Cerrar

13/11/2015

10:04

Cine

Entrevista

'‘Un otoño sin Berlín’ habla de aceptar a la gente tal y como es'

Natxo Velez | eitb.eus

La directora zornotzarra Lara Izagirre estrena hoy en cines su primer largometraje, “Un otoño sin Berlín”, intimista historia presentada en el pasado Zinemaldia y protagonizada por Irene Escolar.

1:56
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La directora Lara Izagirre (Zornotza, 1985) cruza hoy un hito en su incipiente camino cinematográfico: este viernes se estrena en más de cincuenta salas comerciales de todo el Estado “Un otoño sin Berlín”, su primer largometraje.

Pero Izagirre no se enfrenta al reto inerme, sino reforzada por los galardones que ya ha obtenido su primer largometraje: dos menciones especiales, una en el Zinemaldia donostiarra y otra en el Festival de Cine Ópera Prima de Tudela, a la actriz madrileña Irene Escolar por su papel protagonista, y el premio del jurado joven del Festival Internacional de Nuevos Realizadores de Donibane Lohizune como mejor película.

“Un otoño sin Berlín”, en la que participa ETB, cuenta la historia de June (Irene Escolar), quien, tras vivir una temporada en Canadá, vuelve a su pueblo natal y encuentra que nada es como era antes de su partida. Inmersa en esa tesitura, intentará retomar su lugar dentro de la familia y recuperará, junto con su novio, un huraño escritor, el viejo sueño de buscar en Berlín un lugar para ser ellos mismos.

Hemos querido hablar con Lara Izagirre horas antes de que comience el periplo de la película por salas comerciales.

¿Cómo fue el proceso de crear la historia? ¿Qué te lleva a realizar “Un otoño sin Berlín”?

Creo que “Un Otoño sin Berlín” surge de una necesidad de comunicar cosas que eran importantes para mí de una forma inconsciente y que no podía transmitir si no era a través del cine.

El proceso de escritura fue muy inconsciente, no tenía claro el tema ni la trama. Con el tiempo he entendido que fue un proceso muy sincero, que tenía que ver con lo que vivía en aquellos momentos, donde no tenía claro lo que estaba viviendo yo como persona y que sería de mi vida.

Por eso la película no se centra en la trama, en las acciones dramáticas y no es solo una consecución de hechos. Yo buscaba transmitir una sensación concreta de un momento de la vida. Una sensación que tiene mucho que ver con el volver al pueblo natal y sentirse fuera de lugar, pero sobre todo creo que la película habla de aceptar a la gente que más queremos, tal y como son, sin intentar cambiarlos. Ahora, que han pasado unos años desde la escritura, creo que lo que yo estaba aprendiendo a nivel personal era eso, a aceptar la realidad como tal y a las personas como son.

Irene Escolar Ramón Barea Un otoño sin Berlín

Irene Escolar y Ramón Barea, durante el rodaje de "Un otoño sin Berlín"

June, la protagonista del film, encuentra cambiado su antiguo entorno al volver a su localidad natal después de estar un tiempo fuera. ¿En qué medida no se debe esa nueva percepción al cambio experimentado por ella misma? ¿No ha aceptado June que aquel que se va vuelve siempre, como dice Sarrionandia, a un lugar diferente al que dejó?

Es verdad, estoy totalmente de acuerdo con Sarrionandia en que aquel que se va vuelve siempre a un lugar diferente al que dejó, y eso se debe sobre todo al cambio experimentado por la persona misma, sin ninguna duda. Pero eso no quiere decir que el antiguo entorno no haya cambiado también.

En el caso de June, que se marchó del pueblo justo después de la muerte de su madre, dejó conflictos sin resolver que afectaron a todo aquel que le rodeaba.

¿Cómo describirías el peso de la localidad de Amorebieta en la película?

En la película no se especifica que sea esta localidad pero para mí rodar allí fue esencial. La entrega del pueblo, desde el Ayuntamiento hasta sus habitantes, ha sido total. Daban muchas facilidades para rodar, nos animaban y nos arroparon en todo momento. Fue algo único y muy bonito poder rodar en las calles y lugares donde he crecido.

¿Qué simboliza, por otra parte, Berlín para los protagonistas?

En cierta manera, me gusta que quede más o menos abierto para el espectador. Pero podemos decir que es un lugar donde a ellos se les abre todas las posibilidades…. Sueñan con que es el lugar donde poder ser ellos mismos.

En el equipo artístico de la película figuran, entre otros, Irene Escolar, que recibió en el Zinemaldia grandes críticas y una mención de honor por su trabajo protagonista, Tamar Novas y Ramón Barea. ¿Qué resaltarías del trabajo de cada uno de ellos?

De Irene destacaría su total entrega y su descomunal talento, sin duda alguna. Ha sido una compañera en todo este trayecto, desde que empezamos a ensayar. Para mí es una de las mejores actrices españolas. Creo sinceramente que está fantástica en la película y espero que se lleve más premios, para mí se los merece todos.

De Tamar, también su entrega y la capacidad que tiene para conseguir abordar un personaje tan complejo como el que tiene.

De Ramón, su experiencia, su cercanía, lo fácil que es comunicarse con él. Hizo que me sintiera arropada, me transmitió no solo confianza en él sino en mi misma.

¿Qué reacciones percibisteis tras el estreno que tuvo lugar en el Zinemaldia y tras recibir el premio del público joven en el festival de Donibane Lohizune? ¿Qué recorrido le prevés a la película en salas comerciales?

La verdad es que fueron muy buenas aunque todavía estamos digiriendo un poco todo lo que está pasando. Es mucha la gente que se me está acercando para decirme que la película les ha “tocado”, de una manera u otra… No sé cuánto de normal hay en esto al ser mi primera película.

La verdad es que no he querido especular con qué va a pasar y centrarme en trabajar día a día en la promoción. La película saldrá en unas 50 salas, es mucha responsabilidad.

Irene Escolar Un otoño sin Berlín

Irene Escolar, protagonista de la película

¿Qué proyectos llegarán después de “Un otoño sin Berlín”? ¿En qué trabaja ahora Lara Izagirre?

Ahora mismo estoy “cocinando” dos proyectos: una comedia y un documental. Todavía los estoy escribiendo, por lo que prefiero no hablar mucho de ellos. Lo que puedo decir es que no tienen nada que ver con “Un Otoño sin Berlín”, salvo que espero mantener mi estilo libre cuando trabajo.

La película se estrena hoy, y otros directores me han dicho que lo que tengo que hacer al día de después del estreno es ponerme a escribir la siguiente… ¡Tengo ganas de ver qué me pide el cuerpo el sábado!

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;