Cerrar

23/05/2013

09:32

Athletic Club

Adiós a un gran estadio

Jugadores rivales que han recibido ovaciones en San Mamés

Josu Bilbao

Xavi Hernández, Michael Laudrup, Ryan Giggs, Rafa Gordillo, Juan Carlos Valerón, Gaizka Mendieta... son muchos los jugadores rivales que la especial afición de San Mamés ha reconocido entre aplausos.

  • Ryan Giggs y De Marcos. Foto: EFE

    Ryan Giggs y De Marcos. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Enviar

San Mamés ha demostrado en sus cién años de historia que tiene otra forma de entender el fútbol. Un público que ha sido exigente con su equipo, que siempre ha estado apoyándolo hasta en los momentos mas complicados y que ha sabido reconocer al rival, como en ningún otro estadio se ha hecho.

El caso más reciente ha sido el del centrocampista del Barcelona Xavi Hernández, que abandonó el terreno de juego de La Catedral entre apalusos, en el Athletic-Barcelona 2-2. El jugador catalán también fue despedido con una ovación en la Supercopa del 2009. Xavi reconoció tener un cariño especial a San Mamés y se mostró muy agradecido a la afición que llegó a ponerle "la piel de gallina".

Juan Carlos Valerón es otro jugador en activo que ha recibido el cariño de la grada de San Mamés. El canario, jugador veterano de la Liga de una clase esquisita, ha salido ovacionado en más de una ocasión vistiendo la camiseta del Deportivo.

Otro momento memorable para los aficionados que pudieron prensenciar la gesta del Athletic contra el Manchester United en la Liga Europa del 2012, es y será la de la impresionante ovación que se llevó Ryan Giggs. El galés, historia viviente del fútbol, recibe aplausos en casi todos los estadios que pisa, pero la grada de La Catedral se puso en pie para despedirle a lo grande. Otro estandarte del Manchester United como el capitán Patrice Evra, reconoció el gesto a la grada devolviendo el aplauso mientras Giggs salía del terreno de juego.

Varios de los jugadores más importantes, estrellas de sus respectivos equipos también han sido aplaudidos en Bilbao. Es el caso de Di Stéfano o Cruyff, que despertaron la admiración de la grada de San Mamés jugando con el Real Madrid y el Barcelona. Zinedine Zidane también recibió una merecida ovación en La Catedral vistiendo la camiseta merengue, al igual que el danés Michael Laudrup, en un partido que terminó 0-5 para el equipo madrileño.

También merecen una mención especial las ovaciones que se llevaron Rafael Gordillo y Juanito, que jugaron sus últimos partidos con el Real Madrid en San Mamés. Gordillo se marchó del terreno de juego entre aplausos a pesar de que los rojiblancos perdieron por 1-4, y el de Almendralejo recuerda hoy en día con cariño la despedida. "San Mamés es un estadio muy agradecido".

Los jugadores vascos han sido bien recibidos por norma general, pero una de las más destacadas fue la de Gaizka Mendieta que se llevó un gran aplauso del público de La Catedral en 1998. El centrocampista, por entonces jugador del Valencia, no dudo a la hora de denominar el estadio de San Mamés, como un campo "especial".

Otro caso único fue la vuelta del actual entrenador del Bilbao Athletic, el ‘Cuco’ Ziganda, a San Mamés vistiendo la camiseta de Osasuna. Ziganda, declaró tras el encuentro que no le respondían las piernas por la ovación que recibió.

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;