Cerrar

Internacional

GAS RUSO

Las sospechas de un posible sabotaje planean sobre las fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2

AGENCIAS | EITB MEDIA

Las autoridades de Dinamarca han informado de una fuga en el Nord Stream 2 en aguas danesas en el Báltico y de otras dos en el Nord Stream 1. Ambos están fuera de servicio. La Comisión Europea ha evitado especular sobre sabotajes al no disponer aún de "elementos" que permitan conocer el motivo.

1:24
Gasoducto Nord Stream

Euskaraz irakurri: Zenbait gobernuk uste dute Nord Stream 1 eta 2 gasbideetan izandako ihesen atzean sabotajea egon daitekeela

El Gobierno de Dinamarca ha declarado este martes la emergencia en los sectores eléctrico y gasístico tras detectarse en las últimas horas tres fugas en los gasoductos Nord Stream 1 y 2. Además, ha prohibido la navegación en un radio de cinco millas alrededor de las zonas de las fugas y, los vuelos, en un área de un kilómetro.

Las autoridades danesas informaron inicialmente de una fuga en el Nord Stream 2 en aguas danesas en el Báltico y, posteriormente, de otras dos en el Nord Stream 1, una en aguas de este país nórdico y otra en las de la vecina Suecia, cerca de la isla de Bornholm.

"La rotura de las tuberías ocurre rara vez, por eso vemos motivo para aumentar el nivel de emergencia como resultado de los hechos ocurridos el último día. Queremos asegurar la vigilancia minuciosa de la infraestructura crítica para reforzar la seguridad de suministro", consta en un comunicado.

Ambos gasoductos están fuera de servicio: el Nord Stream 1 lleva detenido semanas tras alegar Rusia una fuga de aceite; el otro nunca estuvo en funcionamiento.

Sospechas de sabotaje

Las sospechas de un posible sabotaje planean sobre las tres fugas detectadas en los gasoductos rusos Nord Stream 1 y Nord Stream 2. 

El Gobierno de Rusia se ha mostrado "muy alarmado" por los daños que han sufrido simultáneamente tres tuberías de ambos gasoductos, y según ha asegurado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, "no se puede descartar ninguna versión". 

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, también ha apuntado a un "acto de sabotaje". "Podemos ver claramente que es un acto de sabotaje, un acto que probablemente marca la siguiente etapa en la escalada de la situación a la que hacemos frente en Ucrania", ha señalado.

La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, ha afirmado que "es difícil imaginar" que las fugas "sean accidentales", después de que el Kremlin haya pedido no descartar ninguna posibilidad. Ha subrayado que "no se puede descartar" la posibilidad de un sabotaje y ha dicho que, si bien "es pronto para sacar conclusiones", se trata de "una situación extraordinaria".

El Gobierno de Ucrania ha hablado directamente de "un ataque terrorista planeado por Rusia", sumándose así a la hipótesis del sabotaje. El asesor de la Presidencia, Mijailo Podoliak, ha señalado que Rusia, con este "acto de agresión", quiere "desestabilizar la situación económica" en Europa y "provocar el pánico antes del invierno". La "mejor respuesta", a su juicio, pasa por enviar más ayuda militar a Ucrania.

La Comisión Europea, por su parte, ha evitado "especular" sobre posibles sabotajes al no disponer aún de "elementos" que permitan conocer el motivo de los problemas. "No vamos a especular sobre si es sabotaje o no. No tenemos información sobre los elementos para determinar cuál es la razón de las fugas", ha señalado en rueda de prensa el portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Eric Mamer.

Según el diario alemán Tagesspiegel, se barajan dos posibilidades sobre la autoría de los supuestos ataques contra ambos gasoductos.

Por un lado, podría ser obra de fuerzas ucranianas o fuerzas relacionadas con Ucrania o bien podría tratarse de una operación de "falsa bandera" por parte de Rusia para generar más incertidumbre y posiblemente hacer subir de nuevo el precio del gas, señala la publicación.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto