Cerrar

Internacional

Comunidad Política Europea

La UE y sus vecinos ahondan en el aislamiento de Rusia construyendo un nuevo bloque político en Europa

Agencias | EITB MEDIA

Jefes de Estado y Gobierno de los países de la UE y otros vecinos aliados, como el Reino Unido, Noruega y Ucrania, han creado un bloque llamado Comunidad Política Europea, que este jueves se ha reunido por primera vez.

1:20
Comunidad política europea

Euskaraz irakurri: 44 herrialdek bloke politiko berria eratu dute Europan, Errusia bakartuta

Jefes de Estado y de Gobierno de 44 países europeos se han reunido este jueves en Praga (República Checa) en la primera cumbre de lo que se ha denominado la Comunidad Política Europea. La cita ha servido para debatir el planteamiento que ayer hizo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre la necesidad de establecer una "nueva hoja de ruta" para contener el precio del gas.

Además de los jefes de Estado y de Gobierno de los 27, han acudido a la cita los representantes de seis países de los Balcanes (Albania, Macedonia del Norte, Kosovo, Serbia, Bosnia y Montenegro), Reino Unido así como los cuatro países del EFTA (Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein) junto a Ucrania y Moldavia, que tienen ya estatus de candidatos, además de Georgia, Armenia y Azerbaiyán. Además, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha intervenido en la reunión telemáticamente.

Precisamente, el primer ministro de Bélgica, Alexander de Croo, ha destacado la ausencia de Rusia y Bielorrusia en la cumbre, prueba de lo "aislados" que están ambos del resto del continente.

Aunque la idea de esta nueva comunidad surgió del presidente de Francia, Emmanuel Macron, y fue bendecida más tarde por el resto de los 27, desde la Unión Europea se afanan en subrayar que no se trata de un proyecto de integración paralelo al de ampliación, sino de un "proceso intergubernamental" en el que todos tienen el mismo peso.

Para agilizar los trabajos, los 44 líderes se han dividido en cuatro grupos de trabajo, dos de ellos sobre paz y seguridad y otros dos sobre energía, clima y situación económica. No obstante, la guerra en Ucrania y la mayor crisis energética en Europa de los últimos 50 años han dominado la agenda.

No hay consenso sobre el tope al gas

Von der Leyen propuso ayer una "hoja de ruta" con cuatro bloques de ideas que pasan, primero, por seguir negociando precios con suministradores "de confianza", como Noruega y Estados Unidos y, en paralelo, continuar desarrollando una plataforma de compras conjuntas de gas en la UE para evitar que la competencia entre países eleve los precios del gas natural licuado (GLN).

En segundo lugar, la presidenta de la Comisión también abogó por extender a toda la UE la "excepción ibérica" que limita el contagio de la carestía del gas a la electricidad en España y Portugal, mientras se prepara una reforma de calado del mercado eléctrico.

15 Estados miembros, entre los que se cuentan Francia, Italia, España, Polonia, Bélgica, Eslovenia, Portugal o Grecia, llevan semanas presionando para que la UE imponga un precio máximo de compra a todas las importaciones de gas, y de paso, para que se reforme el índice de referencia del precio del gas en la UE, el TTF de Ámsterdam, que consideran que no refleja el peso en el mercado del GLN y es terreno fértil para la especulación. Von der Leyen coincidió en que es necesario crear una alternativa al TTF, y asocia a esa idea un posible precio máximo de compra al gas mientras se diseña. Esta reforma es rechazada por Países Bajos, Alemania o los países nórdicos.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto