Cerrar

10/01/2022

14:10

Radio Vitoria Gaur Actualidad

Parque Tecnológico de Miñano

CTA es la única oferta presentada al concurso público para poner a punto el túnel del viento de Miñano

El Centro de Tecnologías Aeronáuticas está más cerca de recuperar la instalación que lleva en desuso una década. La empresa se ha presentado al concurso público para adecuar su software y para realizar las obras precisas que permitan de nuevo su utilización

  • El túnel del viento de Miñano

    El túnel del viento de Miñano

    1:40 min
imagen player
imagen player
imagen player
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El Centro de Tecnologías Aeronáuticas (CTA) está más cerca de recuperar la instalación del túnel del viento de Miñano, en desuso desde hace una década. Es, de hecho, la única oferta que ha recibido el Parque Tecnológico de Álava en un concurso público para adecuar y poner a punto sus instalaciones para su próxima utilización.

El Gobierno Vasco consignó 700.000 euros en sus presupuestos para contratar los trabajos de puesta a punto del túnel del viento de Miñano. La instalación, tras una década sin uso, necesita actualizar su software, que ahora es inservible, y precisa también de algunas obras de mantenimiento para su recuperación. Una única empresa, la Fundación CTA se ha presentado al concurso. Los patronos del Centro de Tecnologías Aeronáuticas son el Gobierno vasco, las Diputaciones de Álava y Bizkaia, ITP, Aernnova, Sener y una asociación con once pequeñas empresas más. CTA es un laboratorio especializado en ensayos de tecnología aeroespacial, que tiene su sede en el propio Parque de Miñano. Tendría un plazo de nueve meses para poner a punto esta instalación.

El túnel del viento entra en una nueva etapa, pero hay que recordar que lleva en desuso desde el fallido proyecto de Epsilon Euskadi de crear una escudería vasca de Fórmula 1. Un proyecto, que ha dejado una deuda  de más de 16 millones de euros en ayudas públicas y una factura de otros 16 millones que pagan anualmente las instituciones. Desde entonces, el túnel del viento se ha utilizado apenas para rodar algunas películas, para la presentación del balón de La Liga o para realizar pruebas de aerodinámica en ciclistas. El edificio que lo acoge, con 13.700 metros cuadrados, recibió el pasado mes de septiembre la noticia de acoger a dos empresas: AVS, especializada en el desarrollo de satélites espaciales y Alisea Esco, dedicada al sector de la energía.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;