Publicidad
Cerrar

08/03/2021

12:36

Internacional

Reino Unido

Meghan Markle acusa de racismo a la familia real británica

E. G. | EITB MEDIA

La duquesa de Sussex ha contado en una entrevista que dentro de la familia real hubo preocupación por "cuán oscura sería la piel" de su hijo.

  • Markle y el príncipe Harry.

    Markle y el príncipe Harry, en una imagen de EFE.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, ha denunciado racismo en la institución monárquica británica, ya que según ha desvelado antes de que naciera su hijo hubo preocupación por "cuán oscura sería la piel de Archie cuando naciera", debido a que  la propia Markle es mestiza y con raíces afroamericanas. 

En una entrevista emitida este domingo en Estados Unidos, Markle también ha revelado que durante ese embarazo tuvo pensamientos suicidas y ha afirmado que la Casa Real se negó a ayudarla. 

"En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo (...) preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera", ha dicho Meghan.

La duquesa ha precisado que esos comentarios racistas se pronunciaron en "conversaciones que la familia tuvo" con Enrique, pero se ha negado a identificar a quienes los articularon, al afirmar que "eso sería muy dañino para ellos".

El duque, que se ha incorporado más tarde a la entrevista, ha confirmado que la conversación giró en torno a "qué aspecto iban a tener los hijos" que tuviera con Meghan, pero se ha negado a dar más detalles al respecto. "Es una conversación de la que nunca voy a hablar", ha afirmado Enrique, quien ha agregado que fue "chocante".

Meghan también ha revelado que su salud mental empeoró notablemente durante su primer embarazo, y que llegó un punto en el que tuvo que hablar en serio con Enrique porque tenía pensamientos suicidas "muy claros, reales y constantes, que daban miedo". "Simplemente, ya no quería estar viva", ha subrayado.

La duquesa ha dicho que acudió a "una de las personas de mayor rango en la institución" de la Casa Real y le "suplicó que le ayudara" a mejorar su salud mental, pero le respondieron "que no, que no podían hacer nada" por ella.

"Nunca hicieron nada, así que tuvimos que encontrar una solución", ha agregado Meghan, en aparente referencia a la decisión de ambos de apartarse de la monarquía y empezar una nueva vida fuera del Reino Unido.

Por su parte, el príncipe Enrique ha justificado la decisión de abandonar la Casa Real por miedo a que "la historia se repita", en referencia a su madre, la princesa Diana, y por la "falta de apoyo y comprensión", mientras que ha confesado sentirse atrapado "dentro del sistema", como también lo están su padre y su hermano, ha añadido.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto