Cerrar

17/02/2015

12:02

cultura

Danza contemporánea

Eva Guerrero: ‘Existe una variada oferta de danza contemporánea’

Natxo Velez | eitb.eus

La coreógrafa y bailarina ha recopilado el proceso de creación de cuatro trabajos escénicos en un libro para el que se encuentra en fase de financiación a través de micromecenazgo.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La creadora escénica, coreógrafa e intérprete Eva Guerrero (Bilbao, 1982) apura el proceso de financiación de su último proyecto, el libro “Destrucción Mutua Asegurada”, donde documental el proceso de creación de cuatro piezas de danza.

En el trabajo, Guerrero acerca, además de textos escritos por ella misma, todo lo que hay detrás de la creación de una pieza de danza contemporánea, la trastienda en la que se han cocido dichos proyectos durante cuatro años: diagramas de trabajo, sugerencias, divagaciones, borradores…

La intención de la autora es publicar un libro de 120 páginas, diseñado por Happy Ending y distribuido por Belleza Infinita, y, para ello, están llevando a cabo una campaña de financiación pública.

Guerrero nos ha detallado el trabajo en la siguiente conversación.

Dices que Destrucción Mutua Asegurada es un libro "sobre la destrucción del proceso creativo". ¿Cómo se explica el choque entre la destrucción y la creación? ¿Cómo provoca la destrucción lo creativo?

Realmente, el libro habla del “proceso creativo destrucción”, en el cual estuve trabajando durante 4 años creando 4 piezas de danza.

La destrucción fue sobre lo que estuve investigando, la palabra de inicio. Apliqué la idea de destrucción a una relación, y a partir de ello trabajé sobre la resistencia, el cansancio, las fuerzas, el choque representando todo esto por medio de movimientos, digamos que esto era lo que yo apliqué al material coreográfico y narrativo.

Creativamente, la idea de la destrucción me ha dado mucho material, y por ello he estado 4 años trabajando siempre alrededor de la misma idea. Digamos que gracias a la destrucción he construido mucho. Me ha aportado muchas herramientas de trabajo y, coreográficamente hablando, un montón de material para aplicar al cuerpo.

Han documentado la creación de cuatro piezas de danza contemporánea en el libro Destrucción Mutua Asegurada. ¿Cómo suele ser ese proceso? ¿Cuál es el camino desde que surge una idea hasta que le das forma y se presenta sobre el escenario?

Normalmente, todo proceso de trabajo escénico va acompañado de un cuaderno de trabajo, al menos en mi caso, donde lo voy apuntando todo, desde la idea más pequeña a un texto, una coreografía, una canción que me inspira... Lo que sea.

Cuando tienes una idea y empiezas a visualizarla como algo real para llevarla a cabo transformándola en todo un espectáculo de danza contemporánea, empiezas a tomar decisiones, ¿cuántos intérpretes?, ¿música en directo o no?, ¿qué equipo de trabajo? Y un montón de cosas prácticas como fechas y lugares de ensayo, financiaciones varias, escribir el proyecto....

En mi caso, cuando ya me pongo a ensayar trabajo mucho a partir de la improvisación para sacar materiales que posteriormente dejaré coreografiados o improvisados bajo pautas muy definidas, en función de cada escena, y esto, más el trabajo conceptual, digamos todo el trabajo de mesa, va generando las escenas que compondrán la obra final.

Cuando ya casi todo está bien armado, vas pasando a los ensayos generales, probando luces, músicas.... preparando el material de promoción, fotos, videos, programas de mano... Haces también ensayos técnicos... Digamos que es una constante toma de decisiones, de saber gestionar el tiempo y saber sacar lo mejor de cada persona para que todas las piezas encajen bien.

En este trabajo has recopilado los 'restos' de un proceso creativo. ¿Por qué has querido mostrar lo que generalmente queda oculto?

Lo he querido mostrar porque el público siempre ve el resultado final, pero hay un montón de cosas, materiales, textos…, toda esa parte de atrás, que muchísimas veces es súper interesante y además te ayuda a comprender mejor el resultado final. Te acerca de otra manera a la idea inicial convirtiéndolo todo en algo mucho más humano, en un trabajo más artesanal.

En el caso de este libro, podrán ver las anotaciones o incluso las maneras de recordar una coreografía, o como el texto que un intérprete decía en escena, primero pasó por un montón de transformaciones. Es como la parte más íntima de todo el proceso, es como curiosear en el almacén de una tienda.

¿Por qué has querido 'eternizar' una obra improvisada como es la danza?

No es que quiera eternizar una obra, sino quiero mostrar todo un proceso, todos esos cuadernos de trabajo. Lo que comentaba anteriormente: es mostrar la trastienda, el cómo se llega a una coreografía, cómo desde una idea se pasa a un espectáculo... y cómo aparecen las dudas, los tachones, las pruebas, el ensayo y error... Creo que todo esto puede ayudar a comprender un poco mejor el lenguaje de la danza, que en algunas ocasiones es un poco difícil de descifrar.

Has recurrido al crowdfunding para publicar el libro ¿Este es el único camino posible para publicar un trabajo como este? ¿Por qué crees que cada vez más personas acuden a esta fórmula?

No es el único camino posible, es un camino más.

Supongo que cada vez, más persona recurramos a las campañas de crowdfunding es debido, por un lado, a lo difícil que es encontrar apoyos institucionales o privados para financiar proyectos culturales, y, por otro, porque nuestra mentalidad está cambiando, en el sentido del procomún, las comunidades y el apoyo humano.

Es una manera de la unión hace la fuerza, de que apoyándonos entre las personas los proyectos salen adelante, esa idea del trueque del que cada vez estamos más concienciados. Y también es una manera de hacer que los proyectos sean de todos en el sentido de convertirte en mecenas; esa confianza que se deposita en apoyar algo que necesita de una serie de dinero y materiales para ser llevado a cabo es como una confianza ciega que, a mí personalmente, me parece superbonito y esperanzador.

¿Cómo va la campaña de financiación?

Acabamos de empezarla así que todo está despegando. Pedimos una serie de cuantías económicas y cada una tiene una serie de recompensas.

La verdad es que no me he planteado que sucederá si no llegamos al mínimo. Confío en el apoyo y que tras los 40 días de campaña, logremos los resultados que esperamos.

¿Existe una escena de danza contemporánea en el País Vasco? ¿Hay oferta y público?

Por supuesto que existe una escena de danza contemporánea en el País Vasco. Somos muchísimas personas las que nos dedicamos a esto, de las cuales muchas estamos asociadas ya que existe una asociación de profesionales de la danza que es ADDE, además de otras asociaciones y/o entes.

Oferta por supuesto que hay y muy variada ya que no todos hacemos lo mismo, que eso es lo interesante, además, y lo atractivo. Puedes encontrar un poco de todo, desde espectáculos más clásicos en cuanto a forma o dramaturgia, a cosas más arriesgadas, propuestas más performativas a propuestas como en mi caso que se acerquen más a la danza teatro, trabajos que fusionen las nuevas tecnologías o la improvisación... vaya, de todo.

Y público claro que hay, pero hay factores que juegan a nuestra contra: la subida de impuestos por ejemplo, la excusa de la crisis para recortar y recortar a nivel cultural, la falta de visibilización en medios de comunicación, teles, prensa... Es como si la danza contemporánea no fuera interesante. Y la falta de sensibilización, aunque se hagan campañas. A la gente le cuesta ir al teatro... Hay que generar entre todos (instituciones, medios de comunicación, programadores/as, los propios artistas...) la necesidad de consumir cultura.

¿Tienes algún otro proyecto entre manos? ¿Cuál?

Ahora mismo he empezado con un nuevo proyecto escénico, que hablará sobre el miedo y las limitaciones, y que tendrá un formato de danza e instalación de video.

El 20 de marzo mostraré un work in progress en Baratza Aretoa en Gasteiz, y a finales de año será el estreno.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;