Publicidad
Cerrar

27/10/2016

16:28

Música

15 años

'La moda de todo lo relacionado con el rocanrol es pura pose'

Natxo Velez | eitb.eus

Hell Dorado Kultur Elkartea celebra este año 2016 quince años de rocanrol en Vitoria. Juan Uriarte, miembro de la asociación, nos habla sobre el club sónico gasteiztarra.

  • Sex Museum tocarán este viernes y sábado, días 28 y 29, en el aniversario de Hell Dorado

    Sex Museum tocarán este viernes y sábado, días 28 y 29, en el aniversario de Hell Dorado

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Hay dos formas de encarar la realidad: o te adaptas a ella, te disuelves sin resistencia y te dejas arrastrar por la marea, o intentas amoldar la realidad, transformarla, y remas aunque las olas te golpeen sin dejarte apenas avanzar. Los miembros de la asociación cultural vitoriana Hell Dorado pertenecen a este segundo grupo.

Con el rocanrol por bandera, varios jóvenes gasteiztarras decidieron en 2001, ante la falta de oferta imperante en la capital alavesa, llevar la montaña a Mahoma y abrir una ventana en la ciudad a los sonidos distorsionados de guitarra y los potentes golpes de batería.

15 años después, menos joven pero igual de rockera y con su oferta plenamente asentada, la asociación cultural Hell Dorado celebra su aniversario con un programa en el que destaca la nueva visita de unos asiduos al local como son los madrileños Sex Museum, que actuarán por partida doble el viernes 28 y el sábado 29 de octubre.

Juan Uriarte nos acerca el pasado, presente y futuro de Hell Dorado.

¿Cómo era la situación en Vitoria en 2001, cuando se decidió fundar Hell Dorado? ¿Qué necesidades venía a cubrir?

En aquella época no había en la ciudad salas de conciertos. Había algún pub que organizaba conciertos y el gaztetxe; no más.

Nosotros echábamos de menos que parasen en la ciudad otro tipo de bandas que aquí no venían, y, por lo general, todos los fines de semana cogíamos nuestros coches para desplazarnos lejos a ver las bandas que nos gustaban, así que decimos hacer algo al respecto.

Willis Drummond Hell Dorado

Willis Drummond, en Hell Dorado

¿Qué trabas os encontrasteis al iniciar el camino de la asociación? ¿Tuvisteis apoyo de las instituciones? ¿Lo tenéis ahora?

No teníamos posibilidades de montar una empresa, ni el dinero necesario para abrir un local comercial en el centro con los requerimientos necesarios, así que formamos una asociación cultural sin ánimo de lucro (pero sí de supervivencia) en el año 2000. Un año más tarde, con todos los papeles en regla, nos decidimos a alquilar un pabellón y transformarlo poco a poco en nuestra propia sala de conciertos, con pocos medios pero con toda la ilusión del mundo.

Hubo algunas trabas en los primeros años, nos decían que el rocanrol no era cultura, que ?si hiciéramos conciertos de chelos y violines, sí? (palabras textuales), y nos acusaban de ser una discoteca pirata pese a tener la correspondiente licencia de actividad como asociación cultural y más de 600 socios el primer año de vida.

No tuvimos ningún apoyo institucional, ni lo hemos tenido jamás hasta ahora, exceptuando, en los últimos años, una subvención puntual que tenemos todas las salas de Euskal Herria para grupos vascos, dependiente del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco.

Para ser sinceros, tampoco hemos perdido mucho el tiempo mendigando. Cuando tenían dinero nos ignoraban, y con la crisis tienen la excusa perfecta para no ayudar a nadie. Además, no comprenden otra cultura que la oficial o la de sus intereses o amigos.

¿Cuál es el funcionamiento interno de la asociación? ¿Cómo se toman las decisiones en la misma?

Siempre ha habido un núcleo duro formado por alrededor de 8 o 10 personas, que somos los que llevamos el peso y tomamos las decisiones. Con los años, unos lo dejan y entra gente nueva, por lo general más joven, con ganas y proyectos.

El grueso de los socios no tienen una participación directa en la gestión, sería muy lenta la toma de decisiones y ajustar responsabilidades. Tienen abierta la puerta a cualquier tipo de propuesta, pero, básicamente, son nuestro particular ejército que nos apoya y respalda. Ellos se benefician de exclusivos descuentos en todo lo que hacemos.

Dictators NYC Hell Dorado

The Dictators NYC, en Hell Dorado

¿Qué relación mantenéis con los grupos vitorianos? ¿Qué destacaríais entre lo que se mueve actualmente en el ámbito del rock en la ciudad?

Bueno, todos los que creamos esto tocábamos o tocan en grupos de Gasteiz (The Allnighters, Obligaciones, Los Padrinos, S.A., Sumisión City Blues, Los Gramones?), muchos de los colaboradores más cercanos, también lo hacen o lo han hecho ? Vamos, que somos una tropa de artistillas descatalogados y perdedores (jejeje).

La relación con las bandas de la ciudad es buena o muy buena, nos conocemos todos. No quiero destacar a ninguna, no sería justo, pero hay un buen montón de buenas bandas en la ciudad, y de estilos bien diferentes.

¿Cómo se programa en Hell Dorado?

Programamos tratando de conseguir un plan interesante, económicamente viable y a nuestro alcance. Los grupos los elegimos barajando las opciones que en ese momento tenemos entre las manos, hay diferentes posibilidades: bandas que queremos traer y nos ponemos en contacto con ellas; agencias, bandas y músicos que nos hacen llegar sus propuestas?

En base a todo esto, vamos montando la programación. Por lo general, y en caso de duda, la última palabra la tiene el responsable de programación: servidor.

Raveneye Hell Dorado

Los ingleses RavenEye, en Hell Dorado

¿Cuáles son los criterios estilísticos para programar conciertos en Hell Dorado?  ¿Dónde comienza y termina el ?rock? que, si no me equivoco, es el leitmotiv de la sala y la asociación?

Hace tres años decidimos no trabajar con bandas tributo, nuestro público no es un tributo al público del rock y no se lo merecen, ni ellos, ni nosotros, ni la banda tributada, esto no es una verbena. Aunque puede haber honrosas excepciones, cuando nos apetezca por el motivo que fuera.

Hoy en día es verdaderamente difícil encontrar buenas bandas de rocanrol, especialmente en Euskal Herria y en el Estado. La verdad es que hay pocas que puedan ofrecer algo interesante a un nivel medio o alto.

El rocanrol ha muerto, su esencia ha muerto. Lo curioso es que está de moda todo lo relacionado con el rocanrol, pero es pura pose. Creo que la mayoría han perdido el norte al respecto, y no han escuchado una jodida guitarra decente en su vida.

Trabajamos mucho con música soul, R&B, garage, stoner, power pop, y algunas propuestas locas contemporáneas; nunca con techno, música indie, pop lánguido y similares.

Slam & Howie Hell Dorado

Slam & Howie and the reserve men, en Hell Dorado

¿Después de 15 años, qué momentos inolvidables quedan para el archivo sentimental de la asociación?

Ha habido muchos, cientos, en estos quince años. Han sido muchos momentos propiciados por increíbles bandas desconocidas para el gran público, que tocaban aquí para un puñado de gente, grandes músicos dejándose la piel en el escenario.

Pero, como supongo que quieres nombres reseñables, no podemos olvidar la visita de Dick Dale, Sharon Jones & The Dap Kings, Cracker, The Pirates, Glen Matlock, Freed Wesley, The Bellrays, Andrew Williams, Tito & Tarantula y un larguísimo etcétera.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;