón y apoyo. 

Al principio de la película, un aún joven padre pide perdón a su hijo recién nacido por traerlo al mundo solo para morir y seguramente consciente de que no va hacer mucho por mejorar la vida del niño. La película muestra cómo, pese al contexto en el que crezcas, siempre existe una oportunidad para diferenciarte de tu herencia, de lo que has recibido o te han negado, más allá de las causas o sus consecuencias.    

En definitiva, “Falling” es un proyecto muy personal por parte de Mortensen (está dedicada a sus padres, e interpreta, produce, dirige e, incluso, ha compuesto la música), una historia con clara voluntad de estilo e intención de trascender, pasajes preciosistas y muy buenas interpretaciones como las de los ya mencionados Mortensen y Henriksen o la de la actriz canadiense Hannah Gross (“Mindhunter”…), que interpreta a un personaje cuyo desarrollo podía resultar muy interesante.  

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto