Publicidad
Cerrar

20/11/2015

12:11

cultura

ENTREVISTA

El ilustrador vasco que ha enamorado a los ingleses

Maider Beistegi | EITB.EUS

'Through The Looking Glass' es el último trabajo que Ángel Domínguez acaba de editar en Londres. Tres años de dedicación, con los que culmina la obra completa de Alicia, de Lewis Carroll.

2:41
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Ángel Domínguez (Galdakao, 1953) aterriza en Londres junto a su mujer Mamen para presentar 'Through The Looking-Glass' (Alicia a través del espejo), su último trabajo, en Inglaterra. En el aeropuerto le espera Dennis Hall, su editor, quien amablemente le invita a subir a un pequeño coche cargado de cientos de libros que asoman por cualquier recoveco. Ángel toma asiento en una esquina, con permiso de los ejemplares que invaden el vehículo y pregunta a su editor dónde se sentará Mamen. "Encima de usted", le contesta. "¿Y el cinturón?", "Abrácele con sus manos", responde con total normalidad.

A sus 89 años, Dennis Hall, genial editor inglés de la editorial Inky Parrot Press ha dado al reconocido ilustrador vizcaíno la oportunidad de culminar la obra completa de Alicia de Lewis Carroll, 19 años después de la publicación de 'Alice?s adventures in wonderland' (Alicia en el país de las maravillas, 1996) en Nueva York.

'Alicia a través del espejo' es seguramente el trabajo más intenso de toda la trayectoria de este ilustrador internacional, autodidacta, concienzudo, con gran sentido del humor y, sobre todo, sencillo, que empezó dibujando cómic y que ha publicado una lista larga de libros tanto en el Estado ? 'Precisamente así' (Editorial Juventud, 1999), 'Dioses y héroes de la Grecia antigua' (2000), 'Buscadores de tesoros. Cuentos de piratas' (Juventud, 2004), 'Las mil y una noches' (Juventud, 2006), 'El libro de la selva' (Juventud, 2009)-, como en Nueva York -'Alicia en el país de las maravillas' (Artisan-Workman, Nueva York, 1996)-, Japón -'El príncipe feliz'-, Rusia -'El libro de la selva'- o su querida Inglaterra ?dónde su primer editorial Michael O?Mara Books-London le ha publicado 'Diario de un ratón victoriano' (1991), 'Doce días de Navidad, Historias clásicas de animales' y 'El regalo del Rey' (2000), entre otros.

Recién llegado de Inglaterra, Domínguez nos recibe en su casa de Laredo con los recuerdos entusiastas de su encuentro con dos grandes ilustradores: Alan Lee (El Señor de los anillos) y Brian Froud (Hadas). "Estuvimos en la famosa feria de Glastonbury y Alan Lee me vino a recoger al hotel donde me alojaba y me hizo de taxista. Es un dibujante excepcional y una persona muy humilde que me ha dicho que le gusta lo que hago". Y es que su trabajo como ilustrador le ha puesto en contacto con ilustradores, escritores y editores de todo el mundo. No sólo Alan Lee, la Reina Rania de Jordania también se rindió ante los dibujos del galdakoztarra, y le encargó ilustrar 'El regalo del rey', un tributo de la reina Rania al fallecido rey Hussein. El cine también ha sentido interés por su trabajo: "Geraldine Chaplin quería llevar mi Alicia al cine, pero al final no pudo ser".

Alicia a través del espejo

La historia de Alicia tiene un significado especial para el ilustrador vasco, "tanto que me hice ilustrador gracias a un dibujo que Arthur Rackham hizo para su versión del primer libro de Alicia; 'The mad tea party'. El arte que se desprende de ese dibujo fue decisivo para mí, no solo quería ilustrar la historia de Carroll, sino que necesitaba hacer bellas ilustraciones como esa. Me pareció el más bello rincón del mundo de la fantasía?. Para este constructor de universos de fantasías la inspiración viene con los ojos cerrados: "Dormir, soñar..incluso tener pesadillas, la fantasía es lo que nos permite navegar mejor por la vida en la nave Tierra. Esa es la clave de todo: soñar".

Alicia a través del espejo

(Portada del libro 'Through The Looking-Glass')

Varias batallas

El ilustrador vizcaíno ha tenido que hacer frente a una doble batalla en la realización de su último trabajo: la creativa, por presentar una nueva versión de Alicia, y la personal, por un problema de salud que le apartó de los dibujos durante un año. "Alicia está continuamente sobresaltada, apenas sonríe, porque vive auténticas pesadillas. A mí me ha pasado lo mismo al ilustrar sus aventuras. Yo siempre intento introducir humor en mis dibujos. Lo hice en 'Alicia en el país de las maravillas', y he descubierto que en 'Alicia a través del espejo' no lo he hecho, debido a mis problemas con el trabajo: tuve un derrame cerebral y mi madre murió hace pocos meses. Pero he sobrevivido al derrame. Así que esta segunda parte de la historia ha quedado más auténticamente Carroliana y he hecho hincapié en lo asombroso, en la parte artística y documental, que me ha llevado un gran trabajo".

Alicia

El trabajo de Domínguez, aplaudido por los grandes conocedores de la obra de Carroll como Selwyn Goodacre, comienza con la investigación de sus personajes. Y basta dar un vistazo al salón de su casa para darse cuenta de que este ilustrador vizcaíno, que siente debilidad por la obra de Arthur Rackham es, ante todo, un gran lector y un laborioso coleccionista. "Antes de ponerme a dibujar, mi trabajo es el de investigación, como el de Sherlock Holmes, porque no solo hay que estudiar qué hay detrás de cada palabra, sino cómo son los personajes, vestirlos, hacerlos actuar, ponerles fondos? Es uno de los trabajos más laboriosos que existen en el mundo del arte".

 

Alicia a través del espejo (Ange Domínguez)

Tres años dedicado a Alicia

Domínguez ha dedicado tres años de trabajo a este libro de 160 páginas para el que ha creado 50 dibujos que la editorial inglesa publica en tres ediciones artesanales. "En mi libro aparecen dos Alicias diferentes: una rubia, mi personaje del primer libro y otra morena para este otro, que es lo que mi Alicia rubia sueña y desea ser, como soñamos muchos en la niñez, en ser otros y vivir aventuras". Una Alicia morena, el propio Lewis Carroll como el Caballero Blanco, y él mismo autorretratado como el Caballero Rojo, "en una incruenta lucha de justas medieval entre el escritor y el ilustrador" son los guiños que Domínguez hace en su interpretación documentada del clásico de la literatura infantil inglesa.

Alicia

(Lewis Carroll como el Caballero Blanco)

Alicia

(Ángel Domínguez como el Caballero Rojo)

El libro, al igual que la loca partida de ajedrez de su protagonista, abarca más sorpresas: "El primer dibujante de Alicia, Tenniel, dijo a Carroll que no quería ilustrar un capítulo, 'The wasp in a wig' (Una avispa con peluca) que no le gustaba. Con ese capítulo yo he hecho todo un libro, porque al contrario de la opinión de Tenniel, de que no era una buena historia, yo creo que es comparable a la fábula de Esopo, en la que critican a un molinero por cualquier idea de utilizar su burro. Del mismo modo, critica a una avispa por su calva, por no llevar una peluca, luego por llevarla?y recuerda también a Lao Tzu cuando escribe: ?Persigue la aprobación de la gente y serás su prisionero".

Alicia a través del espejo

('The wasp in a wig')

 

Fiel a esa frase, Ángel Domínguez demuestra que es un soñador incansable, un creador libre, que se reinventa en cada trazado. En su mesa de trabajo situada en el ático se agolpan docenas de dibujos de sirenas y hadas, que esperan poder mostrarse en una nueva publicación?¿El próximo proyecto? "Me gustaría hacer algo relacionado con la mitología vasca".

Angel Dominguez

(Ángel Domínguez, en su casa de Laredo)

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto