Cerrar

Zinemaldia

Zinemaldia

18/09/2021

07:53

Zinemaldia

Entrevista

Icíar Bollaín: "La historia de Maixabel resulta casi increíble y es muy inspiradora"

Natxo Velez | EITB Media

Icíar Bollaín presenta en la Sección Oficial "Maixabel", una historia sobre los encuentros de Maixabel Lasa, viuda del político asesinado por ETA Juan Mari Jáuregui, con quienes mataron a su marido.

  • Iciar Bollaín, durante el rodaje de "Maixabel"

    Iciar Bollaín, durante el rodaje de "Maixabel"

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El Zinemaldia arranca con fuerza. Después de la gala inaugural y la entrega anoche del premio Donostia a Marion Cotillard, la cineasta Icíar Bollaín ha presentado hoy en la Sección Oficial del festival uno de los principales lanzamientos del año dentro del cine vasco: "Maixabel".

La película, que opta por la Concha de Oro, lleva la gran pantalla la verdadera historia de Maixabel Lasa, viuda Juan Mari Jáuregui (político asesinado a tiros por ETA en el año 2000), que accedió a encontrarse con quienes perpetraron el asesinato de su marido once años después de los hechos. "Todo el mundo merece una segunda oportunidad", dijo cuando le preguntaron por qué lo hizo.

 "Maixabel", escrita por Isa Campo y la propia Bollaín, cuenta con un equipo más que solvente en el que destacan los nombres de los intérpretes Blanca Portillo (Maixabel), Luis Tosar (Ibon Etxezarreta), María Cerezuela (Maria Jauregi) y Urko Olazabal (Luis Carrasco), además de la participación de Alberto Iglesias (música), Javier Agirre (fotografía), Mikel Serrano (director de arte), Alazne Ameztoy (sonido) y Karmele Soler (maquillaje). 

Hemos hablado con Bollaín sobre la película, que cuenta con la participación de EITB.

¿Qué fue lo que te hizo aceptar la propuesta de los productores para llevar a la pantalla la historia de Maixabel Lasa?

Había leído sobre los encuentros en unas entrevistas con las víctimas que publicó El País hace años, y me habían impactado mucho. La idea de que personas tan opuestas, tan distantes entre sí a priori, fueran capaces de sentarse cara a cara a hablar y a escucharse me impresionó y me hizo preguntarme cómo llegan ahí, cómo es posible que una víctima quiera sentarse ante la persona que más daño le ha hecho y cuál es el camino que hacen estos hombres que han matado para llegar también a ese lugar, frente a la víctima.

¿Cómo vive una creadora la necesidad de ceñirse a hechos reales? ¿Cómo se mide la posibilidad de tomarse licencias o no y, en caso de hacerlo, en base a qué se justifican?  

Ceñirse a los hechos reales en este caso era lo más respetuoso con los que los vivieron y también lo más rico, porque la historia de Maixabel a veces resulta casi increíble y es muy inspiradora.

Sí hay algunas licencias o adaptaciones, aunque intentamos que fueran las mínimas, y no de cosas importantes o que cambiaran la esencia de lo ocurrido. Al contarlo en forma de película, hay que dramatizar en menos de dos horas hechos y procesos personales que ocurrieron a lo largo de más de una década, y hemos concentrado un poco los tiempos, pero siempre para contar en esencia lo que ocurrió.

'Maixabel'

'Maixabel'

¿Cómo ha sido trabajar el guion junto a Isa Campo a cuatro manos y dirigir después tú la película?  

Isa es una guionista formidable. Para mí ha sido un descubrimiento y un placer trabajar con ella. Hicimos juntas el trabajo de investigación: las entrevistas con los implicados; con víctimas que habían participado, además de Maixabel por supuesto; con los mediadores; con colaboradores de Maixabel que siguieron muy de cerca el proceso; y con los dos hombres que se encontraron con ella, Ibon Etxezarreta y Luis Carrasco.

Hablamos mucho las dos de cómo abordarlo, de lo que la historia debería incluir, y luego Isa se quedó con el peso de la escritura del guion. Yo compartía con ella las distintas versiones, las discutíamos, revisábamos la estructura e Isa se volvía a quedar con ello. Y así hasta la versión definitiva.

Al dirigir la película, vuelves a elaborar algunas cosas del guion. En las semanas previas al rodaje en el que preparamos ya haciendo el casting, las localizaciones, los ensayos etc, se me ocurrieron algunas escenas que no estaban en el guion, y después en montaje también el guion evolucionó un poco más hasta el resultado final.

¿Teníais claro desde el principio cómo iba a comenzar y cómo se iba a cerrar la película o ha ido variando el planteamiento?  

Siempre fue así. La película empieza con el atentado en el año 2000. Es como un prólogo largo que sienta las bases de la historia que vamos a contar. De ahí saltamos al año 2011 y a los encuentros, que son núcleo de la película.

Y el final siempre fue el que es. Es algo que ocurrió en la realidad y que cerraba el círculo de una manera casi increíble. Hay algunas personas que nos preguntan si ese final realmente ocurrió. Y si, fue así.  

Trabajas por primera vez con Blanca Portillo y repites con Luis Tosar. ¿Qué te llevó a apostar por ellos para un reto tan mayúsculo?

Son dos actores impresionantes, muy grandes… Hacían falta actores así para encarar este reto.

Meterse en la piel de Maixabel, de lo que ha vivido y darle la credibilidad y la emoción que le da Blanca es algo impresionante. Y lo mismo Luis con el personaje de Ibon.

Tanto Ibon Etxezarreta como Luis Carrasco son hombres que han hecho un viaje largo y difícil, desde la militancia y la obediencia a ETA hasta reconocerse culpables de los crímenes que han cometido, reconocer el daño causado y expresárselo así a una de sus víctimas… Son vivencias muy extremas, y Luis consigue transmitirlas con una verdad que estremece.

Icíar Bollaín, junto a Luis Tosar y Blanca Portillo

Icíar Bollaín, junto a Luis Tosar y Blanca Portillo

En cuanto al trabajo con ellos, Blanca por su parte hizo una inmersión total en todo lo que concernía el tema. Luis hizo la suya, y luego hablamos mucho los tres durante los ensayos, analizando cada frase, a qué se refieren cada uno en cada momento.

Yo sobre todo les transmití lo que me habían comunicado los protagonistas reales, incluidos los mediadores y desde dónde creía yo que decía cada uno sus diálogos. Y después traté de darles espacio para que encontraran esa emoción y la comunicaran.

¿Cuál ha sido vuestra relación con las personas reales que se retratan en la película?   

Hablamos con todas ellas; con Maixabel, muy a menudo. Ha seguido todo el proceso muy de cerca, Isa la llamó a menudo durante la escritura del guion para conocer detalles concretos de muchas escenas.

Y después yo seguí contactando con ella, fui a su casa, nos prestó sus fotos y cuadros de Juan Mari, que están en el decorado de  la casa de Maixabel en la película, y también la llamé para preguntarle mil detalles. Ha sido siempre muy abierta y generosa. Y vino también en varias ocasiones al rodaje, una de ellas con su hija Maria.

Y con Ibon Etxezarreta y Luis Carrasco también tuvimos una larga entrevista Isa y yo para escribir el guion. Y después de nuevo las dos contactamos en diferentes momentos con ellos para conocer detalles de algunas escenas, y se prestaron siempre a colaborar.

¿Han visto la película sus protagonistas reales? ¿Qué reacciones habéis recogido hasta ahora?

La han visto casi todos, y la reacción ha sido muy buena. Era muy importante para nosotras que se sintieran bien y cómodos con el retrato que se hace de sus vivencias.

Por eso ya leyeron el guion en su momento, para que no hubiera nada con lo que no estuvieran conformes.

Blanca Portillo

Se trata de una película que se apoya en realidades muy complejas. ¿Qué tipo de espectador habéis tenido en mente a la hora de escribir el guion para añadir o eliminar referencias contextuales a los hechos que en ella se cuentan?  

Es verdad que la historia tiene detalles muy concretos y a veces complejos, como por ejemplo la situación de los presos que están en Nanclares con respecto al resto de presos de ETA.

Maixabel se estrenará en las salas de cine comerciales el próximo viernes, 24 de septiembre.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;