Cerrar

Sociedad

LOTERÍA NAVIDAD 2012

Nos ha tocado el gordo pero ¿Por qué tan poco?

L. Sainz

Bilbao

La venta de números sueltos en máquinas validadoras de Bilbao, Derio, Gasteiz y Tudela en lugar del tradicional décimo nos deja sin "lluvia de millones".

  • Maite Madariaga, delegada en Bizkaia de LAE, señala el número del gordo que ha vendido en Bilbao.

    Maite Madariaga, delegada en Bizkaia de LAE, señala el número del gordo que ha vendido en Bilbao.

Poco después de las diez de la mañana salía el gordo de la lotería de Navidad 2012, el 76058 y los compañeros que seguían la lotería de Navidad minuto a minuto por Internet, la tele y la radio se apresuraban a "recitar" los lugares donde se había repartido la suerte.

Así, sabíamos que "parte del gordo se ha repartido en Bilbao, Derio, Vitoria-Gasteiz y Tudela". Parecía que estábamos de suerte, aunque no nos hubiera tocado a quienes estábamos trabajando, como nos indicaba el buscador de eitb.com para comprobar loteria de navidad 2012 .

Pensábamos que podríamos contar que iba a volver una parte importante de los más de 200 millones que los vascos nos hemos gastado en lotería de Navidad este año y que los periodistas íbamos a poder usar el manido "lluvia de millones" referido a Bizkaia, Álava y Navarra.

Pues no. Sólo ha habido unos poquitos afortunados, cada uno de los cuales se embolsará 400.000 euros, libres de impuestos por última vez. Los responsables de las administraciones de Bilbao y Derio decían en Radio Euskadi que han vendido un décimo cada una. Se supone que en Gasteiz y Tudela ha ocurrido algo muy similar. Total: 1,6 millones de euros.

Una cifra nada despreciable, pero que se aleja de la auténtica "lluvias de millones" que han dejado las 130 series vendidas al este de Madrid, en Alcalá de Henares: 520 millones de euros. Eso sí que es una lluvia de millones...

La diferencia: El efecto "validadora"

¿Por qué esta diferencia? En los casos de Bilbao, Derio, Vitoria-Gasteiz y Tudela se ha tratado de décimos sueltos vendidos en "validadoras". Para entendernos, es como cuando vas a hacer una Primitiva y le dices a la persona que te atiende que "te lo haga la máquina" validadora.

Pues en la lotería de Navidad, se puede optar porque la máquina haga la elección o se le pida un número concreto y en lugar de llevarte a casa el décimo de toda la vida te llevas un resguardo como el de la primitiva.

Este "efecto validadora" hace que, además del detalle estético y hasta un puntito nostágico de no llevar un décimo de lotería de Navidad "de los de toda la vida" encima, los premios sean todavía más repartidos que nunca. Antes, cuando se hablaba de que una administración había vendido parte de un premio era porque, al menos, había vendido una serie (10 décimos).

Si así hubiera sido, a nuestros lares hubieran llegado, al menos 16 millones de euros... Pues no.

Si a no poder usar tanto lo de la "lluvia de millones", unimos que cada vez usamos menos el otro clásico de "al menos nos queda la salud", la compra por Internet y el detalle de la tributación al 20% de los premios a partir del año que viene no queda más que recurrir a la frase con la que Simone Signoret tituló su autobiografía: "La nostalgia ya no es lo que era". Las lluvias de millones, tampoco.

Eguberri On!

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto