Publicidad
Cerrar

Zinemaldia

Zinemaldia

29/09/2017

19:52

Zinemaldia

ENTREVISTA

Fuchs y Castagnet ('Non'): 'El objetivo era hacer cine jugando'

O.A.| EITB.EUS

Han presentado su primer largometraje, 'Non', en la sección Zinemira del Festival de Cine de San Sebastián, y hemos hablado con ellos de su trabajo.

  • Ximun Fuchs eta Eñaut Castagnet. Foto: Zinemaldia

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Durante la reforma laboral de 2016, en una pequeña ciudad de Francia, la empresa Radial cierra sus puertas tras una huelga. Recién perdido su trabajo, Bruno sacará su rabia a los cuatro vientos diciendo no a la Policía. Tras el primer no, llegarán muchos más, como si se tratase de un efecto domino que le llevará a una situación extrema.

Ximun Fuchs y Eñaut Castagnet han presentado su primer largometraje, Non, en la sección Zinemira del Festival de Cine de San Sebastián, y hemos hablado con ellos.

¿Cómo surgió la idea de hacer Non?

Ximun Fuchs: Somos primos, nos conocemos, hemos trabajado juntos anteriormente y teníamos ganas de grabar una película.

Yo me he encargado del guión. Cuando estaba escribiendo eran tiempos de la huelga de Air France, y los trabajadores le arrancaron la camisa a uno de los miembros de la empresa. Emmanuel Macron —entonces ministro de Economía—, por su parte, viajó a Estados Unidos para decir que no se trataba de franceses, que se trataba de gente estúpida ("It's not about french people, it's about stupid people"). Entonces, mucha gente, una clase social entera se sintió fuera del mundo, excluida. Los trabajadores se convierten en herramientas, ya no son personas y en esas situaciones se crea un clima de humillación y brutalidad. Pasa lo mismo en las barriadas de las grandes ciudades, en los barrios pobres. Los jóvenes, la segunda generación de los inmigrantes prenden fuego a cualquier cosa para decir lo siguiente: fuego a la sociedad. No es una opción política, es un instrumento de defensa.

Había un deseo en torno a ese tema y, al mismo tiempo, queríamos contarlo como un mundo de colores y alegre. Para nosotros era importante poner de manifiesto ese mundo en la gran pantalla.

¿Cómo habéis pasado vuestras ideas del papel al cine?

Ximun Fuchs: No teníamos dinero. Como mucho teníamos para hacer un cortometraje con tres o cuatro personajes. De repente, se puso en marcha todo un pueblo —Capdenac, el lugar donde se hizo el rodaje— y conseguimos 500 personas, una iglesia, un hospital, etc. De alguna manera se refleja esa energía en la película, la gente de ese pueblo obrero estaba con nosotros.

Queriamos hacerlo, teníamos que hacerlo y lo hemos hecho. Eñaut y yo hemos pasado mucho tiempo hablando con la gente del pueblo. Nosotros les planteamos un contrato con una propuesta: jugar con nosotros a hacer cine. Han sido muy generosos con nosotros, estuvieron 19 días seguidos con nosotros: grabando, ofreciendo,...

Eñaut Castagnet: Incluso algunos de ellos gastaron todas sus vacaciones del año para ayudarnos.

Ximun Fuchs: No teníamos dinero, pero teníamos unos poderes increíbles. Al igual que los vecinos, también nos han ayudado técnicos. Gracias a esa forma de trabajar ha sido posible realizar la película.

Ha sido vuestro primer largometraje. ¿Habéis cumplido los objetivos iniciales?

Eñaut Castagnet: Yo diría que sí porque hemos conseguido hacerlo y muchas veces este tipo de proyectos comienzan, pero no terminan nunca. Por lo tanto, hemos acabado, estamos en el Zinemaldia y esto ya es una victoria. Al principio, no teníamos muchos objetivos, el objetivo era, tal y como ha dicho antes Ximun, hacer cine jugando. Además, como no teníamos un productor podíamos hacer lo que queríamos. En el cine, en la mayoría de los casos, el productor pone el dinero e impone su punto de vista en el guión, en la historia, en la manera de contar, etc. Nosotros como no teníamos ningún productor hemos tenido total libertad para hacer lo que nos planteáramos. Y lo hemos hecho.

Ximun Fuchs: Queríamos tener libertad, tener la posibilidad de hacerlo. También queríamos llegar al público y jugar con la gente.

¿Se estrenará la película en los cines?

Ximun Fuchs: Hicimos una proyección privada con la gente de Capdenac, el lugar donde hicimos el rodaje, pero el estreno oficial ha sido en el Festival de Cine de San Sebastián. El 6 de noviembre se estrenará en todas las salas de cine de Iparralde y ahora estamos trabajando para poder proyectarlo en otros sitios.

¿Tenéis en mente hacer alguna otra película?

Ximun Fuchs: Sí, tenemos la intención de hacer otra película en euskera, siguiendo con este tema. Yo creo que los artistas tenemos la obligación de participar en la construcción nacional.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto