Cerrar

08/06/2021

12:59

Internacional

operación policial global

800 detenidos en la mayor operación de la historia contra el crimen encriptado

O.P. | EITB MEDIA

Cuerpos policiales del mundo entero han colaborado en la operación. La estrategia se ha basado en crear una app supuestamente 'segura' para atraer a los criminales y acceder así a sus comunicaciones.

  • Primer ministro de Australia Scott Morrison y el portavoz de la Policía Federal de Australia.

    Primer ministro de Australia Scott Morrison y el portavoz de la Policía Federal de Australia. EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

¿Cómo acceder a los mensajes entre criminales de bandas organizadas? Ofreciéndoles un soporte de comunicación aparentemente ‘seguro’ para ello. Esa ha sido la estrategia ‘trampa’ que ha permitido poder llevar a cabo la mayor operación policial de la historia contra la comunicación cifrada.

En los últimos días se han llevado a cabo una serie de acciones policiales a gran escala en 16 países que han resultado en más de 700 registros domiciliarios, más de 800 detenciones y la incautación de más de 8 toneladas de cocaína, 22 toneladas de cannabis y resina de cannabis, 2 toneladas de drogas sintéticas (anfetamina y metanfetamina), 6 toneladas de precursores de drogas sintéticas, 250 armas de fuego, 55 vehículos de lujo y más de $ 48 millones en diversas monedas y criptomonedas a nivel mundial.

La operación conocida como OTF Greenlight / Trojan Shield  ha sido una macro-operación coordinada a nivel mundial, donde han participado la Oficina Federal de Investigaciones de los EE. UU. (FBI), la Policía Nacional Holandesa (Politie) y la Autoridad de Policía Sueca (Polisen), en cooperación con la Administración de Control de Drogas de EE. UU. (DEA) y otros 16 países: Australia, Austria, Canadá, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Alemania, Hungría, Lituania, Nueva Zelanda, Holanda, Noruega, Suecia, Reino Unido, (Escocia) y Estados Unidos.

La estrategia ha consistido en desarrollar y ofrecer un dispositivo encriptado con características buscadas por las redes del crimen organizado, como borrado remoto y contraseñas de coacción, para persuadir a las redes criminales para que cambien al dispositivo.

Desde 2019, la Oficina Federal de Investigaciones de EE. UU., en estrecha coordinación con la Policía Federal de Australia, desarrolló estratégicamente y operó de manera encubierta una empresa de dispositivos cifrados, llamada ANOM, un producto accesible en el mercado negro, que creció para dar servicio a más de 12 000 dispositivos cifrados a más de 300 organizaciones criminales que operan en más más de 100 países, incluido el crimen organizado italiano, las bandas de motociclistas fuera de la ley y las organizaciones internacionales de tráfico de drogas. 

El objetivo de la nueva plataforma era apuntar al crimen organizado global, el narcotráfico y las organizaciones de lavado de dinero, independientemente de dónde operaran.

Mediante esta ‘trampa’ han podido acceder a las conversaciones y discusiones que las y los usuarios criminales mantenían en ANOM, obteniendo 27 millones de mensajes, que han sido analizados durante 18 meses por el FBI y los otros 16 países de la coalición internacional, apoyados por Europol y en coordinación con la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos.

Balance en cifras de la operación policial

Balance en cifras de la operación policial (EUROPOL)

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;