Publicidad
Cerrar

13/06/2010

19:49

Real Sociedad

Análisis de Ander Altuna

Ascenso de la Real: El triunfo más esperado

Ander Altuna

"Se acabó la travesía en el desierto. La Real ha vuelto al lugar que le corresponde. ¡A primera!"

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Cádiz ya forma parte de la historia del club. Fue la última estación por mucho que para llegar a casa haya habido que recorrer los últimos metros andando, como ha sido el partido frente al Celta. Los más jóvenes ya tienen su Puertollano particular en versión moderna. ¡Por fin! habrá pensado más de un seguidor blanquiazul, y ahora, tras años de penuria en el que la mochila de la frustración ha sido una carga pesadísima, toca soltarse y por encima de todo disfrutar del momento.

Un ascenso siempre es complicado y más aun explicar los porques del éxito. Habrá una batería de factores a tener en cuenta que seguramente no aparecerán por estas líneas, pero a nuestro modo de ver estos han sido absolutamente primordiales.

1.-Anoeta: La guarida del líder. Inexpugnable a lo largo de toda la temporada el éxito se cimenta sobre todo en los puntos cosechados en casa: 50. Una barbaridad se mire por donde se mire. Los aspirantes al ascenso además, (Cartagena, Betis, Nastic, Numancia, Levante, Hércules) han ido cayendo en partidos clave. El triunfo siempre otorga al ganador toneladas de confianza y más si han sido en enfrentamientos directos. Esto ha propiciado un colchón de puntos balsámico que le ha servido para manejar mejor las emociones, intensísimas al final.

2.-Trabajo defensivo: Lasarte ha tejido una tela de araña muy difícil de agujerear. Los números hablan por si solos: es el conjunto que menos goles ha recibido (32), porque apenas deja espacios para que los rivales profundicen y hagan daño y solo ha hincado la rodilla en seis ocasiones, muy poco tratándose de una liga de 42 jornadas. La formula compuesta por una zaga de hormigón y eficacia en los metros finales ha significado el ascenso. Es cierto que a lo largo de la segunda vuelta el promedio goleador ha bajado muchos enteros, pero la muralla defensiva no se ha resquebrajado ni un milímetro y gracias a eso se han metido en el zurrón puntos valiosos pese a no jugar bien.

3. Tranquilidad institucional: Crear un clima de estabilidad ha sido necesario en todos los sentidos. Tanto para la parte deportiva como para la masa social. Las aguas han bajado muy revueltas fuera del terreno de juego en los últimos años y eso condujo al club a un terreno pantanoso. Cuatro presidentes en temporada y media, tres entrenadores el primer año, ahogado por las deudas se entro en Ley Concursal, rotura del convenio de futbol base... una deriva total que ha podido tener consecuencias irremediables. El aterrizaje forzoso del último Consejo ha traído consigo tranquilidad, sosiego y sentido común. Las líneas maestras están marcadas y con eso garantizado el porvenir.

4.- Los jugadores y la afición. Compromiso total. Plausible la actitud de unos, renovando pese a tener ofertas superiores de otros clubes para conseguir una meta con su equipo de siempre y de otros demostrando una fidelidad sin igual. Todavía me acuerdo el año pasado en Vallecas, las opciones de ascenso se habían esfumado en la jornada anterior y la frustración había alcanzado cotas altisimas, que casi fueron un millar de seguidores. Ese ejemplo vale más que mil palabras.

5.- El cuerpo técnico encabezado por Lasarte, el entrenador del ascenso. Ha consolidado un bloque compacto, muy sólido, que ha sabido en todo momento que hacer. Con un gen ganador gestado en su largo periplo como profesional ha dotado al equipo de un carácter fundamental. Los resultados le avalan y ahora todo serán alabanzas para el charrúa pero objetivamente, tiene muchísimo merito lo que ha hecho. Con el presupuesto más bajo desde que se descendió ha apostado claramente por jugadores de casa, una media de 8-9 canteranos en el once todos los domingos, y estos le han correspondido. Se ha ganado la renovación donde hay que hacerlo, en el campo.
Ahora toca competir en la elite, donde esta el lugar de la Real. No se puede perder la perspectiva como se ha hecho en un pasado reciente. Gastarse lo que no hay en jugadores mediocres solo sirve para hipotecar el futuro. Zubieta es el eje donde sustentarse y claro, los fichajes tienen que aportar ese plus para ser competitivo. Ahí reside la madre del cordero. Todo un reto para un club centenario que ha sido, es y será siempre de primera.


  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto