Publicidad
Cerrar

09/02/2015

08:38

Música

Con cuatro premios

El británico Sam Smith se corona 'rey de los Grammy'

Redacción

Madonna sorprendió por su coreografía "torera" y Beyoncé y Pharrel Williams se llevaron tres gramófonos cada uno.

03:19
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El británico Sam Smith llenó de sensibilidad la 57 edición de los Grammy, con cuatro galardones, incluidos el de mejor canción y mejor grabación del año, aunque Beck se llevó el gato al agua con el título de mejor álbum del año.

"Quiero dar las gracias a la persona de la que me enamoré. Gracias por romperme el corazón el año pasado porque me has conseguido cuatro Grammys", dijo el artista en alusión al hombre que inspiró su célebre canción "Stay With Me".

Smith fue el rey de la gala con sus trofeos al mejor nuevo artista, a la mejor canción del año, a la mejor grabación del año (ambos por "Stay With Me") y al mejor álbum pop vocal, por "In the Lonely Hour".

También salieron victoriosos Beyoncé y Pharrell Williams, con tres gramófonos cada uno.

Pero sin duda la gran sorpresa fue el éxito de Beck, triunfador inesperado en la categoría reina, la de mejor álbum del año, con "Morning Phase", un trabajo que también el deparó la victoria como mejor disco de rock.

La gala, que se alargó durante más de tres horas y media, contó con 23 actuaciones y 26 canciones a cargo de artistas de primera fila.

Las cosas comenzaron fuertes con la irrupción en el escenario de AC/DC ("Rock or Burst" y "Highway to Hell") en su primera aparición en los Grammy en 32 años, con su antiguo batería Chris Slade de nuevo en la formación y el público luciendo sus célebres cuernos rojos.

Más adelante fue el turno para Ariana Grande ("Just a Little Bit of Your Heart"), Tom Jones y Jessie J ("You've Lost That Lovin' Feelin'"), Miranda Lambert ("Little Red Wagon"), Kanye West ("Only One"), Madonna ("Living for Love"), Ed Sheeran ("Thinking Out Loud"), Jeff Lynne's ELO ("Evil Woman" y "Mr. Blue Sky") y Adam Levine y Gwen Stefani ("My Heart is Open").

Después llegaron Hozier y Annie Lennox ("Take Me to Church" y "I Put a Spell on You"), Pharrell Williams ("Happy"), Katy Perry ("By the Grace of God"), Tony Bennett y Lady Gaga ("Cheek to Cheek"), Usher ("If it's Magic"), Eric Church ("Give Me Back My Hometown"), Brandy Clark y Dwight Yoakam ("Hold My Hand") y el trío formado por Rihanna, Kanye West y Paul McCartney ("FourFiveSeconds").

Por último aparecieron Sam Smith y Mary J. Blige ("Stay With Me"), Juanes (en español con "Juntos"), Sia ("Chandelier"), Beck y Chris Martin ("Heart is a Drum"), Beyoncé ("Precious Lord, Take My Hand") y, por último, John Legend y Common ("Glory").

La ceremonia, presentada por el rapero LL Cool J, dejó para el recuerdo una espectacular escenografía taurina a cargo de Madonna, increíblemente ágil a sus 56 años, y los discursos de Prince -"los discos aún importan, como los libros y las vidas de los afroamericanos" y el presidente de EE.UU., Barack Obama.

Madonna Grammy Sariak. EFE

 

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Música
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto