Publicidad
Cerrar

03/01/2020

10:28

Música

Entrevista

Nøgen: ‘Es fácil tender puentes a través de la emoción que provoca la música’

Natxo Velez | eitb.eus

Este domingo, 5 de enero, el quinteto donostiarra pondrá un elegante broche final en el teatro Victoria Eugenia a la prolífica gira que ha seguido al lanzamiento de “Live till døden”, su primer disco.

  • Nøgen

    Nøgen cierra su gira este domingo, con todas las entradas vendidas en el Victoria Eugenia

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

“Ez da ondo aterako” (no va a salir bien) canta Nøgen en la tercera canción de su disco Live till døden, acompañados para lo ocasión por el grupo burgalés La M.O.D.A., claro referente del quinteto donostiarra. Pues bien, cabe decir que la profecía ha estado muy lejos de cumplirse, al menos si hablamos sobre su corta pero exitosa trayectoria. La apuesta realizada con su primer disco largo en 2018 les ha salido bien, muy bien.

El pop, el hambre de kilómetros, las dulces melodías, el folk, las armonías vocales, la amistad entre sus cinco integrantes, el arrojo frente a los retos y estribillos coreables a los cuatro vientos han traído su recompensa, y durante este último año Nøgen ha llevado con éxito sus canciones a muchos escenarios de Euskal Herria y también a Cataluña, Cuba, Japón…

Hemos hablado con Alex Irazusta, guitarrista de la banda, sobre este camino que se cierra el domingo, el propio concierto del Victoria Eugenia (ya no quedan entradas) y el recorrido que tienen por delante.

¿Por qué parar ahora? ¿Qué os ha indicado que era el momento adecuado para terminar la gira?

Ha sido el año más movido que cualquiera de nosotros haya tenido nunca: en 2019 hemos dado 70 conciertos, y no vivimos de esto, cada uno tiene su trabajo. Nos ha parecido que era el momento de bajar el telón y guardar todo en la caja de los recuerdos.  

Diría que somos un grupo muy ordenado, nos gusta reunirnos y planificarlo todo. No pudimos disponer de todo el tiempo que nos hubiera gustado para grabar Liv til døden, y esta vez hemos decidido tomarnos el tiempo necesario para trabajar en el próximo disco.

El concierto del día 5 de enero será especial. ¿Qué se encontrará quien vaya al Victoria Eugenia?

Ilusión y emoción. Como te digo, nos gusta trabajar todo mucho, y hace ya tiempo que comenzamos a dar forma a este concierto. Ahora, ya está todo listo, y podemos decir claramente que todos los espectadores se llevarán algo a casa consigo. La gente tendrá la posibilidad de entender y vivir Nøgen, Más que ver el concierto, será parte de él.

Bilbao BBK Live, Jazzaldia… En esta gira habéis hecho conciertos más multitudinarios. ¿Cómo os las arregláis en escenarios más grandes?

La mayor diferencia se encuentra fuera del escenario: organización, horarios, los nervios de cada uno etcétera. Una vez que empieza el concierto, no eres consciente de si en el público hay 100 o 1000 personas. Intentemos divertirnos igual, y compartir ese sentimiento con el público.

Al principio, nos daba vértigo porque un escenario grande hay que llenarlo. Ahora, por el contrario, agradecemos todo ese espacio, aunque sea para poder poner los cables más correctamente.

¿Qué tiene que tener un concierto de Nøgen para que os quedéis satisfechos?

Como te digo, no vivimos de esto, ni mucho menos, pero valoramos muchos todas las vivencias y experiencias extraordinarias que nos da. Sobre todo, nuestro objetivo es pasarlo bien, tanto nosotros como nuestro equipo y el público.

Siempre agradecemos a la gente que decide venir a nuestros conciertos, porque estamos seguros de que tenían otra cosa que hacer. Pero la conexión músico-espectador que se da en los conciertos tiene un punto mágico. Nos gustaría que el espectador se llevara a casa algo nuevo, porque un concierto, como arte, es muy efímero pero puede dejar una marca muy grande.

Antes que buscar la perfección musical, preferimos centrarnos en transmitir sentimientos y emociones.

Por otra parte, damos mucha importancia a las condiciones para trabajar: un camerino, baño, pruebas de sonido dignas y ese tipo de cosas.

Habéis comenzado ya a trabajar en la continuación de Liv til døden? ¿Qué dirección musical lleva el material con el que estáis trabajando?

No nos gusta estar quietos. En estos tres años y medio que llevamos como grupo, no recuerdo ningún momento que hayamos estado parados. Siempre hay algo que escribir, organizar… Por lo tanto, si bien no nos hemos centrado todavía al 100 % en el proceso de composición, ya hemos trabajado algo. Además, en esta gira la gente ha podido escuchar nuevas canciones, aunque todavía es un misterio incluso para nosotros mismos si esas canciones entrarán en el nuevo disco.

En cuanto al estilo, como siempre decimos, no nos gustan las etiquetas, y menos aún si es para casarnos con alguna de ellas. Hacemos canciones para nosotros mismos, sobre ilusiones y sueños, y, por tanto, la canción está por encima del estilo. Si nos mueve algo, es lo mismo si es thrash metal (je je je).

Ya en serio, diría que en las nuevas canciones será fácil identificar un Nøgen dos años y 70 conciertos más maduro.

Esta gira os ha llevado a actuar en Corea del Sur, Japón y Cuba, entre otros lugares. ¿Qué tal os han recibido? ¿Tenéis intención de seguir saliendo fuera a tocar? 

Nuestra primera experiencia fuera de Euskal Herria fue en Cuba, y no nos esperábamos de ninguna manera un recibimiento como el que tuvimos. Sabemos que es un país muy melómano, pero allí manda el reggaetón, y nosotros nos movemos en otra galaxia musical. Al final, más de una persona se nos acercó a decir que había sido el mejor concierto de su vida y que éramos su grupo preferido y cosas así. Son emociones del momento, pero se agradecen mucho.

De todas formas, la gente agradece mucho, en cualquier lugar del mundo, que se dé todo sobre el escenario, y hemos aprendido que es fácil tender puentes a través de la emoción que provoca la música, más allá de idiomas y culturas.

Por otro lado, en la gira que hemos hecho por todo el Estado, hemos materializado la ilusión de pisar nuevos lugares, con ese punto de nervios y desconocimiento. En Vigo, conseguimos el récord de menos gente en el público, 13 personas. Y todas nos hicieron llegar su agradecimiento. Mereció la pena el largo viaje, y el marisco de la cena también estaba muy bueno.

En el lado contrario están los conciertos de Madrid, Barcelona y Valencia: 200 personas y colas para entrar en la sala… Y nosotros, flipando. El año que viene se nos va a hacer largo sin conciertos.

¿Qué tal lleváis el aparatado extramusical de las giras? Convivencia, aburrimiento, falta de sueño…

Somos un grupo de cinco amigos, que de vez en cuando nos juntamos y hacemos un poco de ruido. La semana pasada, el miércoles fuimos al cine y el viernes a una escape room.

En las giras, después de tantas horas juntos, surgen discusiones y piques, como es natural, pero los arreglamos muy fácilmente. El día que perdamos todo esto, no tendremos ninguna duda de que el grupo se ha acabado, porque lo más valioso es nuestra relación.

¿Qué es lo que veis al mirar adelante? ¿Hacia dónde dirigís Nøgen?

¡Uf! Es una pregunta trampa. Cada miembro del grupo tiene sus propias ideas, y te podríamos dar diferentes respuestas. Lo que hemos aprendido es que hay que valorar el día a día, que los planes se pueden ir al traste en un segundo y que tenemos que vivir hasta la muerte con todas nuestras fuerzas.

En el corto o medio plazo, te diría que queremos sacar un disco redondo, que nos llene y que volveremos llenos de ilusión para una próxima gira. A partir de ahí, ya veremos. ¡A seguir disfrutando!

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto